Cultura

RECOMENDACIÓN LITERARIA

El matrimonio de los peces rojos, de Guadalupe Nettel

Fue publicado en el año 2013 por la editorial Páginas de Espuma, ganador de la tercera emisión del premio Ribera del Duero.

Martes 23 de enero de 2018 | 23:08

Nettel decide comenzar sus relatos con dos frases latentes de dos personajes imprescindibles para las letras, desde el epígrafe sabemos que habrá una relación intrínseca entre animales y seres humanos:

Todos los animales saben lo que necesitan, excepto el hombre. Plinio el Viejo

El hombre pertenece a esas especies animales que, cuando están heridas, pueden volverse particularmente feroces. Gao Xingjia

¿Cuál será la relación entre situaciones tan cotidianas como el divorcio, las crisis matrimoniales, las relaciones extramaritales, las enfermedades mentales, las cucharas, la soledad, la maternidad, el aborto, la compleja adolescencia y los animales? Éste es el gran cruce de caminos que Nettel logra entre dos mundos aparentemente paralelos. Los animales fungen el papel de un espejo donde se observan las aflicciones de los espectadores: los protagonistas. Las metáforas utilizadas en cada relato exhiben que el ser humano no siempre utiliza el raciocinio para su propio beneficio.

“Los peces son quizás los únicos animales domésticos que no hacen ruido. Pero estos me enseñaron que los gritos también pueden ser silenciosos” reza la protagonista del cuento “El matrimonio de los peces rojos”. Este relato expone la analogía de un matrimonio de peces bettas -cuya naturaleza no les permite relacionarse sin lastimarse- con un matrimonio heterosexual en crisis. El uso de la primera persona ayuda al lector a involucrarse de una manera más íntima con la protagonista, una abogada de profesión y madre primeriza conflictuada por el rumbo que su matrimonio toma cada día.

Los gatos se han convertido en un sinónimo de compañía, por ello los encontramos en el relato “Felina” donde el vínculo entre la protagonista y sus dos gatos (hembra y macho) es tan estrecha que comparten las mismas necesidades de afectos. Temas tan controversiales como el embarazo no deseado, el aborto y la maternidad los encontramos en este cuento narrado por una protagonista universitaria.

Una plaga de cucarachas en una casa de una familia de clase media y la soledad podrían considerarse temas opuestos, sin embargo no lo son para un profesor universitario de biología quien en su adolescencia descubre el vínculo entre un blattodeo, que resistió una guerra emprendida por la servidumbre para exterminar a su especie, y la ausencia de sus padres, quienes no se encontraban aptos para criar a un adolescente. A pesar del acogimiento en su nuevo hogar, el ahora biólogo narra que “la única compañía que tuve en ese momento fue la de una cucaracha muy pequeña que permaneció toda la noche junto al buró de la esquina” y descubrimos el porqué de algunos aspectos de su personalidad en el cuento “Guerra de los basureros”.

La tensión y la verosimilitud están presentes en las más de cien páginas del libro. La relación entre literatura y cotidianeidad están tejidas de tal forma que no se encuentran fronteras, tampoco hay límites entre la realidad y lo onírico. Los mundos paralelos se encuentran y Nettel lo demuestra. Convierte en extraordinario lo cotidiano.

En el cuarto relato “Hongos” las relaciones extramaritales se manifiestan. Una profesora de música es la encargada de transmitir en primera persona la relación a distancia que mantiene con un reconocido músico. La pasión, el deseo, el anhelo del próximo reencuentro son sentimientos que los mantienen unidos, a pesar de los compromisos matrimoniales que los músicos tienen en sus lugares de origen. Cuando la tensión baja, un hongo es el encargado de mantener entre los dos la sombra de una relación clandestina.

La soledad, el remordimiento, la infidelidad las encontramos en el último relato “La serpiente de Beijín” narrado a través de la mirada del hijo de un matrimonio de diferentes nacionalidades. En este cuento, está explícita la manera en cómo nos castigaremos nosotros mismos. Una solitaria serpiente venenosa funciona como catalizador de los sentimientos de un hombre muerto en vida.

Con este relato finaliza el libro El matrimonio de los peces rojos, cinco cuentos avasalladores, increíbles que dejan al lector estupefacto y reflexivo. No hay quien no se refleje en algún personaje del libro, sea con el del mundo humano sea con el del mundo animal.

El matrimonio de los peces rojos obtuvo el III premio internacional de narrativa breve Ribera del Duero, Nettel es una de las escritoras contemporáneas más reconocidas de nuestro país, su narrativa destaca en tres géneros literarios como son: cuento, ensayo y novela.

Te recomendamos leer El cuerpo en que nací (2011) y El huésped (2006).






Temas relacionados

Reseñas   /   Libros   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO