×
×
Red Internacional

Las organizaciones populares de Puebla están siendo víctimas de los gobiernos, estatales y locales cuyo fin es terminar con estos movimientos que llevan años movilizándose por sus demandas.

La UPVA-28 de Octubre, conocida por ser una organización que difiere de la política de los gobiernos estatal y municipal en Puebla (y del Federal), y que es solidaria con el movimiento obrero y popular, está sufriendo un recrudecimiento de la ofensiva violenta que ha enfrentado en los últimos años.

La población poblana cansado de gobiernos corruptos y asesinos como el priista Mario Marín Torres (el tristemente célebre “gober precioso”, ligado a la trata de blancas), o el panista Rafael Moreno Valle (el derechista que atacó con todo a las organizaciones sociales y populares del Estado), o el también panista Antonio Fayad acusado de enriquecimiento ilícito, e impuesto por su socio en corruptelas, Moreno Valle), esperaba un cambio en el 2020 con la llegada al gobierno del morenista Miguel Barbosa Huerta (que en el PRD era parte de la tribu de “Los Chuchos” muy ligada al PRI).

Sin embargo, el acoso reaccionario contra esta organización popular está poniendo en riesgo la vida de más dirigentes de la UPVA, pues han sido amenazados de muerte, tanto a su dirigente Rubén Sarabia Sánchez (“Simitrio”), como Xihuel Sarabia Reyna, hijo de Simitrio. Hijo de “Simitrio”.

Ya anteriormente, durante el gobierno de José Antonio Gali Fayad, fue asesinada, en la oficina central de la UPVA “28 de Octubre”, en el interior del mercado Hidalgo, Meztli Omixochitl Sarabia Reyna, secretaria de organización de la UPVA 28 de Octubre, e hija también de “Simitrio”.

El hostigamiento a esta organización desde el 2020, se hizo más notorio cuando en septiembre de ese año la Guardia Nacional creada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, entró al mercado “La Cuchilla” destruyendo los puestos y mercancías de los locatarios, disparando gases lacrimógenos. Esto, con el pretexto de buscar artículos de venta ilegal. De esta manera han desalojado a los comerciantes de esta organización en distintos lugares de la ciudad en donde venden sus mercancías.,

También en ese mes, un comandante de las fuerzas especiales de la Policía Municipal, disparó desde su camioneta RINO -durante una manifestación en el Ayuntamiento de Puebla-a los pies de los manifestantes, provocando que las esquirlas llegaran al cuerpo de los integrantes de la UPVA.

Ya en 2014, los policías ministeriales armados hasta los dientes, catearon con violencia la casa de los Simitrio haciendo destrozos, tirando al suelo a sus moradores, poniéndoles los fusiles en la cabeza. Esto en tanto sembraban droga y saqueaban ese hogar. Además, se llevaron en calidad de presentadas a la mamá de “Simitrio” (la señora Irma Reyna Martínez), a su hermana Claudia Alejandra López Reyna, y a Juan Pablo Arroyo Fuentes, esposo de su sobrina Viridiana. Todo esto, con el fin de que denunciaran al dirigente de su organización como una persona dedicada al narcotráfico.

En mismo “Simitrio” ha sido detenido y encarcelado en varias ocasiones. Es decir, una serie de ataques físicos y verbales contra los dirigentes de la UPVA y sus familiares, como parte de una política de limpiar el Estado de organizaciones “incómodas” para el gobierno estatal.

En fechas recientes, grupos aparentemente ligados a la delincuencia organizada, están siendo utilizados para agredir a los integrantes de esta organización y amenazarlos de muerte. De ahí, la importancia de denunciar la grave situación que enfrenta la dirección de la UPVA, y el riesgo que enfrentan sus integrantes de perder sus trabajos y sus instalaciones.

Amplia solidaridad efectiva con la UPVA- 28

Puebla se ha distinguido por ser un estado donde siempre han existido sectores de derecha ultraderecha que actúan desde los organismos empresariales, la Universidad autónoma de Puebla, los caciques y terratenientes, y la Iglesia.

No importa el color del partido en el gobierno, los mandatarios estatales responden a los intereses de la llamada clase política y empresarial. Por eso no es de extrañar que Miguel Ángel Barbosa, no solo utiliza la fuerza del Estado para intentar controlar reprimir a organizaciones como la UPVA, sino que evita contrariar a la derecha y el conservadurismo, negándose a legislar sobre la despenalización del aborto, pretextando que no es un tema fácil y que “los diputados deben legislar para todos y no solo para un sector en específico” (como si esta demanda no fuera un reclamo de miles y miles de mujeres).

Es necesario que las organizaciones obreras y populares, el movimiento de mujeres y la juventud, nos movilizaremos para frenar este criminal ataque a la UPVA.
Si esta organización convoca a un Encuentro Nacional para unificar y fortalecer la solidaridad con su lucha (y de los demás movimientos amenazados or el poder), el Movimiento de las y los Trabajadores Socialistas (MTS), y la Izquierda Diario, sumaríamos nuestras modestas fuerzas a dicho esfuerzo.

¡Alto a las amenazas de muerte a los compañeros “Simitrio” y Xihuel Sarabia Reyna!
¡Por el respeto a la integridad física de los integrantes de la UPVA-28!
¡Castigo a los responsables materiales e intelectuales del asesinato de Meztli!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias