Géneros y Sexualidades

DIVERSIDAD SEXOGENÉRICA

A 50 años de Stonewall: ¿Qué movimiento necesita la diversidad sexogenérica?

A 50 años de Stonewall, nuestras demandas siguen vigentes. Levantemos un movimiento de la diversidad combativo y en las calles.

Diego Juárez

@diego_enp2

Viernes 21 de junio | 19:05

Se cumplen 50 años de las revueltas de Stonewall, que fue el enfrentamiento de gays, trans, travestis, bisexuales y lesbianas, con la policía que los criminalizaba, perseguía, golpeaba y torturaba. Estas revueltas que duraron tres noches fue el resultado de años de hartazgo a la violencia sistemática de las fuerzas represivas en complicidad con el Estado y la Iglesia.

Estas revueltas callejeras, que fue parte de un sentir de época, donde a lo largo del mundo en los 70 y 80 había surgido una juventud combativa que protagonizó la lucha de las mujeres, de los afroamericanos, contra la Guerra de Vietnam en Estados Unidos además del Mayo Francés junto a los trabajadores, la que estuvo en Tlatelolco, la que luchó contra las dictaduras en América Latina y España.

Una juventud que lo cuestionaba todo incluso las normas establecidas por este sistema patriarcal y capitalista que nos impone una sexualidad heteronormada que no cuestione el orden “natural” de las relaciones erótico-afectivas y del “modelo” de familia.

Hoy los 50 años de Stonewall se da en el contexto internacional, donde la derecha en distintas partes del mundo avanza contra los trabajadores, las mujeres, la juventud, la diversidad y demás sectores de explotados y oprimidos, lo vemos con Bolsonaro en Brasil, Trump en EE.UU., o en el caso de México vemos expresiones como el PES, el Frente Nacional por la Familia.

Este movimiento por la liberación sexual inició cuestionando todo, que enfrentó a la policía, a las mafias de los bares que ganaban a costa de nuestra exclusión de los espacios públicos, que cuestionó al sistema patriarcal y capitalista, será celebrado con movilizaciones enormes en casi todo el mundo, pero también de carrozas de empresas que mientras se jactan de ser amigables y contratar a personas LGBT+ mientras despiden y precarizan, quedando en solo propaganda y engordar su bolsillo de "dinero rosa".

A 50 años de Stonewall, con el avance de la derecha en el mundo, el aumento de los crímenes de odio, y para la conquista de nuestros derechos a lo largo y ancho del país, es necesario construir un potente movimiento de la diversidad, recuperando las lecciones de las luchas pasadas.

Porque la conquista de nuestros derechos no se puede dar en el marco de esta democracia para ricos ni de sus instituciones ni en sus partidos, ya que son ellos responsables de aplicar los planes contra los trabajadores, los miles de feminicidios y crímenes de odio que ocurre en nuestro país y que siguen sin ser castigados; dándoles carpetazo diciendo que son crímenes pasionales o ajustes de cuenta e incluso que tuvieron la culpa de su asesinato.

Por eso es necesario crear organizaciones y coordinaciones amplias para construir un movimiento independiente de los empresarios y sus partidos, que como el PAN, PRI, PRD han aprobado leyes antiobreras y además de algunos diputados del MORENA contra las mujeres y la diversidad sexogenérica, que enfrente a la derecha, y se apueste a transformar esta realidad de raíz de la mano de los trabajadores, la mujeres, la juventud y demás sectores de explotados y oprimidos, no sólo del país, sino de otras naciones.

Porque no basta con que lleguen personas de la diversidad a un puesto alto en la política, si seguirán gobernando para los de arriba, ni que haya empresas que sean "gay friendly" por qué solo lo ven como un negocio, ni crear nuevos comités de la marcha sino será utilizado para la lucha por nuestros derechos.

¡Seamos miles en las calles por la conquista de nuestros derechos, por la liberación de nuestros cuerpos, de nuestra sexualidad y de la humanidad!






Temas relacionados

diversidades sexuales   /   sexodiversidad   /   LGBTTI   /   Stonewall   /   LGTBI   /   Géneros y Sexualidades   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO