Sociedad

LA HUMANIDAD Y SUS PASOS

#DíaDelAmigo: del alunizaje a los abrazos por Zoom

Este año la celebración que conmemora la llegada de la humanidad a la luna se da en medio de una pandemia que no dejó rincón del mundo por infectar.

Lunes 20 de julio | 10:13

Desde que el profesor de psicología, historia y filosofía, odontólogo y músico argentino Ernesto Febbraro propuso ligar el concepto de “amistad” la llegada de los estadounideses Neil Armstrong y Edwin Aldrin a la luna en 1969, en muchos países se celebra cada 20 de julio el Día del Amigo.

A Febbraro se le ocurrió la idea, según relató muchas veces, mientras miraba en vivo por televisión a Armstrong cuando, pie en luna, dijo “este es un pequeño paso para el hombre, pero un salto gigante para la humanidad”. Así, mandó un millar de cartas a personalidades de un centenar de países. Desde aquella iniciativa, hoy se celebra el Día del Amigo en unas cien naciones.

En Argentina se instauró oficialmente en el calendario el Día del Amigo en 1979, en plena dictadura cívico-militar-eclesiástica. Da escozor el sólo pensar que la fecha tan cara a la sensibilidad popular haya sido legalizada por genocidas como Videla, Massera y el entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires Ibérico Saint Jean. Pero la historia es esa.

Con el correr de los años, la amistad entre mujeres, hombres, jóvenes y niñes encuentra en este día una excusa para encontrarse tras largo tiempo sin verse, juntarse a comer y tomar y, en muchos casos, hacerse regalos con cariño.

Obviamente, para los fabricantes y comerciantes de todos los productos que este día circulan de mano en mano, la fecha termina siendo una excelente oportunidad para vender y revender a más no poder, siempre y cuando las circunstancias lo permitan.

Huelga decir que el Día del Amigo se transformó, como otras tantas conmemoraciones, en un enorme negocio para bares, comercios y empresas. Pero más allá de ese aspecto de neto corte capitalista, la fecha no pasa desapercibida para nadie. Así, la camaradería, la confianza y la complicidad entre las personas, sea que se conocen desde chicas o sea entre compañeres de trabajo que solo comparten extenuantes jornadas laborales, encuentran hoy una oportunidad para decirse, decirnos, “feliz día”.

Pero, como en todos los órdenes de la vida, 2020 será recordado por ser el año en el que no podemos encontrarnos como quisiéramos. Hasta los bares se virtualizan por culpa y cargo de la pandemia del Covid-19 que trastocó hábitos, costumbres y rituales. Una pandemia que en sus orígenes tiene al desarrollo capitalista sin control ni escrúpulos como una de sus causas y sobre la que los mismos capitalistas se montan para seguir haciendo sus negocios sanitarios, securitarios, militares y domésticos.

Los dueños de las mercancías no pierden el tiempo y hoy se pueden ver ofertas de regalos a distancia, las que seguramente harán más afortunados aún a los dueños de Amazon, Mercado Libre, Rappi o Pedidos Ya. No así, obviamente, a sus empleadas y empleados.

Y también este año inauguró las celebraciones colectivas con la pantalla del teléfono, de la tablet o de la computadora como escenario. Zoom, Jitsi Meet y las salas de WhatsApp, Facebook y otras plataformas hoy seguramente estarán al borde del colapso con encuentros virtuales de bandas de amigues. Los CEO de esas companías, huelga decirlo, hoy estarán mucho más felices que ayer.

Como sea, el 20 de julio sigue generando en millones de personas una renovada sensación que “obliga” a mandar mensajes especiales, recuperar fotos y videos de antaño y motiva a preparar obsequios con nombres y apellidos precisos como destinatarios.

Mientras no perdemos ni un solo día en seguir luchando por juicio y castigo a los genocidas (esos que decretaron en Argentina el Día del Amigo en 1979); y mientras no descansamos en denunciar y combatir a las patronales que superexplotan a nuestras amigas, nuestro amigos y nuestras familias, desde La Izquierda Diario no vamos a desaprovechar la oportunidad de saludar a miles y miles de amistades cosechadas a lo largo de nuestra existencia.

Mientras seguimos aportando nuestro grano de arena para que la clase trabajadora y los sectores populares logren más temprano que tarde ponerse de pie y dar esos grandes pasos que la humanidad necesita dar para liberarse de la esclavitud capitalista, no perdemos de vista la efeméride y les deseamos que tengan un muy buen día, amigas, amigos y amigues. ¡Salud!






Temas relacionados

Día del Amigo   /   Luna    /   Amistad    /   NASA   /   Capitalismo   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO