Mundo Obrero

HOSPITAL CASTRO RENDÓN

Neuquén: una vez más… los trabajadores destaparon la olla

Los trabajadores del sector cocina del del hospital más grande de Neuquén, Castro Rendón, tal como lo resolvió la asamblea iniciaron hoy martes 6 de enero, medidas de fuerza cansados de trabajar en medio de escombros, soportando temperaturas de hasta 45 grados sin aire acondicionado.

Flor Peralta

Trabajadora del Hospital Castro Rendón Agrupación Violeta Negra de ATE

Martes 6 de enero de 2015 | 18:57

Los trabajadores del sector cocina del Hospital de Neuquén, tal como lo resolvió la asamblea iniciaron hoy martes 6 de enero, medidas de fuerza cansados de trabajar en medio de escombros, soportando temperaturas de hasta 45 grados sin aire acondicionado. El reclamo sigue siendo mejores condiciones de trabajo y de atención a los pacientes y a los trabajadores del hospital ya que hasta que no esté la cocina funcionando a pleno sólo se cocina para pacientes y se compran viandas de mala calidad y muchas veces en mal estado para los trabajadores.

Desde las 9 hs. el reclamo de los trabajadores de la cocina se hizo sentir con los bombos y redoblantes: con los trabajadores de otros servicios que se acercaban a solidarizarse; el apoyo de la comunidad a la que los trabajadores/as informaban con un volante; los carteles con los que creativamente los trabajadores empapelaron el hospital denunciando y escrachando al Director y las autoridades; la repercusión de en los medios de la zona y la firme decisión de los trabajadores de plantarse y luchar por sus derechos.

El reclamo se hizo sentir y llegó a las oficinas del director Lammel que a una hora de comenzado el retiro recibió a un grupo de trabajadores/as de la cocina acompañados por los delegados de ATE del Sector y la Junta Interna de ATE del Hospital.

En esta reunión se expuso la grave situación que está atravesando el sector y las pésimas condiciones de trabajo. El director se comprometió a la colocación de un aire acondicionado provisorio en los próximos días y a reiniciar las obras en forma inmediata con un plazo máximo de finalización de las mismas en 90 días.

Con relación a la calidad de las viandas para el personal del hospital, y las reiteradas denuncias que realizamos, transmitimos nuestra preocupación por las consecuencias para la salud de los trabajadores de las viandas en mal estado. Se responsabilizó y comprometió a acelerar las obras para que la cocina pueda funcionar a pleno y garantizar un servicio público de cocina para los trabajadores y a realizar las denuncias correspondientes en caso de viandas en mal estado. Se acordó que todo trabajador que reciba una vianda en mal estado la tiene que llevar a la dirección, para que realmente haga cargo, se responsabilice y denuncie a la empresa.

Pero los trabajadores de la cocina y del hospital sabemos que para que las autoridades cumplan con el “compromiso” asumido, tenemos que seguir en estado de alerta y movilización y volver a movilizarnos si no cumplen.

Desde la Junta Interna ATE acompañamos y vamos a seguir acompañando a los trabajadores en cada uno de los reclamos de su sector pero promoviendo la unidad, organización y lucha de los trabajadores. Porque como lo demostraron los trabajadores de la cocina, hoy una vez más, todo hasta lo más mínimo que conseguimos los trabajadores es con nuestra lucha y organización.






Temas relacionados

Hospital Castro Rendón   /   Salud   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO