×
×
Red Internacional

Acto en la exESMA.Cristina y un mensaje pensando en la gobernabilidad: “Los fugadores tienen que ayudar a reconstruir la Argentina”

La vicepresidenta estuvo en el plenario de cierre que organizó la agrupación oficialista La Cámpora. Allí volvió a insistir en crear "una alianza virtuosa entre el Capital y los trabajadores", advirtió sobre la pérdida de votos de las dos coaliciones mayoritarias y le hizo un pedido al macrismo: "Pinchen los globos y piensen qué se hace con el país, porque un tercio del electorado votó a los extremos". Además le reclamó a los que fugaron capitales que "se hagan cargo y colaboren en una urgente reconstrucción nacional".

Sábado 16 de octubre | Edición del día

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó el Encuentro Nacional de Jóvenes de la agrupación La Cámpora durante un acto en el predio de la ExEsma. En vísperas de un nuevo aniversario del 17 de octubre, aseguró que el peronismo "sigue hoy más vigente que nunca" y planteó: "Necesitamos esa alianza virtuosa entre trabajadores y el capital, la empresa".

El guiño a los empresarios no sólo quedó ahí sino que incluso fue por más y pidió que "quienes fugaron capitales colaboren en reconstruir la Argentina".

Estas declaraciones no son solo un mensaje de campaña, sino que forman parte de una larga cadena de gestos y de medidas para mostrar un acercamiento del Gobierno con los dueños del poder.

Después de las PASO, los cambios en el Gabinete y las concesiones a sectores como las patronales agropecuarias habían marcado esta agenda. Y en la última semana, el almuerzo del presidente en la Casa Rosada con Bulgheroni, Eurnekian, Mindlin y Madanes Quintanilla; o su participación en el Coloquio de IDEA, donde prometió el fin de la prohibición de despidos, confirmaron este rumbo.

Mensaje de Alberto Fernández a los empresarios: “La prohibición de despidos no se prorrogará”

Durante su discurso, la ex presidenta se esmeró en señalar que sus gobiernos habían sido beneficiosos para los empresarios, remarcando "el crecimiento de las empresas argentinas durante los gobiernos peronistas".

Y recordó una anécdota de 2018, cuando como senadora fue a una cena "con un gran empresario de una de las empresas de alimentos más importantes de este país" y le preguntó: "Si durante los 12 años de nuestro gobierno los balances eran todos positivos. ¿Qué fue lo que les molesta? ¿Cómo yo hablo? ¿Las cosas que digo? Para corregirlo, porque es una pena".

Una preocupación llamada gobernabilidad

Pero más allá de sus guiños al gran empresariado, dedicó buena parte de sus palabras para mostrar su preocupación acerca de la gobernabilidad y analizar de conjunto el resultado que habían arrojado las PASO. Luego de asegurar que existe una importante "fragmentación política", destacó: "Si vemos los votos que reunieron las dos coaliciones principales, sumaron un 70%. En 2019 habían reunido casi el 90% de los votos. Yo he visto muchos festejos en algunos, que se ve que no leen ni se ponen a analizar bien todo. Hay gente que festeja porque le enseñaron que había que largar globos y siguen con los globos. Muchachos, pinchen los globos y pónganse a pensar qué hacemos con el país porque un tercio del electorado votó a los extremos".

El mensaje encierra una preocupación importante por estos momentos en el Gobierno: con una pobreza que ya supera el 40% a nivel nacional, el crecimiento de otros espacios y, sobre todo, la emergencia de la izquierda clasista como una alternativa política para una franja importante de la clase trabajadora, representa un serio problema político contener la crisis actual.

"Un tercio del electorado se fue a los extremos. O votaron a los que quieren quemar el Banco Central, o votaron a los que siguen sosteniendo que hay que expropiar todo a todos, que ya los conocemos. No voy a ahondar en mayores argumentos, todos los conocen”, dijo con tono serio durante el acto.

La afirmación no tardó en generar la respuesta de los dirigentes del Frente de Izquierda, como Nicolás del Caño y Cristian Castillo. El candidato a diputado por la Provincia de Buenos Aires aseguró que "a los que queremos expropiar es a la minoría de expropiadores de la riqueza social que genera la mayoría con su trabajo."

"¿Queremos expropiar ’todo y a todos’ como dice Cristina? Solo a la minoría que amasa sus fortunas en base a la expropiación del trabajo ajeno. Expropiar a los expropiadores, como decía Marx", respondió Castillo.

Las palabras de la vicepresidenta coinciden con lo que se pudo escuchar en el coloquio empresario más importante del país, donde se habló de buscar nuevos "consensos" y se destacó la incapacidad de las dos coaliciones mayoritarias de construir políticas sustentables en el tiempo.

¿Pero de qué clase de "consenso" o "reconstrucción" se habla realmente? El reflejo conservador que activó la derrota electoral -en palabras del periodista Alejandro Bercovich- habilita esa pregunta y sobre todo con quién se busca llevar adelante esos acuerdos.

El consenso del ajuste y la resignación

La apuesta del oficialismo, empoderando a los sectores más conservadores del peronismo y buscando una mejor relación con el gran empresariado, marca que hay cosas que no se pueden cuestionar. Lo que se busca es un consenso de ajuste y resignación, que impugne cualquier cuestionamiento y cualquier posibilidad de pensar un futuro mejor.

La advertencia de Cristina y su referencia a la izquierda parece un llamado de atención para todos los actores que buscan ese consenso. Y, al mismo tiempo, reconoce que no sólo hay quienes se animan a imaginar otro futuro posible, sino que sus ideas empiezan a ser vistas con otros ojos por una parte importante de quienes sufren los golpes de la crisis.

El discurso completo de Cristina Kirchner




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias