Internacional

Declaración FIT-U

Abajo los bombardeos del estado sionista contra el pueblo palestino

El Frente de Izquierda Unidad repudia enérgicamente los bombardeos y todos los ataques del Estado de Israel contra el pueblo palestino, que al 12 de mayo habían dejado ya alrededor de 50 muertos, entre ellos 14 niños.

Miércoles 12 de mayo | 20:48

La nueva andanada de agresiones viene precedida del intento de desalojo de varias familias palestinas en Sheikh Jarrah y otros barrios de Jerusalén Este, en favor del desarrollo de nuevas colonias; de movilizaciones de grupos ultranacionalistas al grito de “muerte a los árabes”; y del despliegue de tropas militares e instalación de vallados en sitios de rezo de la comunidad musulmana, con el pretexto de la pandemia (esto, mientras se toleran todo tipo de infracciones por parte de los judíos ultraortodoxos).

Estas agresiones desencadenaron las movilizaciones más importantes de la población palestina en los últimos años. En Jerusalén Este, la represión ha dejado ya cientos de heridos. Apoyamos estas manifestaciones y rechazamos la represión y las detenciones.

Todos los episodios mencionados son la última muestra de una política de anexión y limpieza étnica por parte del Estado sionista, que cercena crecientemente el territorio de los palestinos y los va condenado a vivir en una serie de cantones entrecortados y vigilados por las fuerzas militares israelíes. El año 2020 marcó el récord en una década en la construcción de nuevos asentamientos sobre territorio palestino, con la autorización de más de 12 mil nuevas viviendas para colonos en Cisjordania. En el caso de Jerusalén Este, ya son más de 200 mil personas instaladas en esos asentamientos, mientras los barrios palestinos sufren el hacinamiento y la amenaza de demolición.

Uno de los últimos capítulos de esta política de anexión es el “acuerdo del siglo”, suscripto por Netanyahu-Trump, que busca dar un salto en la colonización, incluyendo la apropiación del valle del Jordán, y que ha sido suspendido pero no abandonado. A esto debemos sumar el cerco criminal sobre Gaza, transformada en una prisión a cielo abierto; y las represiones contra las manifestaciones del retorno en 2019 (que dejaron más de 250 muertos).

El imperialismo norteamericano y la Unión Europea son cómplices de las masacres del sionismo, dado que éste les sirve como una herramienta para el control del Medio Oriente. Joe Biden continúa la política de alianzas de su predecesor Donald Trump, al punto que ha mantenido la embajada en Jerusalén. Ahora, EE.UU. y la UE han realizado condenas genéricas a la violencia, que solo encubren las raíces del conflicto y buscan situar en el mismo plano los bombardeos criminales del sionismo y la resistencia del pueblo palestino.

Impugnamos, asimismo el planteo del gobierno argentino, que se ha referido a un “uso desproporcionado de la fuerza” por parte del Estado de Israel, es decir que cuestiona los “excesos” y no las agresiones mismas, al mismo tiempo que desenvuelve una especie de “teoría de los dos demonios” que omite mencionar la política de anexión y limpieza étnica que el estado de Israel viene desarrollando inescrupulosamente. El pronunciamiento del gobierno, además, no dice una palabra sobre las movilizaciones del pueblo palestino. Esta postura no nos extraña, toda vez que el primer viaje internacional que realizó Alberto Fernández fue a Israel en momentos en que se proclamaba el “acuerdo del siglo” entre Netanyahu y Trump.

Rechazamos también los planteos de Juntos por el Cambio, que directamente avala la política masacradora de Netanyahu poniendo a los palestinos en el lugar de los agresores, mientras que los medios de difusión a ambos lados de “la grieta” victimizan al Estado de Israel e invisibilizan las penurias y los sufrimientos a los que está sometido el pueblo palestino.

Apoyamos las movilizaciones de solidaridad que empiezan a darse en distintos lugares del mundo y denunciamos la política de restablecimiento de relaciones con Israel por parte de las burguesías árabes, así como la política de cooperación por parte de la Autoridad Palestina, que viene de restablecer los acuerdos de seguridad con las fuerzas sionistas. Nos pronunciamos por el derecho al retorno del pueblo palestino a su territorio histórico y por la libertad de todos los presos políticos. El cuadro planteado en la región refuerza la necesidad de acabar con el Estado sionista.

Abajo los bombardeos contra el pueblo palestino
Abajo la política de colonización y “limpieza étnica” del sionismo
Libertad a los presos palestinos.
Que el gobierno argentino rompa las relaciones con Israel
Por el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y el retorno incondicional a su territorio histórico.

12/5/21

Frente de Izquierda y de Trabajadores Unidad (FIT-U)
PTS-PO-IS-MST






Comentarios

DEJAR COMENTARIO