×
×
Red Internacional

Mientras posan de democráticos, los charros respaldan la negligente política educativa del gobierno ante la pandemia.

Maestro Arturo Méndez Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Jueves 27 de enero | 20:09

Por cuarto año consecutivo, la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) está convocando a participar en su consulta nacional para integrar el Pliego Nacional de Demandas 2022, que será entregado a la SEP.

Con esta consulta, dirigida a los agremiados de todas las secciones sindicales del 24 de enero al 2 de febrero, nuevamente los charros del SNTE se hacen pasar por democráticos, pretendiendo que escuchan las voces de las y los trabajadores de base, para luego, publicar lo que ellos quieren sin hacer caso a las pocas demandas que recaban, porque la mayoría del magisterio sabemos que son charros traidores, y todo lo que hacen es agacharse frente al gobierno de turno y someter a la base magisterial a las políticas de los grandes empresarios.

La realidad, es que, ahí en donde controlan, es decir, en la gran mayoría de las escuelas del país, la vida sindical es prácticamente nula, a pesar de lo cual, por ejemplo, el secretario general de nuestro sindicato, Alfonso Cepeda Salas, se ha arrogado el derecho a hablar a nombre de las y los maestros, ante cuestiones tan importantes como las clases presenciales durante la cuarta ola de la pandemia en México, avalando la política irresponsable del gobierno federal sin consultar a las y los agremiados, tal como lo hizo también con las reformas educativas que han degradado una tras otra las condiciones laborales y educativas.

Te puede interesar: En medio de la cuarta ola de Covid, siguen las clases presenciales

En toda la pandemia, vimos la misma actitud cómplice, por ejemplo, ante el regreso a las aulas en agosto, así como durante todo el ciclo escolar anterior, que fue a distancia, sin que se promoviera desde el sindicato la menor resistencia o exigencia frente a las condiciones que enfrentamos las y los docentes, o por la falta de medios para conectarse entre alumnas y alumnos, siendo que todo el magisterio lo reclamaba a gritos. De igual manera ocurre con las “negociaciones” de los raquíticos aumentos salariales para el magisterio, que en el caso del último ya se lo comió la inflación.

La antidemocracia en el SNTE, por supuesto, no es nueva. Como buenos burócratas sindicales, los dirigentes se alinean al gobierno en turno. Así, por ejemplo, luego del respaldo del ex secretario general del sindicato, Juan Díaz de la Torre, a la reforma educativa de Peña Nieto, ahora su sucesor, Alfonso Cepeda Salas, aplaude la de la 4T, a pesar de que ésta preservó el contenido neoliberal de la primera, salvo la evaluación punitiva.

Protejamos la salud de la comunidad escolar

Pero, más allá de los dirigentes, la fuerza del sindicato –al que sostenemos con nuestras cuotas- está en las y los trabajadores de base. Desde la agrupación magisterial y normalista Nuestra Clase consideramos necesario hacer valer esa fuerza y, por lo pronto, llamamos a utilizar la consulta que están haciendo los charros para expresar, como exigencia central del magisterio nacional en la actual coyuntura: la suspensión inmediata de clases presenciales mientras dure la cuarta ola; clases a distancia con internet gratuito y computadoras, para docentes y estudiantes, garantizados por el Estado; condiciones dignas y seguras para el retorno a las escuelas.

Te puede interesar: ¿Son las escuelas focos de contagio de Covid-19?

Junto a ello, contrario a la pretensión de que sólo nos expresemos individualmente para limitar nuestras fuerzas y luego publicar lo que se les place, exijamos la convocatoria a asambleas sindicales en todas las escuelas para discutir y definir colectivamente nuestras verdaderas demandas.

El próximo viernes tendremos junta de Consejo Técnico Escolar en las escuelas, utilicemos esos espacios para abrir el debate sobre las medidas que necesitamos para preservar la salud de la comunidad, empezando por la suspensión de las clases presenciales en tanto continúe la cuarta ola de contagios, así como para intercambiar acerca de cómo responder ante la consulta del SNTE.

Te puede interesar: Tercera sesión del Consejo Técnico Escolar: el cinismo de la simulación

Súmate al Movimiento Nacional por un Regreso a las Escuelas Seguro

Las maestras y maestros de la agrupación Nuestra Clase fuimos impulsores y formamos parte del Movimiento Nacional por un Regreso a las Escuelas Seguro, un espacio de discusión y organización mediante reuniones periódicas, en el que confluimos trabajadoras y trabajadores de la educación de distintos niveles educativos y de varios estados, estudiantes, madres, padres de familia y otros trabajadores para hacerle frente a las políticas del gobierno hacia el sector educativo ante la pandemia, así como al ataque de conjunto contra la educación pública.

Entre otras iniciativas, desde el Movimiento hemos realizado tres conferencias de prensa (una virtual y dos frente a la SEP) junto a otras organizaciones y sectores educativos, la última de las cuales puedes ver aquí.

Invitamos a todas y todos los miembros de la comunidad educativa o de otros sectores que vean la necesidad de organizarnos, a unirse y fortalecer este Movimiento Nacional por un Regreso a las Escuelas Seguro.

Te puede interesar: ¿Qué desafíos tenemos las y los docentes en el 2022?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias