Política México

ACTUALIDAD

Ante la represión a los maestros, mienten los medios comprados por el gobierno

No hay excepciones. No se salva ni el “progresista” La Jornada. Todos ocultaron que el desalojo fue ejecutado por la fuerza por granaderos y policías.

Viernes 20 de mayo de 2016 | 15:20

Foto: José Antonio Aranda Ruiz

“Retira la CNTE plantón frente a Gobernación”: La Jornada. “CNTE se retira de Bucareli; se dirigían al zócalo”, El Universal.

Dan voz a Patricia Mercado, secretaria de gobierno de la CDMX, como el Excelsior: “No habrá plantón de maestros en el zócalo, advierte Patricia Mercado”. Y la funcionaria del gobierno capitalino destacó que “los maestros levantaron su plantón … sin sostener confrontación alguna con la policía federal.”

En la televisión, en los noticieros se afirmaba que los maestros desalojaron por voluntad propia.

Todos reproducen el discurso de los altos funcionarios de gobierno al tiempo que mienten sobre los hechos. Hubo desalojo. Hubo represión. Hay testimonios. Hay imágenes.

No extraña. Esto constituye una nueva demostración de que la “objetividad” en el periodismo es un mito. Para anestesiar a quienes hacen periodismo y a quienes lo consumen.

Pero la realidad es que los grandes medios –y algunos no tan grandes– día con día, minuto a minuto, hacen política y hacen ideología al servicio del poder.

Se suceden las notas sobre declaraciones y amenazas del gobierno, de los charros del SNTE, de empresarios. Pero las voces de las y los maestros no tienen cabida. No hay lugar para que ellos cuenten su verdad: cómo los desalojaron, cómo se enfrentan al gobierno, cuáles son sus acciones de lucha, sus aspiraciones.

No tienen espacio los maestros en los grandes medios para contar que muchas veces tienen que pagar el dinero de los materiales didácticos de su bolsillo, porque en la escuela no hay. Que hacen malabares con la entrega de los nuevos libros de texto gratuitos, porque la Secretaría de Educación Pública (SEP) no envió libros para todos los alumnos. Que a veces les toca dar clases al aire libre porque no hay aulas. O sin calefacción cuando hace mucho frío.

Los medios al servicio del poder no dan espacio para que los maestros que están frente a grupo puedan contar cuál es su realidad. Que no tienen vida, porque entre las horas que están al frente de grupo y las que pasan preparando las clases, calificando trabajos, haciendo las planeaciones que exigen los funcionarios de la SEP, les quedan apenas unas pocas horas para dormir.

No dan espacio los medios para que cuenten cómo batallan día con día con la desaparición de alumnas secuestradas por redes de trata, o para lograr enseñar cuando niñas y niños van a la escuela con hambre, porque sus padres apenas ganan dos salarios mínimos, si bien les va.

Los medios –que obtienen ganancias de la publicidad, muchas veces pagadas por el gobierno– tienen la función de convencer a las personas de a pie, de que las reformas estructurales, como la educativa, y los negocios de los grandes empresarios, son lo mejor para México.

Pagan fortunas a un ejército de periodistas y comunicadores a sueldo que escriben o “informan”, en nombre de la libertad de expresión o de la independencia periodística, lo que se les ordena. Y así, desde hace un largo tiempo han desplegado una campaña reaccionaria contra el magisterio, difamando a los maestros.

La Izquierda Diario es distinto. Contra los medios masivos de comunicación al servicio del gobierno y las trasnacionales, damos otra visión de la realidad: desde la izquierda.

Por eso, abrimos nuestro diario a las denuncias de maestros, trabajadores, mujeres y jóvenes, para que puedan contar su verdad, su mirada sobre el mundo. Para que nos hagan llegar crónicas de las luchas que protagonizan. Para que hagan escuchar sus voces en primera persona.






Temas relacionados

Aurelio Nuño    /   Política México   /   Magisterio   /   Periodismo   /   Miguel Ángel Mancera   /   Prensa

Comentarios

DEJAR COMENTARIO