Política

CÓRDOBA / ELECCIONES 2019

Del Caño en Córdoba: “Tenemos que llevar nuestras ideas contra el ajuste a todos los rincones del país”

Este jueves se realizó una mateada en la que participaron decenas de militantes y simpatizantes del FIT Unidad junto a Nicolás del Caño, Laura Vilches y Javier Musso.

Viernes 12 de julio | 19:10

Fotos: Ibrahim Jara

El local del PTS ubicado en Alto Alberdi quedó chico para la cantidad de gente que se acercó a conversar con Nicolás del Caño, precandidato presidencial del FIT Unidad. También estuvieron presentes Javier Musso, precandidato a diputado nacional, y Laura Vilches, legisladora y concejala electa. Entre mates, café y criollitos, se dio un rico intercambio sobre la campaña electoral en curso y los planteos del FIT-U.

La primera consulta, de una docente, fue sobre cómo se puede pelear contra la violencia machista. Laura Vilches respondió que el movimiento de mujeres es uno de los más poderosos del mundo en este momento. “El capitalismo está muy entrelazado con el patriarcado y desde el PTS y el Frente de Izquierda creemos que hay una alternativa. Lamentablemente tenemos que sacar fuerza de esas opresiones a las que nos someten para luchar, no contra el machismo de manera aislada, sino contra el capitalismo junto con nuestros hermanos de clase”.

Luego una estudiante universitaria y un trabajador de EPEC preguntaron por los debates con quienes dicen que hay que votar a la fórmula Fernández-Fernández, aunque muchas veces estén de acuerdo con las ideas de la izquierda. Al respecto Nicolás respondió que hay una maniobra de los principales partidos políticos y los medios de comunicación para instalar las PASO como si ya fuera el balotaje. En segundo lugar, las personas que quieren que se vaya Macri es para tener “una mejora en la vida de las mayorías del pueblo trabajador, un cambio en las condiciones estructurales o al menos recuperar el 20 % de salario que se perdió en esta gestión. La plataforma Fernández-Fernández no dice cómo va a lograr esto, como va a resolver que los jubilados no pasen hambre”.

Recordando la muerte de Fernando De la Rúa, agregó que “en ese momento decían ‘todos contra Menem’ y esa experiencia terminó muy mal, como terminaron otros países donde se aplicaron las redetas del FMI como Grecia”. También habló de los aliados del Frente de Todos, como Ricardo Pignanelli, secretario general del SMATA, que mandaba patotas a los trabajadores de Lear que reclamaban contra los despidos luego de negarse a firmar un convenio a la baja, o Juan Manzur que obligó a una niña violada a dar a luz. “Tenemos que insistir en el apoyo a una fuerza política como el FIT Unidad porque no da lo mismo que conquistemos o no diputadas y diputados que usen las bancas para defender y apoyar las luchas que se van a venir”.

“Ellos juegan con este sentimiento legítimo de ‘que se vaya Macri’, pero para después venir ellos y aplicar la política de gestionar el acuerdo con el FMI. Ahora están diciendo que hay que reconocer la deuda porque fue planteada bajo un gobierno democrático, ni siquiera plantean una auditoría de la deuda para ver realmente quién se beneficia de ella”.

Otras preguntas apuntaron a las propuestas del FIT-U sobre nacionalizar los servicios y el no pago de la deuda externa. Sobre este último punto, Javier Musso respondió que es un debate muy amplio al que los principales partidos responden que “eso no generaría seguridad jurídica e impediría las inversiones. ¿Y cuál es la situación ahora? En los primeros años de la gestión de Macri endeudaron al país hasta el tuétano y luego tuvieron que pedir plata al FMI porque ya nadie les prestaba. Pero igual no hubo inversiones y el FMI puso una oficina al lado del Ministerio de Economía para dictar todas las medidas. Está demostrado que, desde la dictadura hasta hoy, la deuda externa crece al mismo ritmo que la fuga de capitales. O sea que todo lo que entra de la deuda no sirve para resolver los problemas de las grandes mayorías, sino que se va en la bicicleta financiera, es decir que si dejamos de pagar no va a pasar nada. Además, el origen de la deuda es la estatización de las deudas privadas de los empresarios”.

Javier agregó que desde el FIT-U se intenta explicar esto de manera sencilla al decir que hay que invertir las prioridades, que toda esa plata no la va a pagar la familia Macri ni los grandes empresarios, sino que se va a pagar con más ajuste al pueblo trabajador. Y por eso hay que invertir las prioridades y ponerla en salud, educación y salario.

También hubo intercambios acerca de quienes están desencantados con Macri, pero lo votarán para que vuelva el kirchnerismo, o a variantes de derecha como Espert porque consideran que las ideas de la izquierda son utópicas. Nicolás planteó “hay que dialogar, explicar que hay una tercera opción que es la plantea el FIT-U. Y que los problemas estructurales que dejó el kirchnerismo, el macrismo los profundizó. Dijeron que iban a terminar con la pobreza, pero la pobreza aumentó. Plantearon que iban a bajar la inflación, incluso que eso medía cuan capaz era un presidente”. Con respecto a Espert, explicó que es un candidato que “no tiene problema en decir que ‘algunos muertos pueden resolver los problemas que tenemos hoy’. Hablan de manera despiadada, piden arancelar las universidades, reforma laboral, etc. Sobre las utopías, si pretender que un trabajador tenga un trabajo estable, acceso a la vivienda y a la educación es utópico, entonces nosotros somos utópicos. Si algo tan sencillo como pretender que no haya niños con hambre, bueno, somos utópicos. Nuestras ideas pueden parecer sencillas, pero implican una gran movilización para vencer el poder de los capitalistas, de sus partidos. Apostamos a otro tipo de sociedad, que gobiernen los trabajadores y trabajadoras. Esta democracia es totalmente falsa, te convocan cada dos o cuatro años, pero es votar a tus verdugos, porque los grandes grupos económicos votan todos los días. Si mañana no les gusta el resultado de las PASO, y quieren llevar el dólar a $ 60, $ 70 y arruinar a todo el pueblo trabajador, pueden hacerlo. Salvo que haya una fuerza política y social que los quiera enfrentar. Cosa que no quiere hacer Fernández-Fernández. Cuando vos no atacás ese poder, ellos te imponen sus condiciones y sus salidas”.

Ya llegando al final de la charla, Nicolás habló sobre la ley que permite que las empresas contribuyan a las campañas de los partidos. “Ese día Graciela Camaño dijo descaradamente que ‘menos la izquierda, todos recibimos guita de los empresarios, ¿Por qué no lo hacemos legal? Nosotros estamos orgullosos de no recibir dinero de las empresas y por eso es necesaria la participación de todos ustedes para la campaña. Compartir en las redes sociales los spots, ir a hacer una volanteada, todas las formas en que puedan colaborar y aportar. Con la voluntad de miles y miles en todo el país, de laburantes y jóvenes que le quitan horas al sueño para dar esta batalla en estas elecciones que sabemos que es desigual. Pero tenemos la convicción de que vamos a estar mejor preparados para lo que se viene. Eso nos dará una autoridad política mayor frente a muchos compañeros y compañeras que comparten con nosotros un montón de visiones y que quizá piensan ahora en el mal menor. Estamos en una campaña difícil, existe una gran polarización. Tal vez no hubiera sido lo mismo si la fuerza que se demostró en diciembre del 2017 se hubiera transformado en otra cosa. El lugar natural de la izquierda son las luchas en los lugares de trabajo, las movilizaciones, etc. Pero nosotros no queremos solamente pelear, queremos llegar a cada vez más gente y organizar nuestra fuerza para lo que se viene, para eso aprovechamos la campaña electoral”.






Temas relacionados

Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad 2019   /   Elecciones 2019   /   Javier Musso   /   Laura Vilches   /   Nicolás del Caño   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO