Géneros y Sexualidades

Derecho a decidir

Claves sobre las iniciativas por el derecho al aborto en México

Desde 2018 se han presentado diversas iniciativas en torno a la interrupción legal del embarazo a nivel nacional, ¿qué ha pasado con ellas, y qué hacer para que sea ley?

Joss Espinosa

@Joss_font

Viernes 9 de abril | 13:24

Desde la campaña electoral de AMLO y el conjunto del Morena para las elecciones de 2018, uno de los ejes que retomaron figuras femeninas de dicho partido fue la despenalización del aborto. Sin embargo, a más de dos años de la 4T no hay ningún avance en torno a los derechos sexuales y reproductivos, e incluso ha habido ataque a éstos.

A nivel nacional, se han presentado 22 iniciativas en torno al aborto en los congresos locales de 18 estados.

Siete de estas iniciativas fueron rechazadas y discutidas a puerta cerrada, con argumentos retrógrados y oscurantistas, en seis entidades. Partidos de todos los colores (incluidos aquellos que enarbolan la lucha de las mujeres) votaron en contra de las iniciativas. Cabe destacar que la mayoría de ellas fueron precisamente discutidas y rechazadas en medio de la pandemia, aprovechando la ausencia en las calles del movimiento de mujeres producto del confinamiento. Las entidades que rechazaron dichas iniciativas son Guanajuato, Hidalgo, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí y Veracruz.

Por otro lado, tenemos que 15 de estas iniciativas ni siquiera han sido leídas y discutidas por los plenos de los congresos locales. Quedaron archivadas y sepultadas entre otras discusiones, que, a criterio de las y los congresistas, tienen más importancia que la salud y la vida de las mujeres en sus respectivos estados.

A su vez, las iniciativas tienen varias limitantes para garantizar el derecho a decidir; no son homogéneas y tampoco plantean el derecho al aborto legal, seguro, libre y gratuito. Podemos distinguirlas entre aquellas que plantean la disminución o modificación de las penas para mujeres juzgadas por abortar, otras plantean la despenalización únicamente, algunas más modificaciones a las leyes de salud, otras contemplan la amnistía a presas por abortar y también algunas que exigen el ILE bajo ciertas causales.

El próximo 22 de abril se discutirá en Puebla una iniciativa que propone introducir el termino “interrupción legal del embarazo” en el capítulo VIII a la Ley Estatal de Salud, además de modificar el Código Penal de la Entidad, ya que actualmente se castiga con un año de prisión la interrupción del embarazo. Esto se da en medio de una persecución política a una doctora egresada de la BUAP, integrante de Med Prochoice, que brinda información sobre la interrupción del embarazo con medicamento.

Por otro lado, la única iniciativa por la despenalización de aborto se aprobó en Oaxaca el 25 de septiembre de 2019. Aunque esta ha sido un avance y una respuesta a una demanda muy sentida del movimiento de mujeres a nivel nacional, únicamente implica la modificación del código penal, para que no se juzgue como delito la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas. Lo que sigue detenido es la reforma a la Ley General de Salud de dicha entidad, para que se garantice el derecho al aborto en los hospitales y se establezcan los lineamientos para la ILE.

Mientras tanto, la ofensiva anti derechos no se hizo esperar. Además de que desecharon las iniciativas antes mencionadas, en diversos estados se aprobaron leyes que atentan contra los derechos sexuales y reproductivos. En Colima, diputadas y diputados del Morena realizaron una protesta en 2019 con la consigna “con aborto no te voto” llamando a no votar a congresistas que estuvieran a favor de ese derecho. En Nuevo León se voto una ley que protege la vida desde la concepción además de que se introdujo la discusión en torno al PIN Parental. Por su parte, Tamaulipas votó un acuerdo en el que el rechazan que el congreso federal legisle en torno al aborto y eso incida en su estado.

A su vez, aunque figuras del Morena aseguran que van a pelear por el derecho al aborto, a nivel federal no se ha discutido ninguna iniciativa en torno a este derecho. Y aunque así sucediera, con las votaciones que hemos visto en los congresos locales, es claro que no es segura su aprobación en ambas cámaras.

Luchemos por el derecho al aborto

Como mencionamos, aunque hay iniciativas pendientes, que, de aprobarse, significarían un avance en los derechos sexuales y reproductivos, es claro que ninguna garantiza hasta el final el derecho al aborto legal, seguro, libre y gratuito.

No basta con la amnistía, si mujeres seguirán muriendo por abortos clandestinos, o estando presas por ser juzgadas por homicidio en razón de parentesco; no basta con reducir las penas a mujeres presas por abortar, ni con aprobar el ILE bajo ciertas causales; tampoco basta con despenalizarlo, si eso no establece que el derecho al aborto sea garantizado por el Estado.

Por otro lado, queda claro que, el derecho a decidir libremente sobre nuestros cuerpos no vendrá de la “buena voluntad” de los partidos patronales y sus congresos, pues han mostrado en las diversas votaciones que desde los derechistas conservadores de Acción Nacional, hasta el supuestamente “progresista” Morena, votan en contra de nuestros derechos.

Pero, a contramano de eso, vemos que desde hace algunos años va creciendo el movimiento de mujeres a nivel nacional, que entre sus principales demandas contempla el derecho a decidir. La fuerza que hemos visto en las movilizaciones en los últimos años podría ser la punta para garantizar que verdaderamente tengamos el pleno derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

Retomando el enorme ejemplo de Argentina, es importante destacar que todos nuestros derechos los hemos conquistado luchando en las calles. Solo con un potente movimiento, masivo, en las calles, e independiente de todos los partidos y el gobierno, podemos imponer que a nivel federal el aborto sea legal, seguro, libre y gratuito. De ahí la necesidad de una campaña nacional por el derecho a decidir, con organizaciones de mujeres, feministas, sociales, de izquierda, políticas, y sindicales, y con el empuje de las millones que se han movilizado a nivel nacional, para imponer que sea ley.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO