Mundo Obrero

TUCUMÁN

Trabajadores del ingenio Santa Bárbara reclamaron en el centro por sus puestos de trabajo

Desde Aguilares se trasladaron hasta la casa del empresario Colombres y la Casa de Gobierno. No hay respuestas

Viernes 12 de julio | 20:40

Tras más de 40 jornadas cortando la ruta 38 en Aguilares, en la mañana de hoy los trabajadores del ingenio Santa Bárbara trasladaron su reclamo a la Capital. Los obreros y sus familias protestaron frente al domicilio de Julio Colombres, dueño de la firma propietaria del ingenio, y luego se trasladaron a la Casa de Gobierno.

Los trabajadores se encuentran en una situación es más que preocupante ya que a la deuda salarial por zafras anteriores se suman 11 meses que están sin trabajo. Para estas 400 familias se suma la incertidumbre de saber quién se hará cargo del ingenio y si molerá este año. Hace casi más de mes que tienen siempre la misma noticia donde “habría interesados para hacerse cargo de arrendar el ingenio”, pero no hay respuestas concretas al día de hoy que haga que aseguren todas las fuentes laborales.

En la casa de Colombres hubo una reunión de donde tampoco surgieron novedades. Según José Coria, delegado de la FOTIA, en la reunión el propietario la firma Azucarera J. M. Terán afirmó que está dispuesto a las negociaciones –como también reafirmó en la Secretaría de Trabajo– pero que no están dadas las condiciones para aceptar el convenio para el arriendo. “El industrial interesado en hacerse cargo sería (Jorge) Rocha Ferro pero hay otro agente interesado a nivel nacional”, aseguró Coria.

Mientras tanto los obreros están pagando todas las consecuencias porque siguen sin trabajar, hay muchos trabajadores que no pueden seguir esperando más y que hay familias en extrema pobreza. La municipalidad de Aguilares solo les dio durante dos meses $2000 por cada fecha de cobro, un subsidio totalmente miserable.

Mientras, los industriales aseguran que este año lo más probable es que los ingenios Santa Bárbara y San Juan no molerán. Rocchia Ferro y las patronales le reclaman al Gobierno nacional que suba el precio del bioetanol, como fuente de sostener sus negocios. Este reclamo fue compartido y asumido como un compromiso por Alberto Fernández, en su última visita.

En Casa de Gobierno no quisieron recibir a los trabajadores

Luego de la reunión, donde no se llegó a nada, los trabajadores se movilizaron a la Casa de Gobierno, con la intención de reunirse con un representante del Gobierno provincial y hacer oír sus reclamos. Pero como es de esperar siempre que se trate de la agenda prioritaria para los trabajadores, nadie los recibió.

El gobernador Manzur llenó las paredes de afiches e interrumpía todos los mediodías a la hora de la comida con un spot prometiendo que iba a “cuidar el futuro y el trabajo”. Pero hoy su Gobierno brilla por ausencia cuando cientos de familias trabajadoras pueden quedar en la calle.

Palina y la FOTIA: aliado de las patronales, fantasmas en los conflictos

En este conflicto no se puede pasar tampoco por alto papel que viene jugado Roberto Palina, quien es al mismo tiempo legislador elector por el oficialismo, secretario de Trabajo provincial y secretario general de la FOTIA. En todo este tiempo no les dio ninguna salida a los trabajadores en donde se mantengan todos los puestos de trabajo. Por el contrario, la FOTIA es responsable de embellecer las propuestas de las patronales, que son en realidad migajas cuando hay un conflicto. Plantea como solución los subsidios del gobierno o aceptar planes de arrendamiento donde se reducen los puestos de trabajos. Modestos aportes para los trabajadores comparado con los millones que reciben los empresarios en concepto de subsidios y exenciones impositivas.

Cabe recordar que la FOTIA cumplió un rol central para que no se desarrollen los conflictos y se profundicen los vaciamientos en los distintos ingenios y otros ataques. Por ejemplo, en el San Juan intervinieron el sindicato para evitar que los trabajadores se movilicen contra la vieja conducción del sindicato.

El mismo Palina dijo que “el Santa Bárbara tiene que moler, porque es un ingenio que está en condiciones, produce alcohol para mezcla de combustible, el bioetanol, es decir que tiene una riqueza importante, por eso Santa Bárbara no puede estar ajeno a esta zafra”. La frase la pronunció durante una reunión a principio de año con la firma de Colombres, cuando se resolvió que este grupo se desprendería del ingenio Ñuñorco para poder asegurar la zafra del Santa Bárbara. Entonces parece ser que se el secretario de trabajo y secretario de la FOTIA decía palabras solo para calmar las aguas en ese momento, ya que hoy brilla por su ausencia en el conflicto que están llevando los trabajadores del ingenio que él mismo dijo que debería moler.

Hay que pelear por la defensa de todos los puestos de trabajo, asegurando los salarios y las condiciones laborales. Con la exigencia a la FOTIA de un paro y un plan de lucha en el que sumen también los reclamos de otros ingenios, como el San Juan o las recientes deudas a trabajadores del Marapa. Si las patronales cuentan con el apoyo del gobierno provincial y la vista gorda de los sindicatos, la lucha para defender los puestos de trabajo debe apelar a la solidaridad y simpatía del pueblo trabajador.






Temas relacionados

Jorge Rocchia Ferro   /   Trabajadores azucareros   /   Azúcar   /   FOTIA   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO