Géneros y Sexualidades

ACTUALIDAD

Violencia obstétrica: Comisión Nacional de Derechos Humanos emite recomendación al IMSS

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió al IMSS la reparación integral del daño a las mujeres agraviadas, por atentar contra sus derechos reproductivos.

Martes 14 de marzo de 2017

Miles de mujeres se enfrentan a diario a unas de las violencias institucionales, la violencia obstétrica. Se trata de los malos tratos y falta de atención de la salud sexual y reproductiva.

Este tipo de violencia parte de una violencia verbal que va desde frases como “aguántate, para eso abriste la piernas” o como “ahorita estás chillando pero cuando lo hiciste ni te quejaste” también se encuentra en los malos tratos médicos que van desde la realización de una cesárea innecesaria, hasta la colocación del dispositivo DIU en las mujeres sin su consentimiento.

Tras el caso de tres mujeres que perdieron su producto de la gestación en hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ubicados en Gómez Palacio, Durango y en Metepec y Texcoco Estado de México, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió tres recomendaciones por violencia obstétrica.

La CNDH encontró elementos que acreditan violaciones a los derechos a la protección de la salud y a una vida libre de violencia obstétrica a la inadecuada atención médica a las mujeres que derivó en la muerte de los productos de la gestación, se constató que los médicos tuvieron conductas de omisiones:

“Para la CNDH, el personal médico de los citados hospitales que intervino en estos casos incurrió en responsabilidad en el desempeño de sus funciones, al no actuar con legalidad, honradez, lealtad y eficiencia como servidores públicos. Se solicita al director del IMSS, Mikel Arriola, la reparación integral del daño a las mujeres agraviadas, de acuerdo con la Ley General de Víctimas, que incluya indemnización o compensación, atención médica y psicológica.”

Las recomendaciones se supone que sirven para señalar a la autoridad su responsabilidad en la violación a los derechos humanos; se le indica a la autoridad la manera en que deberá restituir o reparar el daño al afectado. Sin embargo, la autoridad que la reciba deberá manifestar si la acepta o no y remitir a la Comisión las pruebas con las cuales acredite el cumplimiento de la recomendación. Es decir, lo más probable es que quede sólo en una declaración.

Violencia obstétrica en México

Las mayorías de los estados no tienen ninguna iniciativa o ley contra la violencia obstétrica. No obstante, en Jalisco y Zacatecas hay leyes que criminalizan a las mujeres en cuestiones sexuales y sólo tres estados han incluido la violencia a los derechos reproductivos y obstétrica en sus leyes dentro de la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia. Estos son Veracruz, Oaxaca y Guanajuato.

Según cifras del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Oaxaca tiene el mayor porcentaje de muerte materna: 55.9%, seguido de Guerrero, con un porcentaje de 47.2%, y en las demás posiciones están Chihuahua, con 35.9%, Yucatán, con 25%, y Chiapas, con 24.6%.

La violencia obstétrica es la violencia hacia las mujeres que menos es investigada. Afecta los derechos sexuales y reproductivos, criminalizando y dejando sin el derecho a decir sobre nuestros propios cuerpos a tener derecho a la salud e integridad y a la información.

Se conjuga con los recortes presupuestales a la salud pública y los avances en la precarización laboral de las trabajadoras y los trabajadores de la salud, que cada vez deben atender a mayor número de pacientes sin que aumenten las plazas en el sector y sin los insumos suficientes.

Sobre las mujeres pesan el mandato de la maternidad obligatoria -es decir, tener hijos para ser reconocidas- y el castigo por cumplirlo. Discriminación laboral a mujeres embarazas o con hijos, la violencia obstétrica y la naturalización de las llamadas tareas reproductivas -labores domésticas, cuidado de niños, ancianos y enfermos- como "femeninas" son algunas de las expresiones de la opresión que se ejerce contra las mujeres.

Durante la marcha del 8 de Marzo pasado se escuchó el grito de las mujeres exigiendo educación sexual y anticonceptivos accesibles para decidir y aborto libre, seguro y gratuito.

Hoy se vuelve necesario retomar esta consigna, en el camino de construir un gran movimiento de mujeres que luche contra la violencia institucional y cultural de la que deviene la violencia obstétrica. Éste y otros temas serán retomados en el gran Encuentro de Mujeres y Diversidad Sexual Pan y Rosas este 25 de marzo a las 9 am, en el Sindicato Nacional de los Telefonistas, calle Villalongin 50 (esq. Río Neva), Cuauhtémoc, cerca del Metrobus Reforma a espaldas del Monumento a la Madre.

cerca del metrobus Reforma, participa.






Temas relacionados

IMSS   /   violencia obstétrica   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO