×
×
Red Internacional

Desde la Agrupación Nuestra Clase, sumamos presencia activa a este encuentro convocado por las y los docentes de la UNAM, quienes padecen -igual que nosotros- las consecuencias del del duro ataque a la educación. ¿Por qué hacerlo extensivo a demás colegas?

A raíz de la importante lucha que están llevando adelante las y los docentes de asignatura de la UNAM en defensa de sus derechos laborales, se han realizado distintas manifestaciones para exigir desde algo tan elemental como que sean cubiertos los pagos de salarios como el reclamo por su justo derecho a la basificación.

No es ya un secreto que las y los docentes universitarios tengan estas condiciones laborales dentro de las universidades, pero ahora con la pandemia, se hace cada vez más acuciante su subsistencia, pues el aislamiento impide que las y los profesores de asignatura pueda salir a buscar, -y encuentren-, otro sustento. Complementar el salario con la venta de productos hasta participar en proyectos especializados del sector al que pertenecen, suelen ser las “compensaciones” que buscan los docentes para llegar a fin de mes y/o pagar sus rentas, a las que ahora acceden unos pocos, producto de las restricciones y la crisis económica.

Sin embargo, tampoco los docentes de educación básica, quienes contamos con prestaciones, contrato colectivo y otras conquistas que logramos con años de lucha, estamos exentos de padecer otras condiciones que reflejan el mismo problema de la precariedad laboral en el sector educativo como producto de la propia crisis que atravesamos.

¿Por qué debemos unirnos en defensa de la educación pública?

La pandemia no hizo más que poner en evidencia las múltiples carencias que se encuentran en el sistema educativo nacional. La preocupación que existe dentro del gremio de educación básica por el regreso a clases, no es menor a la que expresan las y los trabajadores de la educación superior, aunque a ellos se agrega la falta de pago de salarios, así como el no contar con prestaciones.

Otros problemas en común que ambos sectores tenemos, se relacionan con el financiamiento, que en la realidad de las escuelas se traduce en infraestructura deficiente y carencia de insumos bàsicos albergando a muchos más estudiantes por grupo que los que por ley se contempla, situaciones que afectan tanto en educación básica como en media superior y superior, y que organismos internacionales como la OCDE reconocen que México es de los países con una mayor cantidad de estudiantes por clase, rebasando los 35 en cada aula.

Esto, tiene una consecuencia directa en este tiempo en particular, pues el regreso a clases sigue siendo un tema polémico porque, al no garantizarse condiciones sanitarias óptimas, se termina poniendo en riesgo a trabajadores, estudiantes docentes y nuestras familias, aunque la mayoría de las y los docentes estemos vacunados. Riesgo que puede elevarse con la entrada a nuestro país de las nuevas cepas de Covid-19.

Así mismo, en el terreno educativo el rezago forma parte de los grandes problemas de la educación que se han profundizado en la pandemia, y pese a que el gobierno ha insistido en diversas ocasiones sobre el “éxito” de la modalidad a distancia, en todos los niveles educativos se ha manifestado el estrés, la depresión, así como la deserción escolar de miles de niñas, niños y jóvenes quienes, por distintas razones, no pueden acceder o continuar con el servicio educativo a distancia.

Unidad de los trabajadores para defender la educación

El Encuentro Nacional en Defensa de la Educación Pública al que nos convoca la comunidad educativa de la UNAM este 8 de mayo, se apuesta a ser un espacio de encuentro y discusión sobre las condiciones en las que ahora nos encontramos, una invitación a todas y todos quienes ven la necesidad de organizarse, pues defender los puestos de trabajo, las condiciones de estudio para la niñez y la juventud, y exigir condiciones dignas de regreso a las escuelas, tanto sanitarias como laborales, significa defender la educación pública.

La precarización en sector devela la degradación de la educación en el país
Tanto en educación básica como en media superior y superior existen sectores que son profundamente precarizados, desde las y los profesores de asignatura universitarios, hasta las y los teachers del Programa Nacional de Inglés (PRONI), aquellos que están contratados con códigos temporales o en los Estados bajo el régimen de “rubrica”, quienes pese a haber presentado examen de oposición, siguen sin tener su plaza definitiva, aunque esto no exenta a quienes tenemos conquistas a no ser vulnerables a la precarización de las condiciones de trabajo en las escuelas. Pero, no solo podemos ver a quienes somos explotados y precarizados dentro del sistema público, pues en todos los niveles, nuestras compañeras y compañeros de las instituciones privadas, son los más precarios dentro del orden actual en la educación, tanto que cuando se piensa en vacunarnos para regresar a la prespecialidad, a la mayor parte de este sector ni siquiera se lo contempla.

Por ello, en esta reunión, tenemos el gran desafío de articular esfuerzos comunes para abrir el diálogo con miles de docentes y trabajadores de la educación –pública y privada- que integramos los diversos niveles educativos, ya que hasta el momento los sindicatos que dicen representarnos como el STUNAM –en el caso de la UNAM, o el SNTE en magisterio-, no han roto la tregua, o alianza, según el caso, con el gobierno.

Así como, en el caso de la CNTE, si bien existen declaraciones e incluso, movilizaciones y caravanas, al ser utilizadas con el fin de reinstalar las mesas de diálogo con el gobierno, -las que hasta el momento no han dado resultados significativos que beneficien al magisterio-, se tornan impotentes para frenar los ataques e impedir siquiera, un regreso a clases seguro.

Por esto, las y los docentes que integramos la agrupación magisterial y normalistas Nuestra Clase vamos a sumar nuestra participación activa a este encuentro, convocando a sumarse a maestros y maestras de educación básica, para poder avanzar en construir acuerdos, así como conquistar un plan de lucha unificado de toda la comunidad educativa para enfrentar todos los flagelos e impedir que se avance en la degradación del sector y nuestras vidas.

Inscríbete aquí. No faltes el próximo 8 de mayo a partir de las 10.30 am.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias