Política México

DEFENSORES AMBIENTALISTAS

El legado de Samir Flores: a un año de su asesinato

A un año del asesinato del comunicador y defensor de la tierra, Samir Flores Soberanes, lo que impera es la impunidad de su caso, pero también la lucha contra la imposición del Proyecto Integral Morelos impulsado por la Cuarta Transformación.

Jueves 20 de febrero | 18:33

Samir Flores Soberanes fue un comunicador y director de la radio comunitaria Amillzintko, además de ser uno de los principales dirigentes opositores al Proyecto Integral Morelos, una serie de obras en el estado, entre las cuales está la construcción de una planta termoeléctrica en la localidad de Huexca, además de tres megaproyectos (entre ellos un gasoducto y un acueducto), impulsados desde hace años tanto por el sexenio de Peña Nieto, como de AMLO.

Antes de su asesinato, el también activista y miembro del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Morelos-Puebla, Tlaxcala (FPDTA-MPT) había denunciado desde años atrás las consecuencias devastadoras para la comunidad que traería la imposición de estos megaproyectos.

Días antes de su muerte López Obrador anunció que el proyecto continuaría a pesar de haber sido una de sus promesas de campaña la cancelación de la termoeléctrica y el gasoducto, pero que esa decisión se sometería a una "consulta ciudadana", posteriormente y ante el reclamo de justicia de las comunidades, llamó "radicales de izquierda" a los activistas que habían protestado durante una visita a Morelos.

A pesar de las sospechas de que el asesinato podría haber estado relacionado con la realización de la consulta, la votación se llevó a cabo según lo previsto. Aunque pobladores de Amilcingo y de comunidades cercanas protestaron intentando impedir la consulta, el proyecto fue aprobado con 60% de aprobación, sin embargo estos resultados fueron duramente criticados por el carácter "amañado" del plebiscito.

En julio pasado, un juez del noveno distrito de Morelos falló a favor de Amilcingo sobre el mandato judicial contra el oleoducto de Morelos , debido a que la ejecución del proyecto violó el derecho de la comunidad a una consulta previa libre e informada, en consecuencia el proyecto del gasoducto fue suspendido y no pasará por Amilcingo.

Te puede interesar: Claves para entender el asesinato de Samir Flores

Impunidad: es también la marca de la 4T

La investigación de la muerte de Samir está a cargo de la Fiscalía del Estado de Morelos, misma que declaró a la prensa el año pasado que la oficina buscaría seis líneas de investigación, la mayoría criminalizando al activista, como las presuntas conexiones con el crimen organizado, o conflictos laborales en la radio comunitaria.

A pesar de asegurar de que el asesinato estaba claramente vinculado a la oposición al PIM, activistas, familiares y miembros de las comunidades de Morelos han declarado que a 12 meses del asesinato del ambientalista, no hay ningún avance importante para esclarecer la muerte de Samir.

Por otro lado, la Asamblea Popular de Pueblos y que acompañan en su lucha a los Frente de Pueblos de Morelos Puebla y Tlaxcala en defensa de la Tierra y el Agua, manifestaron, el día de ayer mediante un comunicado de prensa que:

“han pasado 12 largos meses del nefasto y fatídico amanecer del 20 de febrero de 2019, cuando a las puertas de su domicilio fue asesinado a balazos nuestro hermano Samir Flores Soberanes, en todo este tiempo la fiscalía estatal no ha emitido ninguna información ni se ha iniciado ninguna investigación al respecto”.

Denunciaron que el gobierno federal a través de la Fiscalía General de la República (FGR) se ha negado a atraer el caso, para dar certeza de una investigación, el ejecutivo federal se ha pronunciado por el asesinato pero no ha detenido la principal causa que le quitó la vida a Samir Flores; por el contrario, ha buscado imponer el ampliamente rechazado Proyecto Integral Morelos.

El primer año de López Obrador en la presidencia ha sido marcada por al menos 15 asesinatos de ambientalistas, Entre los casos más mediáticos han sido las recientes muertes de defensores de la mariposa monarca en Michoacán, Homero Gómez y de Raúl Hernández, pero en meses anteriores también se contaron alrapero TíoBad en diciembre, Nora López en agosto, José Luis Álvarez en junio del año pasado.

Te puede interesar: El precio de defender la naturaleza en México: 15 activistas asesinados en un año

El legado de Samir

A nivel nacional, muchas comunidades indígenas continúan viendo al gobierno impulsar megaproyectos como el PIM a través de votos de consulta espurios, tal es el caso delTren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía y el Corredor Transístmico que han avanzado a pesar de la oposición generalizada de las comunidades.

En Amilcingo pobladores declararon que en el aniversario del asesinato de Samir no solo exigen justicia para él, sino también para todas las personas desaparecidas, así como para las que luchan por la tierra y los derechos de los pueblos indígenas frente a las políticas extractivistas de los gobiernos en turno.

“Lo vemos con el Tren Maya, con el Transístmico, el Proyecto Integral Morelos. AMLO está obsesionado con la implementación de estos proyectos a pesar de la clara oposición de los pueblos indígenas y a pesar de que traen pobreza, destrucción y saqueo de nuestro territorio ".

Además de que la cancelación del paso del gasoducto por la comunidad de Amilcingo no es suficiente, pues es necesario el cese definitivo de el Proyecto Integral Morelos en su totalidad, además de la necesidad de frenar todos los megaproyectos de la 4T.

La lucha de Samir Flores por la tierra y el agua continúa en la forma de la resistencia de las comunidades originarias de Morelos al PIM.

Relacionado: Samir Flores no es un caso aislado: México, país letal para defensores ambientales






Comentarios

DEJAR COMENTARIO