×
×
Red Internacional

Mediante un comunicado, el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de EEUU, anunció que “sobre la base de revisiones rigurosas de la mejor ciencia disponible para cada una de estas especies, el servicio ha determinado que estas especies están extintas y ya no requieren su inclusión en la Ley de Especies Amenazadas".

Emilia Macías@EmiliaMacas1

Jueves 25 de noviembre | 18:05

Los pájaros carpintero de marfil, Ojo Blanco con bridas, Zorzal Kauai grande La reinita de Bachman, Maui akepa, el pájaro Maui nukupu?u y el Molokai creeper, el murciélago de grita de Mariana. Dos peces de agua dulce, ocho de mejillones de agua dulce del sureste y once de Hawái y las islas del Pacífico, con llamativas características, como largos picos curvos de Kauai akialoa y nukupu’u, conocida como Kauaio `o`o y sus colores brillantes, el mejillón de dedo plano, el mejillón nacarado de flor verde, el pez Scioto madtom y los mejillones de concha de bellota del sur de estribo, nacarado de flor de tubo, nacarado de flor de turúrgica, el de cáscara de montaña y el mejillón nacarado de flor amarilla.

Es una desgracia que, por la sed insaciable de ganancias de los empresarios, 23 especies estén extintas y peligran muchas más.

Contaminan el aire, los mares y ríos, talan árboles, usan cantidades exorbitantes de agua y otros bienes naturales, expolian ecosistemas y además despojan a comunidades originarias de sus territorios. ¿A costa de qué? No es justo que los animales tengan que apagar la rapacidad capitalista.

Este sistema no tiene nada que ofrecernos. El cambio climático es una realidad que avanza rápidamente descongelando glaciares, aumentando el nivel del mar, secando las tierras. No hay forma en la que, en un sistema que se basa en la explotación de una clase por la otra, que utiliza la naturaleza como materia ilimitada, pueda haber una solución real al problema.

No hay plan B, no hay “capitalismo verde”, éste sólo es una bomba de tiempo que amenaza a la mayoría de la población del planeta. Necesitamos urgentemente un programa para combatir la crisis climática, que nos permita vivir en armonía con la naturaleza.

Te puede interesar: Un “Green New Deal” no puede salvarnos, una economía planificada sí

Quienes realmente podemos poner en jaque a los capitalistas somos la clase trabajadora de la mano con la juventud, porque somos quienes ponemos a funcionar las fábricas, las mineras y somos centrales en este sistema. Pongamos las fábricas en control de sus trabajadores como la importante experiencia de Madygraf en Argentina

Como aquí lo escribimos " La clase obrera, en toda su heterogeneidad –que incluye a sus diferentes nacionalidades, pueblos originarios y la lucha de las mujeres contra la opresión patriarcal– cuenta con la fuerza social para llevar adelante una alianza obrera, popular y juvenil para terminar con la doble alienación del trabajo y la naturaleza que impone el capitalismo y avanzar hacia una planificación realmente democrática y racional de la economía.”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias