×
×
Red Internacional

Vivos los queremos. Aumenta el número de desaparecidos en La Laguna

De acuerdo con el registro nacional, en el primer trimestre del 2022 se han reportado 17 personas desaparecidas, principalmente en las zonas de Piedras Negras (ciudad colindante con Texas), Saltillo y Torreón.

Jueves 21 de abril | 00:20

En los estados del norte de México, la desaparición de personas se incrementa año con año, ya sean ciudadanos mexicanos o migrantes que, en su camino a los estados unidos, terminan siendo víctimas del crimen organizado y de la represión por parte de los cuerpos militares y la guardia nacional. De manera forzada o involuntaria, las desapariciones y la trata de personas, conforman uno de los tantos negocios ilícitos respecto a la trata de personas. Dicho fenómeno se ha tipificado como un delito complejo, al violar los derechos humanos.

En La Laguna, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) informó que en el primer trimestre del año hay 17 personas desaparecieron en Coahuila, más de la mitad fueron vistos en Piedras Negras, ciudad fronteriza que conecta con Eagle Pass en Texas. El resto de personas fueron vistas por última vez en Saltillo y Torreón. El 64.71 % de los desparecidos son hombres y 35.29 % son mujeres, 11 y 6, respectivamente.

Del porcentaje general de mujeres desaparecidas, más del 90% son niñas y adolescentes víctimas de la trata de personas u feminicidios. Hasta la fecha hay 2 mil 338 casos de desaparecidos desde 2009 y durante el 2021 se reportaron 38 casos que ocurrieron en La Laguna entre el 2012 y 2013, lo que muestra la indiferencia de las autoridades en la búsqueda de personas, dejando pasar años para su localización.

Durango es otra entidad con condiciones de inseguridad que han dominado por años a la región, tomando las principales rutas comerciales y de paso las rutas migrantes, lo que ha propiciado un estimado de dos mil personas en calidad de desaparecidas en los últimos años, por lo que representantes de la Caravana de Búsqueda de Personas Desaparecidas anunciaron una movilización programada para el 28 de abril y lograr visibilizar la angustia y la desesperación de miles de familias en la zona y en todo el país.

Te puede interesar: Desaparición forzada. Presentación con vida de Pánfilo Martínez militante del FPR

Las desapariciones y la inoperancia del estado

La desaparición de personas en la frontera representa un problema mayúsculo tanto para los gobiernos locales como para la administración de la 4T. La brutal persecución de migrantes y la trata de personas, no permiten el tránsito seguro por el país a miles de centro americanos que, en el mejor de los casos, terminan deportados o se quedan en el país por los peligros del traslado a los Estados Unidos.
A pesar de que supuestamente hace más de una década se persiguen estos delitos y se exige justicia, las autoridades no han dado respuesta a las demandas de las familias, por lo que estos crímenes quedan en la impunidad.

Ante la indiferencia de los gobiernos, Integrantes del colectivo Víctimas por Nuestros Derechos en Acción (Vida), organismo para la búsqueda de personas desaparecidas en Coahuila, llevaron a cabo un bloqueo el 19 de abril sobre el periférico Raúl López Sánchez, la protesta tuvo como objetivo denunciar al personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) ya que cinco personas que habían desparecido en los últimos meses fueron enviadas a la fosa común, pese a haber sido identificadas por sus familiares en su momento. De acuerdo con los inconformes, elementos de la FGE identificaron los restos cinco días después de encontrarlos y los enviaron a la fosa común sin notificar a los familiares.

Estos cinco casos documentados han sido recopilados en los últimos seis meses, luego de que el Centro Regional de Identificación Humana del gobierno estatal, iniciara exhumaciones en la fosa común del panteón municipal, encontrando los restos de una persona que tenía 11 años desaparecida, sin embargo, hace apenas unos días los restos de la víctima fueron entregados a sus familiares.

La solidaridad de la clase trabajadora

Sectores de altos funcionarios y de las corporaciones represivas -policía, Ejército y Marina-están asociados en las redes de trata, que además tienen a su servicio a todos los cuerpos policíacos que operan y participan en estas instancias del crimen organizado, así como en el tráfico de drogas y extorsión. Dejando muy claro como el régimen tiene responsabilidad en estos crímenes sin que haya consecuencias.

Por lo tanto, no podemos depositar ninguna confianza en el Estado que permite la existencia de estas redes, además del hecho de que son cómplices de estos delitos. El hallazgo de los desaparecidos en México se ha logrado por los esfuerzos y organización de los distintos grupos de familiares, y no gracias al gobierno inoperante que tardíamente aparece con la creación de registros de desaparecidos.
Por lo tanto, hacemos un llamado a todos los sectores y organizaciones democráticas a que se unan a la lucha contra las desapariciones y la violencia, es de suma importancia pelear unitariamente por los derechos de toda la clase trabajadora, migrantes, defensores de la tierra, periodistas y mujeres.

Te puede interesar: Desaparición forzada. A un año de la desaparición de Marco Antonio: seis cosas para no olvidar




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias