×
×
Red Internacional

PANDEMIA.COVID-19 y la controversia sobre los números de contagios y muertes

Hugo López Gatell externó que el país lleva 17 semanas consecutivas de reducción en casos por covid-19.

Jueves 20 de mayo | 11:44

Desde que comenzó la crisis sanitaria, el gobierno de la 4T ha provocado una discrepancia en el número de muertes y contagios en México, lo que ha generado un sinfín de especulaciones sobre el manejo y las condiciones del sector salud, además de las medidas sanitarias aplicadas para contener la crisis.

Recordemos que, en los momentos más agudos de la pandemia, progresivamente se mostraron las condiciones en la infraestructura de todas las clínicas tanto del IMSS como el ISSSTE, producto de 30 años de saqueo neoliberal, lo cual, sin embargo, no fue modificado sustancialmente por el gobierno.

A más de 1 año en pandemia, el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que México experimenta un descenso “muy consistente, muy sostenido” en cuanto a casos y muertes por la Covid-19, enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2.

Más allá de esto, para México, la diferencia entre los 220,489 muertos reconocidos por las autoridades y los 624,191 que estima el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME - centro independiente de investigación de la salud de la población de la Universidad de Washington) es del 183.2%, lo que, de confirmarse, significaría que hay 403,758 vidas perdidas por el Covid que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se niega a reconocer.

El IHME encontró que las muertes por COVID-19 son subregistradas significativamente en casi todos los países y alertó que la pandemia actual, muestra que el precio real es significativamente peor, y bajo esos parámetros el IHME colocó a México como el tercer país con el mayor número total de muertes por COVID-19 a nivel mundial, sólo por debajo de India, que contabiliza 654,395 y Estados Unidos, con 905,289 fallecidos.

La razón de este desajuste entre el número de fallecidos se debe a que no se informan todas las muertes porque, la mayoría de los países, solo registran las que ocurren en hospitales o de pacientes con una infección confirmada. Así, ponen de manifiesto que la mortalidad reportada por Covid-19 está fuertemente relacionada con los niveles de pruebas en un país.

En algunos países de Europa y Estados Unidos se vive ya una tercera ola de la pandemia, que sigue golpeando en América Latina con igual gravedad, mientras persiste la caída del empleo, y una crisis económica y social de magnitud.

Tan solo en el último año, 100 millones de seres humanos cayeron en la pobreza, mientras que las 500 personas más ricas del planeta, que representan el 0.001 por ciento de la población mundial, obtuvieron el mayor crecimiento de su patrimonio en una década.

Ante esa profunda crisis humanitaria, la lucha por vacunas para todos y por la liberación de las patentes está planteada como una necesidad urgente ante la catástrofe de la pandemia. De igual modo, hace falta la intervención estatal inmediata de todas las farmacéuticas y laboratorios, para ponerlos bajo control de los profesionales de la salud y al servicio del pueblo trabajador.

En lugar de seguir pagando las fraudulentas deudas externas, debemos imponer la anulación de éstas y de todos los países semicoloniales, para reutilizar esos miles de millones en la salud pública, por ejemplo, evitando que se descarguen los costos de la crisis capitalista sobre las vidas de las grande




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias