Juventud

DESAPARICIÓN FORZADA

Detenciones arbitrarias, tortura y desaparición forzada en Jalisco

Organismos como la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDH) y el Centro de Derechos para la Paz y la Justicia (CEPAD) denunciaron durante el día de hoy que en los últimos dos días de movilizaciones en Guadalajara contra el asesinato de Giovanni López, se registraron detenciones arbitrarias y desaparición forzada por parte de elementos de la Fiscalía estatal.

Domingo 7 de junio de 2020

Activistas y medios de comunicación han denunciado también que manifestantes fueron detenidos y subidos a coches sin placas y sometidos por hombres vestidos de civil armados con palos y bates. Además familiares de detenidos denuncian que los mismos sufrieron tortura.

Te puede interesar: Viernes represivo en Jalisco

Al momento gracias a la coordinación de organizaciondes de ddhh y usuarios de twitter se ha dado con el paradero de casi todos los detenidos.

Mientras tanto Macedonio Tamez Guajardo, coordinador de seguridad de Jalisco ha declarado que no hubo abuso policial y que los activistas exageran.

El gobernador del estado, Enrique Alfaro, subió un video a las 14 horas de este sábado pidiendo disculpas a los jalicienses por el actuar de la policía, aunque dijo que la mismo no actuaba bajo su mando.

En días anteriores el gobernador había responsabilizado a AMLO y el Morena de las movilizaciones. Ahora afirmó que lo que más le preocupa es que "el mando de la policía ministerial y elementos que actuaron ayer de esa manera pudieran haberlo hecho por instrucciones surgidas de otra fuente".

Lo que buscan estas declaraciones es por un lado deslegitimar el genuino coraje de la juventud que ha invadido las calles pidiendo justicia por Giovanni, para presentarlo como un conflicto de intereses entre los partidos del régimen. Pero también deshacerse de la responsabilidad que su gobierno tiene frente a la brutal represión vivida estos días y el asesinato de Giovanni.

Respecto a las detenciones, Hernándes Barrón, titular de la CEDH Jalisco dijo que “incluso pueden calificarse como desapariciones forzadas de personas, al no estar debidamente registrado cómo se produjo la detención, por qué motivos, y dónde se trasladaron a las personas. Por eso, insisto, estamos ante una desaparición forzada”

Es alarmante que la violencia policial continúe aumentando. Los operativos desplegados en los últimos días en Guadalajara recuerdan a los años del priismo en los que las detenciones arbitrarias eran el pan de cada movilización y a veces pasábamos horas y días sin saber del paradero de nuestros compañeros.

Te puede interesar: Claves sobre el asesinato de Giovanni López en Jalisco a manos de la policía

En un país donde se estima que las desapariciones son más de 60 mil pero donde ni siquiera hay una cifra exacta de las desapariciones forzadas -pues en abril del 2018 se dejó de alimentar el registro en esta materia- han pasado más de 24 horas sin que sepamos del paradero de los detenidos.

La responsabilidad no fue de un grupo de la fiscalía, como lo quiere hacer ver Alfaro para lavarse las manos. En momentos como éste se evidencia que no es posible tener una policía “buena”, o que actúe conforme a los derechos humanos o la perspectiva de género.

La policía cumple un rol determinado: garantizar el orden del gobierno en turno y si a este orden se le presenta como un problema miles de jóvenes en las calles, no dudará en imponerse por medio de la fuerza.

Es urgente que en todo el país, la juventud salga a las calles junto a los trabajadores que también sufren la represión cuando deciden manifestarse contra la explotación, para tomar las calles y exigir haya justicia para los jóvenes detenidos en Jalisco y desaparecidos durante horas a manos de la policía, así como justicia para Giovanni y la disolución inmediata de los cuerpos policiales y la Guardia Nacional.






Temas relacionados

Enrique Alfaro   /   Desaparición forzada   /   Jalisco   /   Detenciones arbitrarias   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO