Economía

CRISIS ECONÓMICA

Acuerda G20 moratoria de la deuda de los países más pobres

En medio de lo que se espera sea la peor crisis económica desde el crack del ’29, los países del G20 han acordado que si así lo solicitasen, los países más pobres tendrán la posibilidad de aplazar los pagos de su deuda hasta 2022.

Jueves 16 de abril | 14:32

Tras una reunión virtual este miércoles 15 de abril, los ministros de finanzas y banqueros pertenecientes a los países más desarrollados y a los más importantes en vías de desarrollo, acordaron suspender el pago de la deuda externa de lo países más pobres, al menos hasta finales de 2020. La idea, dicen, es ayudar a que gestionen mejor sus recursos para enfrentar la crisis sanitaria global.

La moratoria acordada contempla también que ésta puede ser renovada para 2021, con miras a que los pagos aplazados sean pagados entre 2022 y 2024.

Entre palabras “solidaridad” y “extrema preocupación de salvar vidas humanas”, el vocero del G20 hizo el anunció que podría beneficiar a 77 países, aunque sean sólo migajas de lo saqueado en aquellas naciones.

Se estima que el monto de dinero que será “ahorrado” por los países pobres de cerca de 12 mil millones de dólares, sea de manera sólo temporal, pues ni el G20, ni el FMI quien celebró el acuerdo, permitirán que no se paguen los excesivos intereses que esta deuda generará a las naciones más necesitadas.

Este acuerdo fue precedido por el del G7 -grupo de países más industrializados del planeta- que estaban a la espera de anunciar la suspensión temporal de la deuda junto el acuerdo del G20.

FMI libera fondos para congelar la deuda de 25 países

Los organismos internacionales se cuelgan medallas de comprensión y apoyo mutuo, cosa que contrasta con la política que durante décadas mantuvieron, saqueando y aplicando planes de ajuste que, alrededor del mundo, desmantelaron los sistemas de salud pública, dejando al conjunto de la humanidad en la mayor de las indefensiones frente a pandemias como la que estamos viviendo.

Dejar de pagar la deuda externa es una necesidad no temporal, sino vitalicia para los países cuya deuda aumenta año con año a falta de recursos, por lo cual sus gobiernos lacayos aceptan criminales paquetes financieros y aparte los pagan con enormes intereses que a la postre no significan más que neocolonialismo y vasallaje. Que se suspenda la deuda externa de manera indefinida es una necesidad y no una utopía.






Temas relacionados

Covid-19   /   Deuda externa   /   G20   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO