×
×
Red Internacional

Cultura.24 de noviembre: muere Diego Rivera

El muralista mexicano murió a los 70 años en el Distrito Federal, un 24 de noviembre de 1957.

Martes 24 de noviembre de 2020 | 23:12

Diego Rivera ha pasado a la posteridad como un ícono del arte mexicano, junto a sus colegas muralistas José Orozco y David Alfaro Siqueiros, pues fue precursor y exponente del muralismo, movimiento pictórico nacido en México que se caracterizó por la utilización de bastas superficies para pintar, con cierta carga política y crítica en las obras y que abarcó varios paises de América Latina como Chile, Bolivia, Brasil, Venezuela, Perú, Colombia, Argentina y Uruguay.

Entre los aspectos que destacan a Rivera están claramente su carrera artística, asi como su vida sexual y amorosa, calificada a veces de libertina, aunque también está su actuar político, pues desde 1922 formó parte del Partido Comunista Mexicano, llegando incluso a ocupar un puesto en su comité.

Viajó a Rusia en septiembre de 1927, como parte de la delegación oficial del PCM en el décimo aniversario de la Revolución Bolchevique y en su estadía se relacionó con el mundo cultural, dio clases, conferencias y colaboró con diferentes revistas artísticas.

No obstante, en 1929 Rivera fue expulsado del Partido Comunista Mexicano, con el argumento de que estaba trabajando para el gobierno mexicano y sus relaciones con el imperialismo, y, por lo tanto, estaba ligado a un régimen anti-comunista.
Aunque de fondo existían otras tensiones , pues como enuncia Carmela Torres, columnista de La Izquierda Diario en Argentina, dentro de su artículo Diego Rivera: el arte es política

"... al interior del partido existía una lucha política por la propia situación internacional y Rivera se mostraba oscilante ante las exigencias a alinearse con el estalinismo. Finalmente, denuncia su expulsión y manifiesta su simpatía por la oposición internacional a Stalin".

Por otro lado, en la Unión Sovietica las conquistas de la revolución de octubre agonizaban y las purgas de Stalin habían barrido con los principales mandos del partido bolchevique. Las ejecuciones y el hostigamiento obligaron a León Trotsky, organizador de la Revolución del Octubre Rojo, a exiliarse, junto a su compañera, Natalia Sedova.

Fue Diego Rivera, acompañado de Octavio Fernández Vilchis, el principal gestor del asilo político de la pareja soviética, desde facilitar el visado que los ayudaría trasladarse desde Noruega, hasta interceder ante el entonces presidente de México, Lázaro Cárdenas para admitirlos en el país.

Como es sabido, a su llegada a nuestro país, Trotsky vivió en la Casa Azul, en compañía del propio Rivera y su pareja, la también pintora, Frida Kahlo.

Diego Rivera favoreció el encuentro de León Trotsky con el surrealista, André Breton.

El intercambio político y cultural desarrollado junto al revolucionario ruso desembocó luego en que el nombre de Rivera junto con el de André Breton, apareciera firmando el “Manifiesto por un arte revolucionario independiente”, a mediados de 1938.

Dicho manifiesto en realidad fue redactado por André Breton y León Trotsky, aunque éste pidió que la firma de Diego sustituyese la suya.

Como parte de su desempeño político, añade Carmela Torres "Diego, luego de alejarse del Partido Comunista Mexicano, emprendió la lucha contra el stalinismo, adhirió a la IV Internacional y fiel a su espíritu revolucionario aportó en los momentos difíciles de la organización en dicho país"

Sin embargo, en 1939 Diego fundó, junto a trabajadores de la Casa del Pueblo, el Partido Obrero Revolucionario y Campesino, hecho que significó su ruptura con la IV Internacional ya que "era un partido obrero con un programa mínimo de reivindicaciones que estaban lejos del marxismo, llegando incluso a realizar una alianza con la corriente del general Juan Almazán, un candidato de la derecha moderada en la elección presidencial de 1940".

Posteriormente, en 1954, el pintor conocido como el Elefante (pues a Frida Kahlo se la tenía por ´La Paloma´) fue admitido de nueva cuenta en el Partido Comunista Mexicano.

Finalmente, tras una vida polémica y en la que no dejó de pintar, Diego Rivera falleció a causa de una insuficiencia cardíaca, el 24 de noviembre de 1957, en San Ángel, al sur de la Ciudad de México, en su casa que es actualmente conocida como Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. Sus restos se colocaron en la Rotonda de las Personas Ilustres.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias