Internacional

ESTADO ESPAÑOL

Veintiséis universidades españolas organizan referéndums para terminar con la monarquía

Desde el jueves 29 de noviembre, más de la mitad de las universidades del Estado español realizarán consultas sobre la monarquía. Un nuevo movimiento estudiantil que quiere decidirlo todo.

Martes 27 de noviembre de 2018 | 17:34

“Hace apenas un mes surgía la iniciativa de lanzar un referéndum sobre la monarquía en la Universidad Autónoma de Madrid… En seguida, grupos de estudiantes de otras universidades, como las de Zaragoza, la Carlos III o la de Universidad de Barcelona decidían sumarse. Hoy podemos decir que en nada más y nada menos que 25 universidades se están organizando referendos, ¡la mitad de las universidades públicas del Estado! y subiendo… Estamos mandando un mensaje alto y claro: la juventud exigimos nuestro derecho a decidir nuestro futuro”. Así lo anunciaban los estudiantes que forman parte de diferentes plataformas que están organizando consultas en las universidades sobre la monarquía. La primera será este jueves 29 de noviembre en la Universidad Autónoma de Madrid, donde nació la idea entre un grupo de estudiantes, hace poco más de un mes.

La fecha no es casual, el próximo 6 de diciembre se cumplen 40 años desde la aprobación de la Constitución española en 1978. Entonces se dio forma al régimen político postdictadura franquista -que había durado otros 40 años- basado en la restauración de la monarquía borbónica. De este modo, el Estado español cuenta hasta el día de hoy con un presidente elegido por el Parlamento y un Jefe de Estado por herencia de sangre.

El regreso de los borbones fue obra del mismísimo Franco, quien designó a Juan Carlos I (padre del actual rey, Felipe VI) como su “heredero”. El rey juró entonces “fidelidad a los principios del movimiento nacional” (el franquismo) asegurando que recibía del “generalísimo Franco la legitimidad política surgida el 18 de julio de 1936” (día del golpe de Estado franquista contra la República española que inició la guerra civil).

Los estudiantes denuncian que no quieren seguir aceptando “una monarquía impuesta, ni un régimen impuesto y cerrado con candado por ya 40 largos años, que ni nosotras ni nuestros padres votamos. La juventud que no está dispuesta a sostener una familia real que se sube el sueldo mientras condena a la mayoría a la precariedad”.

El descontento social con la monarquía viene creciendo desde que el pasado 1 de octubre de 2017 la policía nacional reprimiera con violencia al pueblo catalán, para impedir que votaran en un referéndum sobre la independencia. Dos días después, Felipe VI hacía un discurso en TV pública avalando la represión y llamando a instaurar el “orden” con toda la fuerza de la “ley”. Esa intervención, a la cabeza de un bloque represivo junto al PP y al PSOE contra el pueblo catalán, le ha valido que en Cataluña el 80% de la población rechace a la monarquía. Así se lo han hecho saber al monarca mediante silbidos generalizados en varias ocasiones.

Los estudiantes que hoy impulsan los referéndums en todo el Estado se reconocen como parte de “quienes nos movilizamos contra la represión al pueblo catalán el 1-O, impulsada y aplaudida por la corona para negarle su derecho democrático a decidir”.

Cuestionar a la monarquía, para decirlo todo

“Somos la juventud que ha decidido impulsar y participar del debate sobre qué tipo de sociedad queremos, empezando por cuestionar la institución anacrónica y antidemocrática que es la monarquía. Y que queremos llevar este debate a las universidades y centros de estudio, para que dejen de ser un lugar de mantenimiento del statu quo y sean los centros críticos al servicio de la transformación social que deberían ser”, explicaban los estudiantes en un comunicado de prensa conjunto.

Lucía Nistal, portavoz de la Plataforma Referéndum UAM y una de las pioneras en lanzar esta iniciativa afirmba que estos referéndums son para poder decidir sobre la forma del Estado, pero también para “decidirlo todo”.

“Nosotras no estamos dispuestas a aceptar modificaciones pactadas por arriba, en los despachos de la casta política”, señala. “De lo que se trata es de abrir procesos constituyentes democráticos, libres y soberanos, donde todos los habitantes podamos decidirlo todo, empezando por acabar con la monarquía, respetando a su vez la decisión de cada pueblo sobre la relación que quiere tener con el resto del Estado, pero también tomando en cuenta las demandas democráticas y sociales que exigimos la mayoría de la juventud, las mujeres y el pueblo trabajador. Porque queremos poder decidir también si tenemos que seguir pagando la deuda, si queremos acabar con los privilegios de la casta política y judicial, derogar las reformas laborales, atender las demandas del movimiento de mujeres o cerrar los Centro de Internamiento para Extranjeros (CIES)”.

El cuestionamiento a la monarquía está creciendo y el referéndum convocado por la UAM se convirtió en un reguero de pólvora, contagiándose a más de la mitad de las Universidades españolas. La repercusión mediática de esta iniciativa y de otras muestras públicas de rechazo a la monarquía ha sido muy importante. También ha habido movimientos en los partidos de la izquierda española: mientras que hace un año Pablo Iglesias aseguraba que la cuestión de monarquía o república no formaba parte de la “agenda” de Podemos, esta semana publicaba una columna en El País preguntándose “¿Para qué sirve la monarquía? La tesis del dirigente de Podemos es que esta institución ha dejado de ser un “símbolo de unidad y concordia entre los ciudadanos” y que una “nueva república será la mejor garantía para una España unida sobre las bases del respeto y la libre decisión de sus pueblos y sus gentes”. La contradicción es que el gobierno del PSOE, al que sostiene hoy Podemos, es fiel defensor de la monarquía.

Te puede interesar: La ola a favor de un referéndum obliga a Pablo Iglesias a meter en agenda la Monarquía

Lo que es un hecho es que el movimiento estudiantil empieza a moverse para cuestionar los cimientos del régimen instaurado en 1978, retomando la tradición del movimiento estudiantil que a lo largo de la historia ha sido avanzada en las luchas contra el franquismo y la monarquía en el Estado español.

“Y sabemos que para conseguirlo, los referendos son un primer paso, pero que tiene que continuar con un movimiento estudiantil coordinado a nivel estatal, que busque la confluencia con los procesos de organización de consultas barriales, con el enorme movimiento de mujeres imparable, con los y las trabajadoras en lucha, con los y las migrantes, con la clase trabajadora de conjunto, porque si nos unimos todos los que no estamos dispuestos a seguir siendo súbditos ni de su majestad, ni de ningún régimen que nos condena a la precariedad y la explotación, nadie nos podrá parar. Juntas somos más fuertes”, asegura Lucía Nistal.






Temas relacionados

Monarquia   /   #ReferendumUAM   /   Estado español   /   Monarquía   /   Referéndum   /   Francisco Franco   /   Estudiantes   /   Referendum en Catalunya   /   Movimiento estudiantil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO