CONFERENCIA MATUTINA

Vacuna, libre expresión y crímenes contra migrantes en la mañanera

Desde Palacio Nacional, esta mañana se habló también sobre el feminicidio de Mariana Sánchez y el asesinato del defensor del territorio Fidel Heras.

Miércoles 3 de febrero | 12:18

Este miércoles, Olga Sánchez Cordero arrancó la conferencia matutina del Gobierno Federal desde Palacio Nacional con un mensaje sobre la "libertad de expresión". En particular se refirió a que las conferencias del Gobierno son una expresión de este derecho. Esto derivado de la discusión de las últimas semanas en torno a la facultad de empresas como Facebook y Twitter para censurar contenido a discreción, medida que, de instalarse como método regular, golpeará con mayor fuerza a individuos y colectivos críticos al estado de las cosas. 

Por su parte, Hugo López-Gatell, ofreció un resumen de su conferencia vespertina de ayer, en donde destacó una vez más el llamado a la responsabilidad individual de la población en el curso de la pandemia. Reiteró la noticia sobre la Sputnik V y ahondó sobre el colapso de la plataforma para registrar a adultos mayores de 60 años, inaugurada ayer, y aseguró que se realizaron ajustes técnicos para optimizar su funcionamiento y extender sus horarios a 24 horas.

Ante la avidez que generó el anuncio del inicio de registro —pese a que las vacunas aún no han llegado a México—, el subsecretario de salud aseguró que "habrá vacunas para todos". Sobre las posiciones antivacuna que ponen en duda la calidad y efectos de la fórmula rusa, como la de Lilly Tellez, López-Gatell hizo un recuento histórico sobre el proceso de erradicación de enfermedades como la viruela y el manejo de el sarampión y calificó de "anticientíficas" y "aberrantes" las opiniones que aseguran que la vacuna contra covid está fabricada con restos humanos. 

Durante la participación de la prensa, destacó el señalamiento en contra deLilly Tellez por lavado de dinero. Sánchez Cordero aseguró que no existe denuncia formal en su contra y que había que preservar ante todo la "presunción de inocencia". Cabe destacar el doble rasero que persigue y encarcela activistas como Kenia Hernández sin pruebas ni investigación de por medio mientras, ante una acusación frontal, no ofrece ni siquiera una gestión para esclarecer el asunto. 

Cuestionada por los señalamientos en contra de la Comisión Nacional de Derechos Humanos por ocultar información sobre violaciones a los derechos de migrantes, así como por la responsabilidad en ella de las mismas autoridades locales y federales, Sánchez Cordero aseguró que debían investigarse. En particular sobre la CNDH, Cordero llamó al organismo para transparentar información, denunciar y emitir recomendaciones como tarea prioritaria. 

Sobre la masacre migrante de Camargo, Tamaulipas, Sánchez Cordero reivindicó la labor de la Fiscalía y de todos los niveles de gobierno involucrados en las investigaciones. Aunque admitió casos de violaciones de derechos protagonizados por el mismo Instituto Nacional de Migración, no mencionó la responsabilidad comprobada de las Fuerzas Armadas, así como de las distintas policías en estos abusos, como parte de la red de violencia e impunidad que enfrentan miles de migrantes todos los días. 

Sobre el feminicidio de Mariana Sánchez Dávalos y las irregularidades en torno a su caso, Sánchez Cordero aseguró que éste sería un episodio que marcará un "antes y un después" en torno a la labor de médicos que realizan su servicio social en distintas comunidades del país —y no sobre feminicidio— y adelantó la conformación de un equipo integrado por autoridades de Chiapas y federales para llevar adelante las investigaciones. Se dijo "indignada" por este crimen, declaración irónica viniendo de quien, como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, votó a favor de exonerar al exgobernador de Puebla, Mario Marín, implicado en violaciones graves contra la periodista Lydia Cacho tras denunciar redes de pederastia en Quintana Roo. 

Sobre el asesinato de Fidel Heras, defensor del medio ambiente en Río Verde, Oaxaca y opositor a megaproyectos hidroeléctricos, Sánchez Cordero se limitó a hacer un recuento de los motivos por los que deben activarse mecanismos de defensa a favor de los activistas. Cordero insistió en que estos mecanismos —que ya existen y que son inoperantes— deben ser solicitados por quienes "se sientan en riesgo" y respondió con evasivas ante el cuestionamiento directo sobre casos en donde activistas han sido atacados a pesar de estar suscritos a estos programas. 

Sobre la Reforma de la Industria Eléctrica, Cordero destacó que forma parte de la "rectoría del Estado" que ejerce AMLO desde el inicio de su gestión. Aseguró que se trata de una actividad estratégica de "seguridad nacional" que busca "continuidad, confiabilidad y estabilidad en el servicio eléctrico". Esto sin mencionar ningún aspecto efectivamente estratégico de esta transición energética, como la necesidad de equipamiento y renovación de la industria, la cual únicamente estará en realidad al servicio de la mayoría, con atención al impacto ambiental y a las afectaciones a comunidades indígenas, siendo planificada y administrada por trabajadores, expertos independientes y usuarios. 

Diez claves sobre la iniciativa de AMLO para reformar Ley de la Industria Eléctrica

Sobre las graves acusaciones en contra de Félix Salgado Macedonio, candidato por Morena en Guerrero para las elecciones del 6 de junio, Sánchez Cordero reiteró que se opone a "todo tipo de violencia" contra las mujeres pero que la presunción de inocencia es un valor constitucional que debe primar.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO