Mundo Obrero México

OPINIÓN

El regreso de “La Maestra” y las interrogantes que abre su liberación

El 8 de agosto, tras cinco años de estar presa acusada de diversos delitos, fue puesta en libertad Elba Esther Gordillo, la dirigente sindical aliada de los gobiernos en los últimos 30 años. Lo que le permitió un poder político y económico ilimitado, a cambio de controlar al magisterio nacional. Su liberación es un hecho político que plantea varias interrogantes.

Lunes 20 de agosto de 2018 | 23:50

La derrota histórica del PRI en las elecciones pasadas significó el fin de una hegemonía política que hoy tiene que adaptarse a las nuevas circunstancias políticas del país.

Esta debacle implica que tras los descalabros judiciales de la PGR y del gobierno de Enrique Peña Nieto en todo el sexenio, tenga que hacer algunas concesiones para evitar el crecimiento de la condena popular al dejar el gobierno el 1 de diciembre.

Así, no sería nada aventurado pensar que la liberación de la burócrata sindical del magisterio haya sido negociada entre el presidente derrotado y el presidente electo, en el marco de la transición de gobierno que pretenden sea tersa.

Además, es sabido que el elbismo a través de sus principales operadores pusieron a funcionar su aparato electoral en el magisterio mediante la Redes Sociales Progresistas al servicio de la campaña AMLO y el Morena. Y más allá de los votos que haya aportado al triunfo de López Obrador, significó una adhesión de un sector considerable del magisterio al proyecto educativo del presidente electo.

Es el nuevo marco político nacional -con el surgimiento del Morena como partido arrollador a nivel nacional-, lo que permite al Esther Gordillo, dejar su privilegiado encarcelamiento, y volver como vencedora en su pugna de Peña Nieto y el PRI.

Pues si bien es cierto que la burócrata sindical es indefendible por ser enemiga de los trabajadores del magisterio, es obvio que su encarcelamiento tuvo fines políticos que le permitieron a Peña Nieto imponer unan reforma educativa que más bien es laboral y punitiva.

¿Al servicio de qué política regresa a la escena nacional?

Y es que la charra magisterial deja su lujosa prisión domiciliaria de Polanco, en medio de las declaraciones de AMLO de echar abajo la reforma educativa de Peña Nieto. Pero también en medio de la derrota del Partido Nueva Alianza (Panal), el partido del magisterio que ella creó como fuerza política electoral, y que después fue usado por Juan Díaz de la Torre –el dirigente del SNTE impulsor del proyecto educativo del gobierno actual- para su beneficio.

Por lo que la Gordillo, al apoyar a AMLO, busca recuperar el poder que le arrebató Juan Díaz, y enfrentar al charro del SNTE apareciendo ante las bases magisteriales descontentas con la reforma educativa, como su salvadora.

Esto significa que se avecina una fuerte lucha política por el control del CEN del sindicato de maestros.

¿Un regreso funcional al proyecto sindical de AMLO?

Un punto débil en los planes del dirigente del Morena es que no cuenta con un aparato sindical que le permita subordinarlo a su gobierno. A diferencia del PRI que hace casi 100 años se basó en el corporativismo sindical -negando la independencia de los organismos de los trabajadores- a beneficio de los planes patronales sin romper la estabilidad política.

Por lo que AMLO debe construir nuevas relaciones con los sindicatos, y el SNTE es uno de los principales objetivos. Su discurso de “democracia sindical” y contra los privilegios y la corrupción de los dirigentes, apunta a debilitar las direcciones de la estructura dominada por la burocracia sindical priísta.

Su idea no es confrontar, sino presionar a los sindicatos del PRI para negociar con ellos, al mismo tiempo que intentará capitalizar el gran descontento de las bases con sus direcciones, y aprovechar las pugnas internas de la burocracia (en gran crisis por la debacle del PRI).

Imagen: Elba Esther Gordillo y los presidentes / Puebla online

López Obrador sabe que la anunciada lucha de su entrante gobierno contra la corrupción, hará pensar a más de un dirigente en colaborar con el gobierno para evitar una riesgosa revisión de cuentas. En esta tarea, el apoyo de la Gordillo a su proyecto educativo -que elimina el aspecto punitivo a las evaluaciones que Peña Nieto impuso-, será clave.

¿Elba Esther Gordillo retomará el control del SNTE de la mano de AMLO?

La alianza del gobierno Morena y “La Maestra”, lejos de buscar la democratización del sindicato del magisterio, apunta a fortalecer a esta burócrata y devolverle su poder en la dirección del SNTE. Lo que al mismo tiempo implicaría, un golpe a las demandas anti burocráticas de la CNTE. Por lo que, un acuerdo del próximo gobierno con el EEG, va en contra de todas las expectativas democráticas por las cuales miles votaron.

Ya los maestros de la CNTE señalaron que no apoyarán una consulta para decidir sobre la reforma educativa, y exigen que se derogue por completo dicha reforma.

Además, rechazan que Elba Esther regrese a continuar con las imposiciones y la antidemocracia sindical, por lo que la Coordinadora anuncia que va a luchar donde tenga presencia, porque los maestros de cada sección del país sean respetados en su derecho a la libre elección de sus representantes.

Es decir que se movilizaría si el acuerdo Elba Esther y AMLO- con Esteban Moctezuma en la SEP- es para imponer un modelo educativo diferente al que propone la CNTE.

Por la más amplia unidad para evitar el modelo educativo del próximo gobierno

El regreso del Elba Esther -en el marco del debilitamiento del CEN del SNTE y del Panal, ha propiciado que otros sectores burocráticos también se planteen disputarle la dirección del sindicato al charro Juan Díaz. Incluso podrían llegar a un acuerdo con Gordillo para fortalecerse en esta disputa interburocrática.

Por lo que la CNTE y las demás corrientes que demandan la abrogación total de la reforma educativa y que se proponen democratizar el SNTE, deben unir sus fuerzas para lograr este objetivo y convertir al sindicato magisterial en un pilar de la lucha combativa e independiente del Estado.

El llamado a un congreso democrático donde participen todos los sectores combativos, puede ser la herramienta donde se vote un plan de lucha unificado para recuperar el SNTE.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Política México   /   Elba Esther Gordillo   /   AMLO   /   SNTE   /   Magisterio   /   CNTE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO