Cultura

MÚSICA

"Apeshit": visita por el Museo Louvre con Beyoncé y Jay-Z

El primer video del disco “Everything is love” fue filmado en el Museo Louvre, deslizando una crítica al racismo en el mundo del arte.

Lunes 3 de septiembre de 2018 | 10:02

Hace un poco más de un par de meses, la cantante Beyoncé y su marido Jay-Z, lanzaron el primer single de su último álbum Everything is love, que está filmado en el Museo Louvre, en París. The Carters, como bautizaron al dúo, en el video “Apeshit” hacen una visita por el museo vacío, mientras bailan, rapean y cantan alrededor de famosas obras de arte.

El video ya tuvo ocho nominaciones en el MTV Video Music Awards, mostrando un cuestionamiento al arte occidental y cómo para la expresión artística negra no hay lugar en el museo señalando su exclusión en la historia del arte.

Comienza el video. Afuera del museo, un hombre alado nos introduce al museo parisino, donde encontramos a la pareja como si fueran una obra de arte viviente, de espaldas a “La Gioconda” uno de los cuadros más famosos, cuadro renacentista pintado por Leonardo Da Vinci.

También podemos ver obras clásicas: de Grecia a la diosa de la victoria, “Niké alada de Samotracia”, “La Venus de Milo” la diosa Afrodita del amor y la belleza. Otra de las obras icónicas es “La Gran Esfinge de Tanis” del Antiguo Egipto. En el video aparecen detrás de los artistas mientras cantan.

Del artista Jacques Louis David aparecen varios cuadros, “La coronación de Napoleón”, donde delante de él Beyoncé junto a varias bailarinas negras tomadas de la mano bailan; “El juramento de los Horarios” y “El rapto de las sabinas”. Este último retrata el momento en el que las mujeres de la tribu de los sabinos intervienen en el conflicto con los fundadores de Roma, que las habían raptado anteriormente para comenzar la civilización romana y ahora son las esposas y madres de los bebés romanos. Además aparece “Madame Récamier”, un retrato de una mujer de la alta sociedad, que en la toma del video se ve a dos mujeres con un velo blanco unidas, sentadas en el piso asemejándose a la silla del cuadro. Pareciera ser el sostén de la mujer, dos mujeres negras como muebles.

En la pintura “Oficial de cazadores a la carga” de Théodore Géricault, se representa a un oficial de Napoleón en plena acción, momento siguiente de la aparición de este cuadro en el video, vemos una toma exterior con un hombre negro de pie sobre un caballo vistiendo una remera blanca y un pantalón con los colores de la bandera yanki. “La balsa de la Medusa” también realizado por el mismo pintor francés, representa una escena del naufragio de la balsa de la Medusa que tenía relaciones comerciales con África. La intención inicial era reanudar el comercio de esclavos luego de la abolición de la esclavitud, pero salió mal. Después de un choque, 150 de la tripulación de la Medusa tuvo que ir en balsa para poder volver a Europa aligerando el peso. Sin embargo, la Medusa no pudo lograrlo, por lo que la tripulación del barco tomó la decisión de cortar la cuerda y abandonar a los marineros en una balsa que no tenía comida, solo barriles de ron. Tras dos semanas sólo 13 hombres sobrevivieron, en la pintura se puede ver un momento de ilusión cuando pensaban que los iban a rescatar.

“Bodas de Caná” realizada por Paolo Veronese, una fiesta de bodas en Caná, que el artista transformó una escena bíblica en un banquete de ese entonces y se encuentra Jesús convirtiendo el agua en vino.

Hay en el video varias tomas por fuera, donde se ve un grupo de hombres; y mientras Beyoncé canta sobre las escalinatas, vemos a mujeres acostadas sobre los escalones, y en los superiores es en el único momento donde hay mujeres blancas, posicionándolas en superioridad.

Hacia el final del video, que dura más de seis minutos, aparece “Retrato de una negra” realizado por Marie Benoist, una estudiante de David en el año 1800. La única obra de un artista mujer que aparece en el video, donde se ve retratada una mujer negra. Algunas lecturas dicen que simboliza la emancipación de los hombres y mujeres negras, y que generó controversia ya que equiparaba artísticamente a los negros con personas libres. Otras lecturas, dicen que no se conoce la posición de la artista con respecto a la esclavitud.

Para cerrar, The Carters, miran a “La Gioconda”.

Sin embargo, no solamente está el cuestionamiento a la institución artística, sino que además la feliz pareja retrata su triunfo personal. Dos estrellas de la industria musical, cuyo patrimonio se cuenta de a miles de millones de dólares, empresarios de la moda a quienes Forbes los clasificó como una de las parejas de más ingresos en Hollywood.

I can’t believe we made it (this is what we made, made) / This is what we’re thankful for (this is what we thank, thank) / I can’t believe we made it (this a different angle) / Have you ever seen the crowd goin’ apeshit? Rah! / (No puedo creer que lo hayamos logrado (esto es lo que hicimos, hicimos) / Esto es por lo que estamos agradecidos (esto es lo que agradecemos, gracias) / No puedo creer que lo hayamos logrado (este es un ángulo diferente) / ¿Alguna vez has visto a la multitud ponerse como loca? Rah!)

Son ricos, famosos, muy talentosos y negros. Mientras se ríen de los premios Grammy, del Super Bowl, buscan afirmar la igualdad de la cultura negra con la cultura blanca mostrando su éxito.

La letra sigue: Gimme my check, put some respeck on my check/ Or pay me in equity, pay me in equity / Or watch me reverse out the debt (skrrt) / He got a bad bitch, bad bitch / We livin’ lavish, lavish / I got expensive fabrics / I got expensive habits / He wanna…/ (Dame mi cheque, ponle un respeto a mi cheque / O pagame en equidad, pagame en equidad / O mírame revertir la deuda (skrrt) / Él tiene una mala perra, mala perra / Vivimos espléndidos y suntuosos / Tengo telas caras / Tengo hábitos caros / Él quiere …) En voz de Beyoncé pidiendo la igualdad de paga, claramente haciendo referencia a la pelea del movimiento de mujeres, como ya nos tiene acostumbrados.

Por otro lado, el video recibió numerosas críticas, por hacer un cuestionamiento tibio al racismo, diciendo que las obras de arte seleccionadas están sólo a modo de decorado y algunas no tienen relación alguna con el cuestionamiento del racismo.

Probablemente, ver a dos artistas multimillonarios contribuya más a la cultura dominante planteando que es posible triunfar en este sistema, “llegar”, realidad que es ajena a la gran mayoría de los jóvenes empobrecidos que son víctimas del racismo y la persecución policial.






Temas relacionados

Museo   /   Beyoncé   /   Artes plásticas   /   Música   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO