×
×
Red Internacional

Como encubrir los negocios propios y ajenos

En un informe realizado por la comunera kirchnerista Julieta Costa Díaz citado por el diario Página/12, se denuncia como el negocio del Metrobús en la Capital genera costos millonarios para sus empresas concesionarias. Los grandes negociados inmobiliarios de la Capital. La empresa Riva S.A. y la Isla Demarchi.

Martes 23 de septiembre de 2014 | Edición del día

El informe presentado por Julieta Costa Díaz afirma que “El 10 de abril, Macri firmó el decreto 135/14 por el que llamó a una licitación para la limpieza de todas las estaciones de los corredores de Juan B. Justo, 9 de Julio y Metrobús sur. La contratación es por dos años, para lo que la gestión previó 89 millones de pesos. La preadjudicación estableció un costo total de 59 millones de pesos, aunque puede estar sujeto a redeterminaciones de precios. Incluye los 78 paradores de los carriles exclusivos. Cada uno tendrá un costo promedio de 31 mil pesos. Por mes, el gobierno porteño pagará dos millones y medio de pesos.” Y agregó que “el gobierno porteño emitió tres circulares aclarando el alcance de los trabajos que deberán hacer las empresas. La primera responde a una consulta de las empresas: les señala que sólo deberán hacerse cargo de la mano de obra, dado que todos los materiales correrán por cuenta y costo del Estado porteño. Esto quiere decir que el gobierno porteño costeará desde la reposición de baldosas hasta los tubos de luz. Todos los materiales se los comprará a un único oferente: la misma empresa contratista. Además, es la empresa la encargada de fiscalizar qué materiales hay que comprar, sin supervisión del Estado.”
Luego denuncia una a una las empresas que están haciendo negocios con el Metrobús. SES y Caputo Construcciones; Planobra pertenece al Grupo RHUO (Recursos Humanos Organizados), Cunumi S.A, LX Argentina. Todas amigos y allegados al gobierno del PRO de Mauricio Macri.
La empresa Caputo Construcción, por ejemplo, es propiedad de Nicolás Caputo, amigo personal del jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri desde los seis años. Desde entonces, fueron compañeros en el colegio Cardenal Newman y amigos para los buenos negocios más adelante. Crearon la empresa Mirgor, en 1983. Cuando Mauricio fue presidente de Boca, a través de un Fondo Común de Inversión, Caputo realizó negocios en la compraventa de jugadores. Por ejemplo, aportó dinero para la adquisición de Martín Palermo. Durante la campaña electoral, consiguió también decenas de aportantes para el PRO.
El informe de la comunera -ex Proyector Sur ahora en Unidos y Organizados-, trae luz sobre estos negociados que realiza el PRO con grandes constructoras, como viene haciendo hace tiempo con varias como la empresa Riva S.A., su "socia" en la construcción del Metrobus. Esta empresa es la misma que va a construir asociada al gobierno nacional la mega torre para el polo audiovisual de la Isla Demarchi.

Como ya denunciamos en este mismo medio “En las obras del Metrobús las obras costaron doscientos millones de pesos más de lo previsto, y en el trazado de la avenida 9 de Julio el costo del kilómetro alcanzó los sesenta y cinco millones de pesos. Los tres kilómetros del Metrobus 9 de Julio, otorgado a la empresa por 115 millones, tuvieron un costo final de 195 millones de pesos, es decir, un 70 % más de lo estipulado. También realizó obras de remodelación del Teatro Colón y del Centro Cultural San Martín, por 38 millones de pesos.”

Parece que ahora para el kirchnerismo porteño eso ya no cuenta y están surgiendo ahora las “constructoras buitres buenas” y “constructoras buitres malas”.
En todo caso, lo que queda claro es que siguen siendo moneda común en la Capital los grandes negociados inmobiliarios y en eso el PRO y el Frente para la Victoria siguen siendo cómplices de las grandes empresas constructoras y sus negociados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias