×
×
Red Internacional

Entrevista.Activista judío israelí: "Israel no puede seguir cometiendo crímenes de lesa humanidad"

En pleno ataque del Estado de Israel al pueblo palestino, entrevistamos a Guy Butavia, quien lleva décadas apoyando sobre todo a campesinos palestinos que enfrentan diariamente las amenazas y provocaciones de los colonos y el Ejército israelí.

Miércoles 26 de mayo | Edición del día
Entrevista a Guy Butavia, activista judío israelí, defensor de los derechos del pueblo palestino. - YouTube

Butavia vive en Jerusalén, es un ciudadano judío israelí consciente de que los árabes israelíes no tienen los mismos derechos que él y mucho menos los palestinos que viven en los territorios ocupados.

Guy tiene el temple de quien ha visto por muchos años al Estado sionista en acción y lo ha sufrido en carne propia. En 2016 la Policía israelí lo encarceló, junto a otros activistas por los derechos humanos, por su militancia pro palestina. En aquella oportunidad decía: "la policía está trabajando para los colonos en Cisjordania. Este es un arresto político. Su propósito es detener nuestro trabajo por los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados y contra los crímenes de ocupación".

Pertenece al sector de la población judía israelí, que aún siendo una minoría, denuncia y se niega a avalar los crímenes hacia el pueblo palestino por parte de Israel.

Guy Butavia, como muchos otros judíos en el mundo, tiene bien clara la distinción entre antisionismo y antisemitismo. Aquí en exclusiva para La Izquierda Diario, nos brindó una entrevista en los días en que el Estado de Israel no paraba de escalar en el bombardeo a la Franja de Gaza y la feroz represión en las ciudades mixtas de Israel y en Cisjordania.

LID: ¿Qué hizo que esta ofensiva sea distinta de otras anteriores?

G. B.: Israel está intentando judaizar Jerusalén, especialmente Jerusalén Este donde viven los palestinos, como Sheik Jarrah y otros barrios palestinos. Abusan de las leyes y disposiciones y así logran echar a los palestinos de sus casas.

También hay una batalla por la mezquita Al-Aqsa en la Ciudad Vieja. Es un punto muy sensible para las religiones, entre judíos y musulmanes. La combinación entre estas dos cuestiones crea una situación muy intensa.

La situación duró porque Israel no quería parar, querían mostrar “quien es el jefe”. Que son capaces [de ofensivas] más fuertes y más sofisticadas.

Dentro de Israel esta situación afecta a los palestinos y árabes en general. Especialmente en Jerusalén, se creó una atmósfera casi de guerra civil dentro de Israel entre árabes y judíos. Hay todo tipo de milicias y grupos judíos de ultra derecha, neo nazis, que recorren las calles buscando árabes, los atacan, atacan familias y barrios árabes.

¿Cómo es la situación en Israel?

La población israelí en general, en los últimos 10 o 20 años, giró mucho a derecha. Se puede ver en en cada aspecto del Gobierno, en cada despacho, en las cortes. Se puede ver en el Ejército, en la Policía, en las fiscalías, en todos lados. Hay grupos (N.R.: políticos) que eran considerados demasiado derechistas y que no tenían ningún respeto de la población y ahora son parte del Gobierno y van a ser parte del nuevo parlamento. Lograron entrar al parlamento, la Knesset. Algunos realmente son neo-nazis.

Ellos son los que dirigen el Gobierno, los que crean este clima, dictan lo que pasa en las calles. Antes sucedía más en Cisjordania y los territorios ocupados, ahora se están haciendo más fuertes dentro de Israel.

Los ataques contra árabes y palestinos existen desde hace más de 10 años. Hubo un salto durante la última ofensiva en 2014, pero ahora es mucho peor y sucede en Lod, Akko (N:R: Acre en castellano) incluso en Tel Aviv y Jerusalén, en muchos lugares.

Ya hubo muchos heridos severos, es muy peligroso. También están usando armas de fuego, es muy, pero muy peligroso.

¿Cómo reaccionan los palestinos frente a esto?

La población árabe por un lado tiene miedo de lo que está sucediendo, pero por el otro están hartos del apartheid, dentro de Israel, en los territorios ocupados. La situación de apartheid se hizo mucho más severa y más fuerte y afecta cada vez más su vida diaria. Muchos de ellos están llegando a su límite, piensan “tenemos que hacer algo, tenemos que defender nuestras vidas, tenemos que defender nuestros derechos.” Y muchos también creen que no tienen nada que perder.

Como judío israelí defensor de los derechos de los palestinos, ¿qué tareas realizas?

Soy parte de Ta’ayush (N.R.: Concepto en árabe que simboliza la forma de coexistencia entre un cangrejo y un caracol. Esta agrupación apoya a los campesinos árabes sobre todo en la región del Monte de Hebrón), no es estrictamente una organización, somos un grupo de activistas que trabajamos en Cisjordania y acompañamos y ayudamos a los granjeros, pastores y pobladores, documentamos lo que sucede cuando colonos, el Ejército y otras fuerzas israelíes los echan de sus tierras y demuelen sus casas.

Cuando los atacan, estamos con ellos y los apoyamos. Esa es nuestra principal tarea.
Por ejemplo el otro día ayudamos a un palestino, éramos varios activistas, estuvimos con él, grabamos lo que sucedía e intentamos asegurarnos de que los colonos no vinieran a atacarlo.

En otra ocasión los colonos no sólo atacaron a los palestinos sino que también atacaron a los activistas y la reacción del Ejército fue cerrar el área, crear un área militar cerrada y expulsar de ahí a los palestinos. Así vemos claramente que los colonos y el Ejército trabajan juntos para echar a los palestinos de sus tierras. Esa es la realidad a la que nos enfrentamos todos los días.

En los últimos meses vemos más y más colonos con rifles y todo tipo de armas de fuego que le disparan a los palestinos y hacen lo que quieren y las autoridades los dejan.

¿Querés agregar algo más?

Los musulmanes temen que Israel quiera crear nuevos hechos sobre el terreno, especialmente en esas dos áreas: en Jerusalén oriental, en Al Aqsa. Sienten que tienen que luchar para defenderse.

No podemos continuar con esta situación de apartheid, no pueden seguir ocupando Cisjordania, los territorios ocupados, tienen que obedecer el derecho internacional, no pueden seguir cometiendo crímenes de lesa humanidad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias