×
×
Red Internacional

#AYOTZINAPAUNAÑO.A un año de la Noche de Iguala, la Ibero sale en solidaridad con Ayotzinapa

Este 26 de septiembre, miembros de la comunidad de la Universidad Iberoamericana marcharon al Zócalo después de un año de la desaparición de los 43 normalistas de la Normal Raúl Isidro Burgos.

Jueves 1ro de octubre de 2015 | 02:28

Los días previos estuvieron marcados por una jornada de reflexión en torno a los eventos sucedidos en Iguala Guerrero. El día miércoles tuvo lugar el foro “Periodismo frente a Ayotzinapa: miradas y narrativas”, donde hablaron medios independientes y periodistas. En México el periodismo es una actividad de las más riesgosas en el país. El día viernes hubo un conversatorio que giró alrededor del informe del GIEI, el cual refuta la mentira histórica que quiso hacer pasar el año pasado la PGR y su titular en aquel entonces, Jesús Murillo Karam, para dar carpetazo al asunto de los normalistas desaparecidos.

El sábado, miles se reunieron para marchar desde la Residencia Oficial de Los Pinos en Chapultepec hasta el Zócalo por la avenida Paseo de la Reforma. El contingente de la Ibero se dio cita en las escalinatas del Auditorio Nacional a partir de las 11 de la mañana para después incorporarse a los demás contingentes estudiantiles en el Museo Nacional de Antropología e Historia.

Alrededor de 70 personas componían la columna: estudiantes de Filosofía, Ciencias Políticas, Arquitectura, Diseño, Relaciones Internacionales, Historia, del posgrado en Antropología Social y del posgrado en Sociología, así como también algunos maestros y académicos de los departamentos de Ciencias Sociales y Relaciones Interculturales. Asimismo, columnas pertenecientes al Colegio de México y el Instituto Tecnológico Autónomo de México acompañaron el contingente, cada uno con cerca de 50 personas.

Los jóvenes marcharon en medio de la lluvia, soportando el frío y el peso de las mantas que terminaban mojándose; más de uno bromeó que terminaría agripado al regresar a casa. Así y todo, las gargantas gritaron hasta quebrarse: “¡Fue el Estado!”, “¡políticos y narcos, la misma mierda son; matan al pueblo y dicen que no!”, “¡ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos!”, “¡COLMEX, Ibero, contra Peña culero!”, “¡no, no no! ¡No es un hecho aislado, fueron policías a nombre del Estado!”, “¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, “¡alerta, alerta, alerta que camina la lucha estudiantil por América Latina! ¿Por qué, por qué, por qué nos asesinan si somos la esperanza de América Latina?” y no podía faltar la tonada de “no somos uno, no somos diez, no somos cien, cuéntanos bien; muy marcada está la cosa, el país está al revés; no quiero estar en la fosa, quiero a los 43; nos tienen miedo porque no tenemos miedo”, fueron algunas de las consignas coreadas aquel día.

Lejos de aquello que afirmaba de forma sectaria la dirigencia del EZLN hace un año, sobre que los manifestantes de Ayotzinapa salían a la calle “porque era una moda” , en particular que los estudiantes de la Ibero no hayan perdonado la masacre de Iguala ni olvidado a sus compañeros normalistas demuestra que no es algo pasajero, sino que la juventud sigue teniendo memoria.

En un marco en el que ha incrementado el avance represivo del Estado frente a la protesta social, como lo demuestran los casos de Ostula, Xochicuautla, el asesinato de Rubén Espinosa, Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Mile Virginia y Alejandra y el ataque a Regeneración Radio en CCH Vallejo, es importante la organización y la unidad frente a los ataques que vienen. Es importante retomar la unidad entre obreros y estudiantes para poder frenarle la mano al gobierno y conquistar nuestras demandas, entre ellas, la de conocer el paradero de nuestros compañeros normalistas y el de los miles de desaparecidos en los últimos años.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias