Sociedad

EFÉMERIDES

El sismo de 1985 mostró la organización y solidaridad de los sectores populares

Sectores populares se organizaron para las labores de rescate ante la inactividad del gobierno de Miguel de la Madrid, hasta hoy en día existen campamentos de afectados por el sismo de hace 32 años.

Martes 19 de septiembre de 2017 | 11:45

Se conmemoran 32 años del sismo de 8.1 grados de magnitud originado en las costas de Michoacán y que golpeó a las 7:19 horas el entonces Distrito Federal; destruyendo edificios, hospitales, escuelas, centros de trabajo y oficinas gubernamentales y dejando miles de muertos.

La mañana del 19 de septiembre de 1985 el movimiento telúrico derrumbó miles de edificaciones, las más sentidas fueron; el Hospital General de México, el Hospital Juárez, el Centro Médico Nacional del IMSS. Edificios de Tlatelolco colapsaron, en la calzada de Tlalpan, mujeres costureras buscaban rescatar a sus compañeras atrapadas en la fábrica mientras que los patrones pedían ir primero por las telas y maquinaria.

Ante la inactividad del gobierno de Miguel de la Madrid la población se organizaba espontáneamente rompiendo el pasivo cerco militar para buscar sobrevivientes entre los escombros, para brindar alimentos y remover escombros. El hotel Regis que estaba a un costado de la Alameda Central se convirtió en un ícono del desastre.

La réplica del día siguiente hizo caer los edificios ya dañados por el movimiento de 8.1 grados. La tragedia también afectó varios estados entre ellos Guerrero, Michoacán, Jalisco entre otros.

El número víctimas oficial rondaba entre tres mil y cuatro mil decesos, pero algunos medios impresos daban cifras de 40 mil. 250 mil personas se quedaron sin hogar, 900 mil tuvieron que dejar sus casas por daños estructurales, en su mayoría sectores de trabajadores y gente pobre.

Hasta este año todavía existen campamentos de afectados por el sismo, jamás cumplió el gobierno con la reubicación. La tragedia hizo sentir el menos precio de gobiernos y empresarios para los sectores populares.

Una situación análoga observamos con el sismo del pasado 8.2 grados que afectó en su mayoría a los estados de Oaxaca y Chiapas. Hizo aflorar el oportunismo de gobiernos estatales y federales, el presidente peña Nieto recorría por primera vez en su sexenio estas regiones, era importante el circo mediático para encubrir la lentitud gubernamental para dar asistencia a los damnificados.

De ahí la importancia de que la organización para hacer frente a esta tragedia haya surgido de los sectores democráticos y sindicales, en la que encabezaron los maestros de la sección XXII. Al igual que en 1985, la respuesta solidaria de los de abajo fue incondicional e inmediata.

Hoy se recuerda la tragedia de 1985 pero también la solidaridad de los sectores populares y de trabajadores como las costureras que se movilizaron para salvar las vidas de sus compañeras, fueron cientos de heróicas historias que recordamos mientras ponemos nuestro granito de arena para apoyar a los hermanos de Chiapas y Oaxaca, a sabiendas, por experiencia histórica, de que los de abajo no podemos esperar nada bueno de los ricos y sus gobiernos, por más que nos asolen los desastres naturales. .






Temas relacionados

Gobernadores corruptos   /   Chiapas   /   EPN   /   Oaxaca   /   terremoto de 1985   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO