×
×
Red Internacional

La cerrazón de la justicia mexicana tiene entre la vida y la muerte a Nestora Salgado quien cumple 21 días en huelga de hambre y el sábado 23 de mayo anunció que dejará de ingerir líquidos. “Soy una persona inocente y estoy dispuesta a morir en la lucha por mi libertad”.

Martes 26 de mayo de 2015 | 02:26

Nestora Salgado se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 5 de mayo, presenta malnutrición, deshidratación y pérdida de memoria, su vida peligra y el régimen mexicano es el responsable.

La líder comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) se encuentra en el centro de readaptación social No 4 de Tepic Nayarit (CEFERESO), uno de los penales de máxima seguridad del país, comparte una mujer inocente el espacio con los grandes capos de la droga.

La CRAC, a diferencia de los grupos civiles de autodefensa de Michoacán, han mantenido una fuerte oposición a la militarización y paramilitarización del país y se han manifestado en solidaridad con los sectores populares. La CRAC estuvo presente presente en la lucha de los trabajadores de la CETEG (Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero) en contra de la reforma educativa. Han formado parte del Movimiento Popular Guerrerense que se manifestó en común con los normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa por la aparición con vida de los 43 desaparecidos.

Durante el proceso no han logrado demostrar que es culpable de ningún delito, además ya en marzo de 2014 del primer tribunal unitario de Chilpancingo, Guerrero ordenó su libertad y desde enero pasado el gobierno del Estado de Guerrero se desistió de la acción penal contra ella. Entonces ¿Por qué la tienen presa?

El pasado 19 de mayo se anunció que sería trasladada a un penal del fuero común, lo anterior fue un acuerdo con Rogelio Ortega, gobernador de Guerrero, representantes de la Secretaría de Gobernación, la familia y abogados de Nestora, a pesar de haber firmado un acuerdo no se ha realizado el traslado.

Un régimen contra las mujeres
En México la violencia contra las mujeres va en aumento, cobra la vida de una cada 3 horas con 20 minutos. Y hoy tienen presa a una mujer que quiso hacer frente a este atropello. Nestora Salgado hace más de 20 años cruzó la frontera para cumplir el “sueño americano” y en abril de 2014 decidió regresar a su pueblo Olinalá, Guerrero, para incorporarse a la Policía Comunitaria y hacer frente a la violencia del crimen organizado en complicidad con el gobierno.

¿Cuál es el delito de Nestora? Ser mujer y querer defenderse. Ya en la ciudad de México vimos a la justicia misógina, condenar a una mujer por asesinar en defensa propia de su violador. A quien tuvo 86 días presa y bajo proceso 18 meses, la indignación de miles hizo que Yakiri Rubi Rubio Aupart este en libertad absoluta.

El proceso de Nestora Salgado está plagado de irregularidades, y es una muestra de la ferocidad del régimen contra los luchadores sociales. Con la prisión y tortura para Nestora Salgado el gobierno quiere decirnos que es lo que nos puede pasar si nos organizamos y cuestionamos.

Tú represión no nos amedrenta nos templa
Desde la toma de posesión de Peña Nieto, vimos un cierre de filas de los partidos en el congreso para reprimir a la juventud, los trabajadores y las mujeres. Pero, también somos testigos que la juventud y los sectores populares salen una y otra vez para denunciar la corrupción y la violencia. La desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa es una muestra de que estamos hartos de que los partidos en el congreso quieran convertir a México en una fosa clandestina.

El caso de Nestora Salgado es emblemático para intentarnos dar un escarmiento e imponer el miedo. Es por eso que tenemos que cobijar a Nestora y exigir su inmediata libertad. Las compañeras de la agrupación de mujeres Pan y Rosas insistimos “Tú represión no nos amedrenta nos templa”. ¡Libertad para Nestora Salgado ya!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias