Deportes

FÚTBOL

#VamosLasPibas: la Selección perdió con Inglaterra, pero cumplió un buen papel

Argentina cayó ante su rival más difícil por 1-0 (gol de Jodie Taylor). Vanina Correa le atajó un penal a Parris y las pibas aguantaron bien el partido. Todavía hay chances de clasificar a octavos.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Viernes 14 de junio | 18:30

Con un gol de Jodie Taylor, Inglaterra se quedó con los 3 puntos. La arquera Vanina Correa se transformó en la figura del partido, reconocida incluso por la FIFA que la eligió como Mejor Jugadora del Partido, sobre todo por su brillante atajada del penal ejecutado por la goleadora Nikita Parris.

Era un objetivo ambicioso el arrebatarle algún punto a la selección inglesa, peso pesado del fútbol femenino. La tarea era titánica y –a juzgar por el resultado final- las pibas lo cumplieron en la mayor proporción que pudieron: sólo el gol de Taylor a los 17 minutos del segundo tiempo derrumbó esa posibilidad. Pero Argentina aguantó toda la primera etapa y un poquito de la segunda, bastante mérito por las desigualdades en varios planos entre las contrincantes.

Básicamente, las futbolistas inglesas son profesionales que juegan en una poderosa Premier League, con una infraestructura de lujo de clubes como Manchester City o Arsenal; las jugadoras argentinas hace apenas pocos meses que lograron una remuneración (que ni siquiera alcanza el salario mínimo, vital y móvil) que no las exime de tener que trabajar de otra cosa para vivir. El trámite del partido, en este contexto, hacía recordar partidos de la Copa Argentina en los que humildes equipos del interior enfrentan a los poderosos de Primera División y quedan cerca de la hazaña.

Otra desigualdad –consecuencia lógica de la primera- es el estado físico: Inglaterra era muy superior, demostró mucho más resto. Pero las dirigidas por Carlos Borrello mitigaron esa diferencia con orgullo y amor propio.

Finalmente, en el plano futbolístico: las inglesas tuvieron la posesión casi monopólica de la pelota, pero pese a eso recién cuando se encontraron en ventaja empezaron a jugar más sueltas y a tocar. Las pibas se refugiaron en su campo y desplegaron toda la solidez defensiva que les fue posible. Cuando se animaron a intentar movimientos ofensivos, las inglesas supieron aprovechar el contraataque para marcar.

Los últimos minutos transcurrieron con Argentina tratando de que no le convirtieran una diferencia mayor, pensando ya en el encuentro ante Escocia que –de lograr un buen resultado- podría significar el pasaje a octavos de final. Por ese mismo motivo, Borrello experimentó algunos cambios como el ingreso de Larroquette para probar variantes en ofensiva y sacar de la cancha a Estefanía Banini para preservarla para el miércoles que viene cuando Argentina vuelva al estadio Parque de los Príncipes para jugarse esa chance ante las escocesas.

Balance positivo para una selección que está dando todavía sus primeros pasos y que tiene todo por ganar: a partir de las conquistas logradas en el último año en el plano social y deportivo, cada vez se afirman más las posibilidades de un desarrollo futbolístico acorde a los sueños de las pibas y a la garra que le ponen para alcanzarlos.






Temas relacionados

Mundial de Fútbol Femenino Francia 2019   /   Fútbol Femenino   /   Inglaterra   /   Selección Argentina   /   Fútbol   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO