Internacional

#justiciapararuben

Alto a los crímenes contra periodistas críticos del régimen

Este 31 de julio fue asesinado Rubén Espinosa, fotoperiodista veracruzano especializado en movimientos sociales. Este comunicador tuvo que huir de Veracruz al DF por temor a su vida.

Domingo 2 de agosto de 2015 | 18:04

Fotografía cortesía de Eka Ríos

El viernes 31 de julio fue asesinado en la Ciudad de México el fotoperiodista Rubén Espinosa. Rubén fue encontrado en un departamento de la Colonia Narvarte con golpes y 2 disparos en su cuerpo. En el lugar también asesinaron a otras 4 mujeres. Se exilió a DF tras los temores de ser asesinado en Veracruz por ejercer un periodismo crítico.

Rubén Espinosa trabajaba para las agencias Cuartoscuro, Proceso y la agencia veracruzana AVC Noticias, quienes exigieron su presentación inmediata con vida al momento de que sus familiares reportaron su desaparición durante el sábado.

Critico del gobierno represor de Duarte

El fotoperiodista había presentado en septiembre del 2013 una denuncia en contra del Gobierno del Estado, encabezado por el represor priista Javier Duarte de Ochoa, después de resultar agredido en el desalojo del plantón de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Plaza Lerdo del Estado.

En la represión de la que fue objeto el movimiento magisterial hubo varios profesores asesinados. Al ser detenido, Rubén Espinosa fue obligado a borrar las imágenes que tomó de los hechos contra el movimiento magisterial.

En un acto absolutamente condenable, el gobernador Javier Duarte le ofreció dinero para que desistiera de continuar su denuncia pero no lo consiguió, tal como hizo el ex gobernador perredista Angel Aguirre en Guerrero con los normalistas asesinados y desaparecidos de Ayotzinapa.

El de Javier Duarte es un gobierno caracterizado por la violación a los derechos humanos y por la censura a la prensa. Bajo su administración, 15 periodistas fueron asesinados desde el 2011 al 2015.
Veracruz es una de las localidades donde tiene fuerte presencia del narcotráfico y en infinidad de ocasiones se ha ligado a éste con el gobierno y las fuerzas armadas.

Un nuevo crímen contra el periodismo crítico

Este asesinato no es un hecho aislado, es parte de la política represiva de este régimen. Los gobiernos federal y estatales buscan acallar las críticas de los opositores a los planes económicos y la entrega de los recursos naturales estratégicos, así como las protestas en defensa de los derechos humanos, contra la militarización y los feminicidios (segun distintos medios, en México se asesina una mujer cada tres horas).

En México se premia a los “comunicadores” afines al régimen, como los de Televisa, TV Azteca o Milenio, que hacen campañas de desprestigio contra movimientos como la CNTE. Pero a los independientes y críticos se les persigue y asesina.

La militarización del país -que ya está creciendo en la capital del país-, el incremento de la intervención de la Policía Federal en los conflictos sociales y las leyes que criminalizan la protesta social, muestran las tendencias cada vez más autoritarias de esta “democracia bárbara”.

Rubén Espinosa decidió salir de Veracruz por temor a que le ocurriera un evento similar al de los 8 jóvenes que fueron agredidos salvajemente por un comando paramilitar presuntamente priísta el 5 de junio. Poco antes, había denunciado que hombres desconocidos lo comenzaron a seguir, haciéndole señales de que era vigilado y señas con el dedo de que debía guardar silencio.
Artículo 19, una organización que se dedica a velar por la libertad para ejercer el periodismo, así como por la vida y seguridad de los periodistas, sostiene que son ya 88 los periodistas asesinados en México.

Desde La Izquierda Diario exigimos que este crimen no quede impune o que las autoridades traten de hacerlo pasar como un homicidio común. Solamente el Estado tiene los recursos económicos y logísticos para que un comando de hombres armados y entrenados pueda operar con total impunidad en varios estados del país.

Los periodistas y militantes socialistas que conformamos el equipo de La Izquierda Diario haremos eco del grito que a nacional e internacional que exige justicia por Rubén Espinosa, en las calles y en nuestros medios de información.
Denunciamos como principal responsable al gobierno del represor Javier Duarte como involucrado y responsable de este crimen contra un periodista, por la censura a los medios de comunicación independientes y por atacar constantemente el derecho de ejercer con libertad y seguridad esta profesión.

Con información de www.economiahoy.mx






Temas relacionados

Ruben Espinosa   /   #justiciapararuben   /   Veracruz   /   Libertades Democráticas   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO