×
×
Red Internacional

El 12 de mayo se celebra el día internacional de la enfermería, donde los gobiernos del mundo “felicitan y reconocen” el trabajo de lxs enfermerxs, sobre todo en la primera línea de combate al covid-19, sin embargo estas “felicitaciones” se quedan en las ceremonias, ya que sus condiciones de vida y de trabajo siguen sin mejorar.

Miércoles 12 de mayo | 13:54

Agresiones y segregación del transporte público por un lado, pero también la solidaridad de vecinxs y familiares para cubrir sus necesidades diarias por el otro. No poder caminar libremente por las calles con su uniforme de trabajo, pero al mismo tiempo tener el apoyo de madres y pacientes de hospital cuando estas deciden manifestarse por la falta de insumos, es sin duda el contraste que representa esta ocupación en tiempos de pandemia.

La enfermería en nuestro país es una profesión muy castigada, tanto en las condiciones laborales como en la implementación del servicio público a la población, es decir, según estándares internacionales debería de haber al menos 8.8 enfermeras por cada 1000 habitantes y en México sólo existen 2.2 por esta proporción.

Este indicador se convierte en una realidad adversa para las condiciones laborales de la enfermería: jornadas cada vez más extenuantes por atender a una cantidad mayor de pacientes, lo cual repercute en la salud de las propias enfermeras; además de la escasez de insumos para poder realizar sus actividades y en muchos casos denuncian que ellas mismas deben de proveerse de sus materiales como cubrebocas, caretas y otros aditamentos.

“No nos feliciten, metan recursos a la salud”

En todo el mundo, miles de enfermeras y personal médico han encabezado importantes manifestaciones no sólo por derechos laborales sino en exigencia de que se otorguen más recursos a la salud para poder combatir la pandemia. Desde solicitudes por escrito, donde las autoridades no escuchan, hasta paros, mítines o bloqueos han sido las formas de lucha para exigir estas condiciones.

Al calor de estas experiencias de lucha, en el sector hemos escuchado de las enfermeras denunciar que los gobiernos sólo las felicitan en los momentos de ceremonia, pero a la hora de realmente resolver los problemas que atañen a sus condiciones laborales y a las condiciones del servicio de salud, en general siguen haciendo oídos sordos.

Para poder resolver estos problemas, opinamos que es prioritario dejar de pagar la ilegítima deuda externa e interna para aumentar el presupuesto a salud, contratar más personal de enfermería y médico, así como para un plan de construcción de hospitales.

Desde quienes escribimos en este diario, no solo reconocemos y valoramos el importante esfuerzo que han hecho a lo largo de estos 14 meses de pandemia, sino que ponemos a su servicio La Izquierda Diario México como su herramienta de denuncia y organización. Para que la crisis no la paguemos las y los trabajadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias