×
×
Red Internacional

Michoacán. Arantepacua Vive: marcha nacional por justicia para las víctimas de la masacre de 2017

A cinco años de la represión de 2017 en Arantepacua, que implicó la muerte de cuatro personas y graves violaciones a los derechos humanos, el Consejo Comunal Indígena de dicha comunidad, convoca a una movilización nacional en la CDMX el 31 de marzo y a una marcha local el cinco de abril.

Martes 29 de marzo | 18:08

Las consignas con las que se convoca a estas movilizaciones, son: Ni perdón ni olvido, justicia, así como las exigencias de cárcel para los culpables y la atracción del caso por la Fiscalía General de la República.

Entre el 4 y 5 de abril de 2017, la comunidad de Arantepacua, integrada por alrededor de 5 mil habitantes, en su gran mayoría purépechas, sufrió un duro episodio de represión a manos de unos 800 policías estatales, bajo las órdenes del entonces gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

Te puede interesar: Por qué el gobernador Silvano Aureoles, del PRD, es el campeón de la represión

Existe una recomendación (Recomendación 42VG/ 2020), de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que señala las graves violaciones a derechos humanos cometidas, que contemplan detenciones ilegales, tortura, tratos crueles e inhumanos y ejecuciones extrajudiciales.

Ante la falta de resultados en la investigación y la nula voluntad de la Fiscalía del estado de Michoacán para clarificar los hechos e imputar a los responsables, el Consejo Comunal Indígena de Arantepacua ha solicitado a la Fiscalía General de la República (FGR) la atracción del caso, con la intención de encontrar respuesta a su denuncia y búsqueda de justicia.

La FGR rechazó atraer la investigación, pues considera que lo ocurrido en la comunidad purépecha no tiene “trascendencia suficiente” como para necesitar su intervención. También argumenta que los pobladores han impedido a la fiscalía estatal realizar su investigación.

Te puede interesar: Brutal reprensión del gobierno perredista en Arantepacua, Michoacán

Pero el Consejo Comunal Indígena de Arantepacua insistirá en su exigencia para que el caso sea atraído por la FGR, para ello convocan a una movilización nacional este próximo 31 de marzo en Ciudad de México y a una marcha estatal en Michoacán el próximo 5 de abril.

Por la vía legal, interpondrán una queja ante la CNDH y buscarán un amparo para obligar a la institución a investigar los sucesos de 2017, según ha declarado el abogado Enrique Guerrero del Colectivo Liquidámbar, quienes acompañan a la comunidad michoacana en su lucha por justicia.

La comunidad de Arantepacua y sus asesores consideran que la respuesta de la FGR revictimiza a la comunidad y señalan que si las investigaciones no avanzan, es porque el actual fiscal michoacano Adrián López Solías era Secretario de Gobierno estatal en abril de 2017, cuando la represión tuvo lugar, por lo que no va a realizar una indagatoria que exponga su responsabilidad o la del entonces gobernador, Silvano Aureoles.

La represión del 4 y 5 de abril de 2017 y la lucha por el autogobierno

El día 4 de abril una comisión de comuneros de Arantepacua se reunió ante representantes del gobierno estatal en Morelia para dirimir una disputa territorial con el poblado vecino de Capacuaro. Tras la reunión, el camión en que viajaban de regreso fue retenido de forma violenta por policías estatales que golpearon y detuvieron a 38 comuneros.

En respuesta, un grupo de miembros de la comunidad bloqueó un tramo de carretera, exigiendo la liberación de sus representantes que fueron injustamente detenidos por el gobierno estatal.

El gobierno michoacano decidió entonces emprender un operativo represivo de trágicas consecuencias. Cientos de policías arribaron en camiones, patrullas y helicópteros a la comunidad, allanaron domicilios, golpearon, torturaron y detuvieron a decenas de personas sin orden judicial, hirieron a muchas y asesinaron a cuatro: Francisco Jiménez. Santiago Crisanto Luna, José Carlos Jiménez Crisóstomo y Luis Gustavo Hernández Cohenete.

La masacre fue realizada por la policía estatal y no pudo haberse realizado sin el conocimiento y las órdenes del gobierno del estado que niega su responsabilidad en estos hechos. A pesar de que la recomendación (Recomendación 42VG/ 2020), de la CNDH señala las violaciones a derechos humanos acontecidas en la comunidad de Arantepacua.

Después de la trágica represión sufrida, la comunidad de Arantepacua decidió autogobernarse y expulsar a los partidos políticos del régimen. Desde diciembre de 2017 el autogobierno recae en un consejo comunal integrado por cuatro mujeres y cuatro hombres y desde marzo de 2018 una sentencia del Tribunal Electoral del estado de Michoacán reconoce su autonomía.

Actualmente la comunidad es vigilada por el cuerpo de los ‘Kuaricha’, un tipo de policías purépecha integrada por miembros de la comunidad. Arantepacua es una de las cuatro comunidades del municipio de Nahuatzén que aún luchan por el reconocimiento de su derecho al autogobierno, las otras tres son Comachuén, Sevina y la cabecera Nahuatzén.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias