×
×
Red Internacional

SISMO EN OAXACA.Cínicas condolencias de Peña: en Jamiltepec también #Fue el Estado

Día del Ejército: Peña prometió ayuda a familias afectadas por caída del helicóptero de Sedena. Miente igual que a damnificados por los sismos de septiembre de 2017 en Juchitán, en Jojutla y en todo México.

Lunes 19 de febrero de 2018 | 20:12

Desde el nuevo Estadio de la Defensa Nacional en las instalaciones de Lomas de Sotelo, el presidente Peña Nieto dio su último discurso en el Día del Ejército.

Aprovechó para enviar sus “condolencias” a los familiares de las personas fallecidas por la caída del helicóptero militar ocurrido el pasado viernes en Jamiltepec, Oaxaca, donde perdieron la vida 14 pobladores.

“El deceso de un militar durante una misión o de un ciudadano en un accidente como éste es una pérdida que conmueve a todos”, declaró el presidente Peña. Y a continuación reafirmó el compromiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por atender individualmente las necesidades “de cada una de las familias afectadas”.

Diga lo que diga, nada puede ocultar el hecho de que la razón para el vuelo del helicóptero de la Sedena era el traslado de Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, y de Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, para tomarse la foto en el escenario de la tragedia, justo en el predio del hospital desalojado por el sismo del pasado viernes 16 de febrero. No llevaban ayuda: era únicamente un gesto mediático y el despliegue militar para sofocar cualquier expresión de descontento.

Tampoco nada puede ocultar que las promesas de ayuda del gobierno son sólo palabras que se lleva el viento, así como sucedió con ocasión de los sismos de septiembre de 2017.

La única ayuda del gobierno es a las constructoras, a las inmobiliarias y a las instituciones bancarias para que hagan sus negocios con la reconstrucción de viviendas e infraestructura dañadas por los terremotos.

Para las familias trabajadoras y de los sectores populares que lo perdieron todo, sólo hay el endeudamiento seguro para acceder a una vivienda.

Como si fueran pocos los agravios a los de abajo, Peña Nieto tuvo el descaro de anunciar un incremento en las percepciones del personal de tropa, clases y marinería tanto de la Sedena como de la Secretaría de Marina de mil pesos mensuales en el concepto de compensación técnica (haberes) y que según su estimación, equivale prácticamente al 20% de aumento, retroactivo a enero.

Todo lo contrario al miserable aumento al salario mínimo, que pasó de $80.04 a $88.36, y que es completamente insuficiente para adquirir la canasta básica.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias