Cultura

CARICATURAS

Cartoon Network se posicionó contra el racismo

Tras el asesinato de George Floyd, se ha levantado una furia internacional contra la violencia racista. Este martes, la policía de Estados Unidos, balaceó a Jacob Blake, un joven negro al que dejaron paralítico de la cintura para abajo. La noticia causó indignación alrededor del país y hubo una segunda jornada de protestas. El canal televisivo de caricaturas, Cartoon Network, se posicionó a favor de éstas.

Emilia Macías

@EmiliaMacas1

Martes 1ro de septiembre | 19:09

“In the struggle, we must seek more than civil rights; we must work for the community of love, peace and true...

Publicado por Cartoon Network en Viernes, 28 de agosto de 2020

“En la lucha, debemos buscar más que los derechos civiles; debemos trabajar por la comunidad del amor, la paz y la verdadera hermandad. Nuestras mentes, almas y corazones no pueden descansar hasta que exista libertad y justicia para todas las personas". - John Lewis, 1963
Apoyamos a quienes continúan exigiendo justicia e igualdad.

En la imagen hay diferentes personajes tradicionales levantando carteles con consignas del movimiento Black Lives Matter.

Imagínate hasta qué punto llega la represión policial y la oposición y descontento dentro del gigante imperialista para que de pronto, las caricaturas que marcaron nuestras infancias aparezcan tomados de la mano del activista Martin Luther King Jr. portando pancartas contra el racismo.

Así como Cartoon Networks, muchas empresas se posicionan contra el racismo, como Facebook, Tik Tok, Amazon. Es tan profundo el descontento que incluso canales para niños se pronuncian contra la brutalidad policial y el racismo.

Pero poner a una imagen como Martin Luther King no quiere decir que estén en contra de la policía y su papel represivo en el Estado. Muchas de estas empresas apoyan al Partido Demócrata, quien habla de socialismo y tiene una fuerte campaña en contra de las políticas racistas de Donald Trump, pero mientras estaba en el poder Barack Obama, dirigía represiones hacia los negros, hacia los migrantes y a la clase trabajadora.

Te puede interesar esta nota donde explicamos por qué Joe Biden no es alternativa.

El movimiento que ha renacido en las calles del mundo contra la violencia racista de la policía y por los derechos de la población negra y latina, se ha utilizando por muchas empresas como propaganda, ya que la coyuntura es tan fuerte que el tema es abordado cotidianamente en los grandes medios. Es difícil ignorar a cientos de miles que toman las calles en decenas de ciudades y aparentar que “todo está bien”.

Que estas empresas repudien el racismo, no significa que están en contra de la precariedad de la vida, ni de que haya millones de personas sufriendo la peor cara de la pandemia como los migrantes, no significa que estén por los derechos elementales para todas las personas.

Como Amazon, que ha decidido dejar de vender productos anti LGBT, propaganda Nazi, o cualquier producto que sea ofensivo o “problemático”, pero las y los trabajadores de esta empresa laboran en condiciones precarias, sin medidas de seguridad e higiene.

Te puede interesar: Trabajadores y trabajadoras de Amazon se manifiestan por mejoras de seguridad contra el Covid-19

No es casual que actualmente salgan enormes espectaculares y campañas mediáticas retomando a personajes clave en la historia de la lucha contra el racismo como Ángela Davis o Martin Luther King y a favor del movimiento actual #BlackLivesMatter, levantando consignas y demandas de la juventud que sale a las calles masivamente ya que si bien se levanta abiertamente en contra de las opresiones, también resulta una cooptación del movimiento mismo.

El intento de estas empresas por incluirse y activarse políticamente en el movimiento resulta en nada para las millones de personas en el mundo que trabajan para estas empresas y son explotadas, sobra mencionar que para el actual sistema neoliberal y capitalista las personas que más viven la precariedad y trabajan como mano de obra son afrodescendientes, latinos/as y migrantes.

La lucha contra el racismo no se trata de pintar de colores el movimiento y sólo incluir a las personas racilizadas en campañas mediáticas sino de cuestionar las estructuras que lo sostienen y para esto es necesario construir un movimiento masivo y en las calles, independiente del estado y empresas capitalistas que siempre se han enriquecido a costa de las vidas latinas, afro, indígenas y demás identidades históricamente oprimidas.






Temas relacionados

Violencia racial   /   #BlackLivesMatter   /   Racismo   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO