Política México

SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO

AMLO: están sentadas las bases para la transformación

En punto de las 17:00 horas, rodeado de la plana mayor de funcionarios y Secretarios de Estado, comenzó en el interior de Palacio Nacional el informe del segundo año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Miércoles 2 de diciembre de 2020

Junto a las y los secretarios de Estado, así como algunas pocas figuras de Morena, López Obrador presentó su segundo informe de gobierno. Esta escena se ha repetido numerosas veces a lo largo de los últimos dos años. Pues además del informe anual que por ley se presenta ante el Congreso, López Obrador mantiene informes a lo largo del año en fechas emblemáticas de su gobierno, el 1 de julio, día de su triunfo electoral y el 1 de diciembre, día de su toma de posesión.

El informe presenta la habitual estructura en donde se enuncian los programas sociales del gobierno, se lanzan algunas cifras alegres en diferentes aspectos de la administración, se asegura que se ha terminado con la corrupción y dejado atrás los años de neoliberalismo. Más allá de los datos del gobierno, llama la atención la forma, en particular, la larga reivindicación que se hizo de las fuerzas armadas y su rol protagónico en la administración y el gobierno de Morena.

Te puede interesar: La cuarta transformación de AMLO y el bonapartismo en México

Frente a la retórica del gobierno y su visión de que la 4T ha transformado radicalmente la vida de los mexicanos, quienes formamos parte de los sectores populares y la clase trabajadora, sabemos que la realidad es distinta. A continuación revisamos rápidamente algunas de las partes sustantivas en el informe.

Las bases sobre las que se levanta la 4T

Al iniciar el informe, el presidente recordó que desde el primer año de gobierno se decidió sentar las bases del marco legal que permitiría el impulso de su proyecto. Desde ese momento, se ajustó el marco legal que permite a la Guardia Nacional intervenir en tareas de seguridad pública, se impulsó la revocación de mandato y se dieron los primeros pasos hacia las medidas de austeridad que, según los dichos del presidente, permitieron impulsar los programas sociales de esta administración.

Si bien la lista de programas asistenciales es numerosa vale la pena detenernos en el verdadero saldo de la política de austeridad. Se dice que ha finalizado el período de opulencia y frivolidad en el gobierno pero en la realidad las cosas son distintas. Los legisladores y funcionarios mantienen sueldos superiores a los 100 mil pesos, los casos de corrupción siguen sonando, incluso entre los colaboradores más cercanos al presidente. Y si bien, durante estos dos años se han dado los aumentos más importantes al salario mínimo en décadas, eso no revierte la pérdida histórica de poder adquisitivo de la clase trabajadora y no alcanza para cubrir el costo de la canasta básica.

Te puede interesar: Corrupción en el primer círculo de AMLO

En contraste, la política de austeridad arrojó miles de trabajadores estatales despedidos, reducción de salarios y precarización generalizada en las condiciones de vida de los trabajadores estatales. Una política antiobrera que bajó ningún ángulo pone a los pobres primero.

En oposición, el gobierno asegura que sus programas sociales son el rostro de una nueva política económica: la pensión para adultos mayores, las becas a estudiantes, los precios de garantía y programas como Jóvenes Construyendo el Futuro o Sembrando Vida se anuncian como un cambio estructural, sin embargo, la realidad es distinta, ninguna de esas medidas transforma de manera sustantiva la realidad que viven millones de mexicanos bajo el umbral de pobreza ni tampoco termina con la explotación laboral y los ataques a los derechos laborales.

Pandemia y crisis económica

En el marco de la crisis sanitaria y económica se reconoce que la cifra de personas fallecidas por la pandemia (que ya supera los 100 mil muertos) representa el mayor costo de la crisis, no obstante se asegura que las medidas y el manejo de la pandemia ha salvado millones de vidas y que pone al centro a los más pobres. Por otro lado, los estragos de la crisis se preceden por el desmantelamiento del sector salud durante los gobiernos del PRI y el PAN y el avance neoliberal, sin que con la llegada de este gobierno se observe un giro radical en esa política.

Al respecto encontramos tal vez el aspecto más palpable de la política criminal del gobierno. Desde el inicio de la crisis el gobierno se negó a levantar un plan integral para enfrentar la pandemia que garantizara pruebas masivas como herramienta para mantener cuarentenas efectivas y que al mismo tiempo priorizara la salud en vez de las ganancias de unos cuantos. En ese sentido la temprana apertura económica es la principal responsable de que la pandemia siga extendiéndose entre amplias franjas de la clase obrera.

Negando lo anterior es que el gobierno asegura que pronto saldremos de la crisis. Según el informe, el impulso de megaproyectos como el Tren Maya o el aeropuerto de Santa Lucía, de la mano con los programas sociales y el manejo de la política macroeconómica pronto hará que la economía regrese a su estado previo a la pandemia.

Con una caída sin precedentes de los principales indicadores económicos esto es francamente imposible, más aún, una recuperación de las variables macroeconómicas poco hablaría de los grandes sacrificios y consecuencias que los más pobres han enfrentado tras la oleada de despidos y el aumento del costo de la vida. Nuevamente es irreal que la 4T gobierne para ricos y pobres, mientras estos últimos viven la peor parte, el gobierno celebró que este año las ventas de las cadenas de supermercados incrementarán sus ventas y sus ganancias en por lo menos 8%. Como siempre el costo de la crisis cae en la espalda de los de siempre.

El ejército pilar de la 4T

Como mencionamos el informe resaltó el rol protagónico de la Guardia Nacional en la 4T. No sólo por los más de cinco minutos que se le dedicó en el informe sino porque cada vez es más evidente que las Fuerzas Armadas (FF. AA.) se encuentran en todo tipo de tareas dentro del gobierno y la administración.

La reivindicación que hizo López Obrador de las FF. AA. omite e incluso miente respecto a las denuncias e investigaciones que apuntan a graves violaciones de Derechos Humanos por parte de la Guardia Nacional además de que oculta su función como garante del orden capitalista al servicio de los empresarios.

Bajo el gobierno de AMLO la GN entre otras cosas funciona como patrulla fronteriza contra miles de migrantes que viajan rumbo a EE. UU., aunque según el gobierno las FF. AA. y la policía han dejado de ser usadas para reprimir al pueblo, aquí, nuevamente se oculta el rol que jugaron las policías y las instituciones de seguridad en la represión durante la movilización por el derecho a decidir en la CDMX o en las protestas contra el feminicidio de Alexis en Cancún.

Cómo hemos dicho, para López Obrador, las FF. AA. son piedra angular en el "buen curso" de su gobierno. El informe presume supuestos avances en el combate a la inseguridad pero pese a las cifras seleccionadas y dadas por el gobierno, en esta ocasión le fue imposible ocultar que en el caso particular del los casos de feminicidio este se ha incrementado en por lo menos 8.9% según sus datos.

En ese sentido, tanto el incremento en el número de feminicidios como en todo lo que tiene que ver con las reivindicaciones del movimiento de mujeres, el gobierno resalta por su incapacidad para dar una salida a la crisis.

La 4T a dos años: la vida de las mujeres entre la retórica y la realidad

Temas pendientes

Claro está que el informe tiene un primer objetivo de posicionar al gobierno y al discurso que rodea a la 4T. Nada se dice del despojo y asesinato a ambientalistas defensores del territorio, de la huelga de Notimex ni de los despidos y las violaciones sistemáticas a los derechos laborales. Muchos pendientes quedan en el tintero, sin embargo una cosa queda clara, el gobierno de la 4T llegó levantando grandes expectativas, que en muchos sentidos se mantienen y se reflejan en el alto índice de aprobación del gobierno de López Obrador, sin embargo nada se ha resuelto respecto a los grandes problemas estructurales que enfrentamos. Hace falta una alternativa verdaderamente de izquierda que sin ninguna concesión a los grandes empresarios y a la casta política de siempre, se ponga al frente en la defensa del interés de los trabajadores y los pobres de este país.






Temas relacionados

Cuarta Transformación de AMLO   /   Gobierno AMLO   /   Informe de gobierno   /   Política México   /   AMLO

Comentarios

DEJAR COMENTARIO