Géneros y Sexualidades

GÉNERO Y SEXUALIDADES

¿Y el derecho al aborto cuándo?

En marzo el proyecto de aborto terapéutico fue aprobado en la cámara del senado, desde allí hasta la fecha, se encuentra detenido en la comisión de salud, bajo el silencio cómplice del gobierno de la Nueva Mayoría, la Democracia Cristiana y la férrea oposición de la derecha

Gabriela Muñoz

Pan y Rosas Antofagasta

Jueves 30 de junio de 2016

Es un hecho que el proyecto de aborto terapéutico en 3 causales genera un fuerte tensionamiento en los partidos del régimen. Particularmente por la tercera causal por violación, la cual fue rechazada por sectores derecha y conservadores como la Democracia Cristiana. Esto se vio reflejado en la aprobación del proyecto con 66 votos a favor y 44 en contra, obteniendo la tercera causal 59 votos a favor, 47 en contra y 3 abstenciones.

El proyecto de aborto terapéutico es la promesa de programa y campaña del gobierno de la Nueva Mayoría, con Michelle Bachelet a la cabeza. Esto no quiere decir que sea aprobado por todos los partidos al interior de la coalición los cuales se encuentran profundamente divididos desde la tramitación del proyecto.

Estas diferencias dentro de la Nueva Mayoría se han hecho más evidentes en el propio proceso legislativo del proyecto, con posiciones en contra, ultra conservadoras y retrogradas, como las de Soledad Alvear de la Democracia Cristiana (DC).

Un claro ejemplo de lo anterior, es la presentación de un proyecto alternativo por parte de Alvear y otros diputados de la DC, a días de ser votado el proyecto en la comisión de constitución, en el mes de marzo. Esta acción que fue calificada como “una deslealtad y una falta de compromiso con el programa de gobierno” según Juan Luis Castro del Partido Socialista (PS), presidente de la comisión de Salud de la Cámara Baja.

Estas situaciones de desacuerdo al interior de la Nueva Mayoría, se observan no sólo en el proyecto de aborto terapéutico sino también en las reformas, como la laboral, estudiantil, entre otras, evidenciando sus diferencias en principios fundamentales, dejando públicamente abierta la crisis que se expande al interior de esta coalición.

¿Y el gobierno que dice?

El gobierno hace casi 4 meses que no dice absolutamente nada del proyecto. No le ha puesto urgencia a este proyecto, que sólo cubre el 5% del total de los casos, mientras las mujeres siguen siendo criminalizadas, expuestas a consecuencias incluso letales por abortos clandestinos. Por su parte, los representantes de la Nueva Mayoría en la cámara de salud del senado tampoco han llegado a acuerdo de cuándo votar.

De esta forma, se dilata un proyecto insuficiente, puesto que en sus bases no defiende el derecho de toda persona a decidir libremente sobre su reproducción y sexualidad, más allá de sólo las 3 causales.

¿Qué hace falta?

Que la resolución de luchar por un aborto libre, legal, seguro y gratuito, acordada por más de 400 mujeres y diversidad sexual en el I Encuentro Nacional de Mujeres y Diversidad Sexual realizado el pasado 4 de junio en Santiago, tome fuerza en las calles, en nuestros lugares de estudio y trabajo, y por sobretodo hoy en el movimiento estudiantil junto a la demanda de educación sexual laica, no sexista ni heteronormada, junto a anticonceptivos gratuitos y calidad.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO