Internacional

CARAVANA MIGRANTE

EE. UU.: Bajo custodia de autoridades migrante da a luz un bebé muerto

A la angustia de la detención a una joven hondureña se le suma la muerte de su bebé de seis meses de gestación. Así de brutal es la aplicación de las políticas antimigrantes del gobierno de Donald Trump.

Martes 26 de febrero | 16:24

Imagen: Democracy Now!

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) y el Servicio de Control de Inmigración (ICE) dieron a conocer un comunicado conjunto en el que informan que la mujer, de 24 años, fue detenida por agentes de la Patrulla Fronteriza el 18 de febrero pasado cerca de Hidalgo, Texas.

La joven migrante cursaba el sexto mes de embarazo, y el pasado viernes 22 de febrero dio a luz un bebé que nació muerto. Esto se dio luego de que el jueves había sido hospitalizada y dada de alta. Había pasado hasta el momento cuatro días detenida sólo por huir de la miseria y la violencia de Honduras y buscar una vida mejor en Estados Unidos.

Según la versión de las autoridades migratorias, la joven había sido transferida a la custodia del ICE, en el Centro de Detención de Port Isabel. Los trámites para dejarla en libertad estaban en curso.

Para excusarse, la administración trumpista afirma que “dar a luz un bebé mortinato no es considerada una muerte bajo custodia”. En este caso se expresa de nuevo la brutalidad de las autoridades migratorias y el imperialismo estadounidense, que declararon que no darán más información sobre el caso.

Esta muerte se suma a otras tres de migrantes detenidos desde el mes de diciembre de 2018, un adulto mexicano de 45 años y dos niños, Felipe Alonzo Gómez, de ocho años, que murió en Nuevo México en la Nochebuena, y Jakelin Caal, de siete años, quien murió el 8 de diciembre en El Paso.

Pero las malas condiciones de detención, el hacinamiento y la falta de atención médica no son exclusivas de las autoridades migratorias estadounidenses.

Apenas el 19 de febrero, UNE TV, un medio de Tegucigalpa, Honduras, dio a conocer el caso de Julio, un hondureño participante de la segunda caravana migrante quien falleció bajo custodia de agentes migratorios en México. Sufrió un paro cardíaco y no tuvo atención médica.

La realidad es que detrás del discurso de “derechos humanos”, bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador las detenciones de las y los migrantes siguen a la orden del día.

Es necesario que en Estados Unidos, en México y en cada uno de los países por donde transiten los migrantes se ponga un alto a la ofensiva contra quienes quieren llegar a suelo estadounidense en busca de un futuro mejor.

Que las y los trabajadores que exigen aumento de salarios, bonos y alto a los despidos, junto a los sindicatos que se reivindican democráticos, sumen a sus reivindicaciones plenos derechos para todas y todos los migrantes, así como el pase libre a través de los países de la región.






Temas relacionados

Gobierno AMLO   /   Caravana migrante   /   #AbajoelMuro   /   México   /   Donald Trump   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO