Sociedad

CARAVANA MIGRANTE

Desaparecen dos camiones con niños y mujeres migrantes

La Pastoral Migrante en Puebla denunció la desaparición de los transportes y que fue perpetrada por hombres armados.

Domingo 4 de noviembre de 2018 | 17:25

Desde la noche de este sábado han estado llegando al estado de Puebla varios contingentes de migrantes centroamericanos que el pasado 13 de octubre salieron de Honduras huyendo de la ola de violencia, inseguridad y pobreza, con el fin de ya ni siquiera buscar el “sueño americano” sino de solicitar asilo al gobierno de los EE UU dadas las condiciones que se viven en Centroamérica impiden garantizar su supervivencia.

En este contexto el coordinador de la Pastoral Migrante en Puebla, Gustavo Rodríguez Zarate, denunció que dos camiones en los que viajaban migrantes centroamericanos desaparecieron al llegar a la ciudad, en la zona de la colonia La María y la autopista a México.

De acuerdo con La Jornada de Oriente, el párroco responsable de la iglesia La Asunción, donde este sábado pernoctaron 510 integrantes de la Caravana Migrante, pidió a las autoridades estatales y federales, así como a organismos internacionales iniciar las investigaciones y declaró que no se descarta que si no logran rescatar a los migrantes perdidos puedan ser víctimas de trata y para el comercio sexual.

De esta manera presumiblemente un puñado de mujeres y niños fueron arrancados por la fuerza de la oleada migrante, víctimas prociadas por el accionar de las autoridades mexicanas, federales y locales, quienes ante el paso de la Caravana Migrante por localidades de Chiapas, Oaxaca y Veracruz han mantenido una política de hostigamiento para desalentar y dividir a esta oleada humana, haciéndose eco de las presiones del gobierno de Trump, quien está apostando en sus fronteras un destacamento militar armado para recibir a los ligrantes.

Esto deja en un estado de indefensión extrema a su paso por el territorio mexicano a miles de personas, que quedan expuestas también a las bandas delictivas, en una región -comprendida entre Puebla y Veracruz- que es asolada por las bandas de huachicoleros y de trata de personas.

El gobierno mexicano, lejos de implementar un modelo eficiente de intervención para garantizar el paso de la Caravana, ha decidido echar mano a todo tipo de presiones, amenazas y acciones directas para hacer más arduo el avance de estas víctimas, quienes llevan ya 15 días de recorrido por territorio mexicano en condiciones de extrema precariedad, arropados sólo por la solidaridad de los habitantes de los pueblos visitados, de los más pobres del país.

A lo largo de todo el trayecto policías y agentes migratorios han establecido retenes para detener a los tráileres, camiones, pickups, camionetas e incluso vehículos particulares que solidariamente dan aventón a los más vulnerables, niños, mujeres y discapacitados, bajo la amenaza de que podrían acusarlos de tráfico de personas.

Así, son hostigados y expuestos a que se insolaran, deshidrataran, desfallecieran y sufrieran consecuencias graves en su salud, principalmente mujeres y niños, como los hoy desaparecidos. Al parecer, las acciones del gobierno actual por agradar los deseos de Trump terminan favoreciendo a las bandas delictivas, como ocurrió ayer en Puebla.






Temas relacionados

Caravana migrante   /   migrantes centroamericanos   /   Enrique Peña Nieto   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO