Mundo Obrero México

PANDEMIA SIN LUZ

CFE ha dejado sin luz a millón y medio de usuarios durante pandemia

Mientras AMLO promete no aumentar los costos de energéticos a los empresarios y los lleva a platicar con la gente de Trump, un millón y medio de usuarios se quedan sin electricidad, por displicencia de la "Cuarta Transformación" ante la crisis sanitaria.

Raúl Dosta

@raul_dosta

Sábado 11 de julio | 16:53

El 15 de junio pasado el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, se reunió en videoconferencia, con diputados de la fracción parlamentaria de Morena. El objetivo era, según dijeron, "establecer un diálogo que permita tener información certera sobre el cobro de tarifas eléctricas".

Ya para entonces se volvía notorio el maltrato que daba la CFE a la población en el medio de la pandemia por covid-19. Por ello los 206 diputados del Morena, estuvieron presentes para expresar dudas e inquietudes; su líder parlamentario, Mario Delgado, resaltó la importancia de contar con un "mecanismo de comunicación permanente" mientras que destacaba la labor que realiza la CFE en esta contingencia sanitaria. Pero tanta "comunicación permanente" y la "destacada" labor de Barttlet y compañía, han acumulado poco más de un millón de usuarios a quienes se les ha cortado la luz en estos meses pandémicos.

La CFE cortó su servicio a casi 700,000 hogares por falta de pago durante abril y mayo, dos de los meses más duros de emergencia sanitaria por el coronavirus. Olvidando que se trata de un servicio esencial proporcionado por el Estado, es decir sostenido por las contribuciones del pueblo trabajador, pues aunque nos detallan en los recibos que nos envían un supuesto "subsidio" [1] esta cifra es sólo una manera de desviar la atención sobre los verdaderos subsidios que da la CFE, a los empresarios que utilizan este energético en ingentes cantidades.

Así, la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de no subir el precio de la luz no ha sido suficiente para reducir de manera sustancial el problema del impago. Esto se debe a que dicha promesa va dirigida no tanto a los habitantes de a pie, a quienes esta promesa no rendiría ningún beneficio dada la profunda crisis en las familias proletarias que, confinados, despedidos y sin sueldos de garantía para solventar la actual crisis sanitaria, están acorralados entre comprar comestibles o pagar los servicios básicos.

La promesa de AMLO, contrario a lo que aparentan sus discursos, va en el sentido de ignorar a los usuarios del servicio de la población urbana y semiurbana. Lo que está siempre en la mente del líder carismático es cómo dar facilidades a los grandes empresarios,a ellos es a quien les promete que no habrá subida de precios, máxime cuando éstos lloriquean que ante la "discriminación" a los productores de energía eléctrica renovable (eólica y solar) los precios del energético encarecerían sus costos de producción. [2]

Entre febrero y marzo de este año, los cortes de luz sumaron 821 mil. Considerando los arriba anotados de mayo y abril suman poco más de un millón y medio de hogares afectados. Considerando, de acuerdo con los datos poblacionales más recientes, que un hogar promedio consta de 3.7 miembros, los cortes de luz de la CFE están afectando a más de 5.5 millones de habitantes de todo el país, durante la pandemia, quienes son los más vulnerables dentro de los trabajadores en esta crisis mixta, sanitaria y económica. Y el gobierno de la "Cuarta Transformación" es insensible a ello.

Un "gobierno para los pobres", si existiera en estos días de pandemia, no se enfocaría en prometer bajos costos a los ricos. Por el contrario, considerando que la clase que mueve los hilos de la producción de este país, está indefensa ante la crisis sanitaria y por las décadas de precarización del trabajo bajo el neoliberalismo, debe de ser apoyada también y con más profundidad.

Los trabajadores no pueden vender su fuerza de trabajo como en las precarias condiciones usuales antes de la crisis pandémica. No tienen por qué pagar por los servicios que el Estado aún controla o concesiona, así como los impuestos generales; por principio de cuentas la luz, el predial, y el agua mientras dure la crisis.

El pasado viernes 10 de julio López-Gatell presumía que "la pandemia apenas va por la mitad", así que nos esperan tiempos muy difíciles y ya es tiempo que el Estado devuelva una pequeña parte de lo que esquilma a los que verdaderamente trabajan y mueven la economía de este país en detrimento de los funcionarios super pagados y los empresarios que conforman una alianza para saquear las arcas del país.



[1Una falsedad con la que nos quieren hacer creer que el Estado condona una buena parte del costo de producción a cada usuario. En realidad quien "subsidia" año con año a CFE es la población que realmente paga impuestos, los trabajadores, a través del presupuesto federal que le asignó para este 2020 la cantidad de 456,437 millones de pesos.

[2Mayores facilidades no podrían habérsele dado a las corporaciones industriales, para quienes durante las dos últimas décadas se han creado mecanismos para generación y distribución independiente, es decir, una industria privada paralela enfocada a los grandes consumidores de electricidad que surte alrededor del 20% del mercado industrial, pasando por encima de la soberanía nacional en cuanto a la producción y distribución de productos energéticos.





Temas relacionados

Pandemia   /   Manuel Bartlett   /   Cuarta Transformación de AMLO   /   CFE   /   Mundo Obrero México

Comentarios

DEJAR COMENTARIO