Mundo Obrero México

TRIBUNA ABIERTA

El Trabajo Social en tiempos de pandemia por covid19

Publicamos la reflexión de una trabajadora social del sector salud del Estado de México, quien nos habla sobre la reconversión hospitalaria y los casos de contagio entre el sector salud.

Miércoles 8 de julio | 15:57

Apenas una semana antes del inicio de la cuarentena, comencé a prestar atención a lo que se decía del nuevo virus que estaba afectando a China; súbitamente, ya no era sólo ahí, sino también Italia, luego España, Francia, Estados Unidos, Sudamérica… y “finalmente” México. Ojalá se le pudiera poner punto final a esta pandemia, pero parece que aún nos falta mucho por andar.

Recorversión hospitalaria

En mi Institución, tuvimos una reunión donde la jefa del servicio informó que con el inicio de la cuarentena, se suspedían las vacaciones y permisos para el personal. Se cancelaron todas las citas de consulta externa, estudios de gabinete y comenzaron a dar de alta a los pacientes hospitalizados, hasta que sólo quedaron aquellos que por su condición de salud no podían ir a casa. Desde entonces, sólo ingresan pacientes con urgencias graves.

Pronto comenzaron a llegar pacientes contagiados por el covid19, por lo que el hospital inició su reconversión, pese a no tener los recursos ni el suficiente personal especializado en enfermedades respiratorias. Los pacientes tuvieron que posponer de manera indefinida sus tratamientos médicos y/o procedimientos quirúrgicos, con los riesgos de salud que ello implica.

Pese a operar como “hospital covid”, mi institución nunca recibió el presupuesto que supuestamente se asignó para tales casos y gran parte de las finanzas de la institución se destinaron a la compra de insumos, medicamentos y equipos de protección para el personal médico y paramédico. Aún con eso, la gran mayoría del personal destinamos una parte de nuestro sueldo para la compra de equipo de protección, pues muchas veces el que se nos proporcionaba era insuficiente y/o de mala calidad.

El Trabajo Social durante la pandemia

El equipo de trabajo social fue dividido en dos grupos y comenzamos a trabajar de manera alternada en roles semanales. Salvo las indicaciones administrativas, la jefe de mi servicio no propuso un modelo de intervención social para los pacientes covid, quienes viven la enfermedad solos y sin comunicación directa con su familia, salvo las cartas que el personal de enfermería les hace llegar.

En mi caso, trabajé casi un mes asignada al área de urgencias en el turno vespertino, sola y manejando un alto nivel de estrés e incertidumbre, que terminaron haciendo estragos en mi salud. Logré una licencia médica para permanecer en resguardo, no sin ser criticada por haber “abandonado el barco”. Me considero afortunada, sin embargo ¿cuántos trabajadores de la salud han tenido que seguir laborando durante la pandemia, pese al riesgo en su salud y la vulnerabilidad hacia sus familias?

Considero que el papel de las y los trabajadores sociales antes y durante la pandemia es fundamental, pues somos enlace y puente entre el personal de salud y la familia de los enfermos, dando contención ante la gran angustia que generan las horas y días sin verlos, siendo también un apoyo importante en los procesos de egreso tanto por mejoría como por defunción.

Contagios entre las familias del sector salud

Después de unas semanas de confinamiento y pese a haber tomado todas las precauciones posibles, mi esposo contrajo el coronavirus y después mis hijas. Afortunadamente no fueron síntomas graves por lo que no fue necesario hospitalizarles. Luego de varias semanas de aislamiento para evitar el contagio de toda la familia, se han recuperado de la enfermedad.

Esta pandemia ha provocado a todos una serie de afectaciones en todos los aspectos de nuestras vidas: en lo emocional, en lo económico, en lo laboral, en lo social, etc. Hemos ido acumulando duelos, todos importantes; también hemos acumulado estrés, ansiedad, miedo, enojo, incertidumbre.

Al paso del tiempo, los casos de personas fallecidas y contagiadas comenzaron a ser de círculos cada vez más cercanos. Trabajadores sociales, enfermeras, personal de intendencia, cocina, administrativos y de otras áreas de mi hospital y otros, se han contagiado junto con sus familias y lamentablemente, otros más fallecieron o perdieron a seres queridos por el virus. Las cifras oficiales reportan que en México hay más de 46 mil trabajadores del sector salud contagiados y por lo menos, 683 defunciones.

Quizá para el gobierno, la derecha y los medios de comunicación oficiales, solamente sean estadísticas que varían semana a semana. Sin embargo, el personal de salud sabemos que se trata de una gran pérdida para la salud pública del país, que ya se encontraba en estado crítico previo a la pandemia.

Pese al cambio en el semáfo epidemiológico en diferentes estados, a los hospitales públicos siguen llegando pacientes contagiados por codiv19 y también aquellos con estragos de otras enfermedades no atendidas. El peligro de rebrote es latente y hoy los recursos materiales y humanos son más limitados que al inicio de la pandemia.






Temas relacionados

Covid-19   /   Pandemia   /   Mundo Obrero México   /   Trabajadoras y trabajadores de la salud   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO