×
×
Red Internacional

El 1 y 2 de febrero se decide en la planta automotriz de GM, qué sindicato representará a la base trabajadora, después que en agosto pasado fue rechazada la CTM. Hoy, esa central pro patronal contiende con el opositor SINTTIA por la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo.

Martes 1ro de febrero | 00:38

La carrera por la titularidad de dicho contrato, que se inició en abril del 2021, se ha visto marcada por una serie de acontecimientos que han mostrado la clara intervención de la patronal para favorecer a los charros sindicales, los cuales le garantizan el control y la pérdida de derechos de la base trabajadora.

Para esto, ha recurrido al amedrentamiento y la persecución, como la amenaza abierta en la planta a cualquiera que esté haciendo proselitismo político, y otorgar el permiso a la CTM de registrar hasta a 2 sindicatos a su favor, pese a no conseguir las firmas que exige la ley laboral. Esto último también con la complicidad de las autoridades del Trabajo, quienes avalaron la participación de sindicatos “fantasmas” como el de la CROC.

También permitió que uno de los sindicatos de los charros cetemistas llamado la Coalición, se manifestara la semana pasada con decenas de acarreados a las afueras de la planta para inhibir el voto opositor. Esta manifestación tenía un tono agresivo en contra de Alejandra Morales, secretaria general del SINTTIA.
El domingo 30 de enero los que quieren seguir vendiendo los derechos de las y los trabajadores, recurrieron a un método aún más sucio: la amenaza directa, atentando contra la integridad de la secretaria general del SINTTIA en la puerta de su hogar.

Te puede interesar: Alto a las amenazas gansteriles contra el comité ejecutivo de SINTTIA

Y por si esto no fuera suficiente, el lunes 31 de enero decidieron amenazar a los compañero de la Organización Independiente de Trabajadores Activos de General Motors Silao (OITAGMS) quienes vienen impulsando una corriente democrática y combativa, que lucha por un sindicato comprometido con los intereses de la base trabajadora, a partir del proceso de legitimación del CCT en agosto pasado.

Estos métodos mafiosos de los charros, utilizados desde hace décadas para someter al movimiento obrero, más allá de favorecerles, ha generado un descontento que fue creciendo en los últimos días en contra de la CTM en miles de trabajadores de la planta; en apenas unos pocos días cada vez son más quienes dicen “NO MÁS CTM”.

Los limites de los independientes del SINTTIA

Frente a los 3 sindicatos charros, se encuentra el SINTTIA, un sindicato independiente creado a partir del despido injustificado de 18 compañeros que buscaban organizarse en 2019. Dirigido por Israel Cervantes, despedido por luchar, es impulsado por organismos sindicales, nacionales internacionales, como son: la FESIIAAAN, Unifor o AFL-CIO.

La primera, que organizativamente se mantiene como independiente (porque no está integrada al Congreso del Trabajo), busca arrebatarle contratos a esta central oficialista, sobre todo en la industria automotriz. Sin embargo, lo que define su carácter, opuesto a una perspectiva verdaderamente clasista, es la política de despidos que ejerce el SITAUDI, sindicato afiliado a la FESIIAAAN, contra los que le exigen democracia sindical.

Por su parte, las direcciones de las otras dos centrales sindicales aliadas del SINTTIA, representan los intereses de los imperialismos de sus países de origen (Estados Unidos y Canadá). La dirección de la AFL-CIO, interesada en la influencia de México -en medio de una competencia con la CTM- se presenta como “democratizadora” ante los sindicatos nacionales y les ofrece cierto apoyo, económico y de logística. Su objetivo es garantizar la paz laboral en las sucursales de las trasnacionales en el país, demandando formas sindicales no tan abiertamente esclavistas. Para la dirección de la AFL-CIO esta es la forma defender el capital imperialista.

Al subordinarse a la orientación más general de aquellas, el SINTTIA queda atrapado en los planes políticos de estas direcciones burocráticas, es decir, renuncia a luchar por la independencia política de la organización sindical.
Esta ha sido una de las críticas públicas que le hemos hecho al comité ejecutivo del SINTTIA. Un sector considerable de la base trabajadora en GM, les ha cuestionado sus relaciones con estas direcciones burocráticas internacionales.
Otro aspecto crítico en la concepción sindical de los asesores del SINTTIA, es haber elegido un Comité Ejecutivo casi entre cuatro paredes, sin ponerlo a votación a la mayoría de las y los trabajadores de la planta. Esta no es una manera democrática de elegir a las y los dirigentes.

Mucho menos lo es demandar solamente un 70% del salario cuando haya paros técnicos; incluso charros demandaron un 80%. Esto en lugar de levantar una posición combativa y de clase llamando a rechazar esta medida capitalista que busca hacer que la crisis recaiga en la espalda de las y los trabajadores.

El llamado al voto crítico a favor del SINTTIA

Pese a las diferencias que mantenemos con la concepción sindical del SINTTIA y su seguimiento a direcciones burocráticas “independientes”, consideramos que hoy es necesario convocar a la unidad de todas las expresiones anti burocráticas que existen al interior de la planta para impedir el regreso de la CTM.

Para esto, tomamos en cuenta el creciente sentimiento anti CTM que se expresa en la planta, y las expectativas de un sector considerable de trabajadorxs que creen que el SINTTIA puede frenar el regreso de la odiada burocracia sindical. Acompañamos sus sentimientos anti burocráticos, pero mantenemos nuestras reservas respecto al rumbo que más adelante pueda tomar el sindicato opositor. Es por eso que en esta elección, y ante la ausencia de una alternativa que levante un programa como el que hemos propuesto, acompañamos a la base trabajadora que quiere manifestar su oposición a la CTM y llamamos a votar críticamente por el SINTTIA.

Si el SINTTIA en realidad aspira a representar dignamente a los 7 mil trabajadores y trabajadoras de GM Silao, debe romper con el sectarismo de sus principales dirigentes, romper su dependencia de las centrales burocráticas “independientes”, e impulsar de inmediato la libre organización y expresión de las ideas tendientes a mejorar situación de la base trabajadora. Para ello, tendría que basarse en el método asambleario para decidir entre todos de manera democrática (acuerdos por mayoría), y someterse a las resoluciones y mandatos de base.

Esto abriría una oportunidad a discutir entre toda la base obrera, y con la participación de todas las expresiones anti burocráticas al interior de la planta, la mejor manera de fortalecer al sindicato y dotarlo de una política combativa ante la patronal y los planes del gobierno en estos tiempos de pandemia que exigen direcciones combativas y clasistas.

También puedes leer: La CTM y su simulación para no perder el control de sindicatos




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias