Géneros y Sexualidades

MENDOZA

Emoción y lucha en el 34 Encuentro de Mujeres y Disidencias

Como parte de la enorme delegación del SUTE que se organizó y fue al 34 Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias, las mujeres de Pan y Rosas de Mendoza, docentes, celadoras y estudiantes, fueron parte de la inmensa marea que hizo temblar las calles de La Plata.

Virginia Pescarmona

@virpes - Docente de la Corriente 9 de abril/Lista Bordó del SUTE

Jueves 17 de octubre | 10:00

Fotos: Casandra Martínez

Un viaje difícil, atravesado por una de las peores tormentas de los últimos tiempos. Calles inundadas o anegadas de barro. Cortes de luz y agua. Escuelas derruidas de años de desinversión. Nada impidió que la fuerza de miles y miles de mujeres se expresara en los talleres y las calles del Encuentro.

Fuimos parte de las que gritamos Ni Una menos, aborto legal, basta de transfobia y por todos nuestros derechos. Pedimos por el desprocesamiento de lxs compañerxs del SUTE y solidaridad con lxs trabajadorxs de la Cooperativa La Terre.

También podes leer:Solidaridad con las trabajadoras de La Terre desde el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias

Jóvenes y adultas vivieron una importante experiencia política. He aquí algunas voces que sonaron en el largo viaje de vuelta a Mendoza.

"De mi parte primero agradecer por dejarnos ir con nuestra compañera Mariela, en el mismo micro. Más allá de los inconveniente del micro viajar con todas ustedes fue un placer enorme. Más allá de los obstáculos igual pudimos llegar y participar en los talleres y sobre todo, lo más importante hacer la marcha. Eso es lo que nos une a todes y estuvimos ahí en representación a todas nuestras compañeras". Carolina, tallerista metalúrgica

"Van 11 años de encuentros, que fueron cambiando en sus debates y formas. Ya dos con hijas, y una fuerza feminista que me atraviesa cada vez más, un crecimiento cotidiano y político, construyendo, desconstruyendo y militando. Pienso que el cambio es político, es colectivo, de clase, feminista y disidente. Este encuentro Plurinacional y de las Disidencias me afirmó que hay que cambiar todo, porque sino no se cambia nada. Con Pan y Rosas me sentí en igualdad, libre de debatir, acompañada y cuidada. Consciente en que la salida de todas las opresiones e injusticias es política y organizada. Y si es con compañeras trabajadoras, estudiantes, pibas y disidentes mucho mejor. Conocí a las Pan y Rosas en mi barrio y eso para mí es muy groso y significativo. Este año viaje por primera vez con PyR y junto a mujeres y pibas de los barrios del sur, nos volvimos fortalecidas y felices. ¡ Será ley!". Mariela, docente

"Fue mí primer experiencia en el Encuentro, y la verdad que me traje a Mendoza muchas experiencias, anécdotas muy lindas y positivas personalmente. En cuanto a los talleres que compartí fueron increíbles ya que todes nos escuchábamos y respetamos cada turno a la hora de hablar, fueron muchas risas, charlas. Voy por más encuentros". Ivana, estudiante

"Como siempre los Encuentros nos llenan de herramientas para seguir está Lucha de Todes... Gracias. Que momento, a pesar de todo les hicimos el Encuentro".💜💚 Silvia, tallerista metalúrgica

"El Encuentro Plurinacional de Mujeres 2019 fue mi primer encuentro. Fui con mis 14 años y me pareció hermoso y muy emocionante por que vi a muchisimas mujeres en un mismo lugar luchando por nuestros derechos como mujeres 💚✊🏻. Fue una experiencia única y muy copada, espero poder repetirla". Guille, secundaria

Este es mi primer encuentro con Pan y Rosas y fue una experiencia increíble. Ver a todas las compañeras de diferentes provincias reunidas por la lucha de los derechos de las mujeres, como el que el Estado nos niega, la legalización del aborto legal, seguro y gratuito

"Este es mi primer encuentro con Pan y Rosas y fue una experiencia increíble. Ver a todas las compañeras de diferentes provincias reunidas por la lucha de los derechos de las mujeres, como el que el Estado nos niega, la legalización del aborto legal, seguro y gratuito. La hospitalidad de las compañeras, ese cálido recibimiento que tuvimos de las platenses y la fuerza de nuestras candidatas como Miriam Bregman que con sus palabras nos emocionó y nos dio fuerzas para seguir con nuestra lucha. Yo participé de el taller Mujer y estrategias para el acceso al aborto legal, seguro y gratuito, donde se discutierin varios puntos, desde el paso de la marcha por la Catedral, el nombre del encuentro y de lo que se pronostica con las próximas elecciones donde los candidatos radicales, peronistas tienen en sus listas celestes, y que para Alberto no es prioridad la legalización, sino que propone la despenalización. Las compañeras intervinieron de forma satisfactoria y combativa, defendiendo a la mujeres y disidencias". Flor, estudiante terciaria

"Fue mi primer encuentro. Ahora espero que el primero de muchos. Tenía muchas expectativas, pero el encuentro fue mucho más. Todo fue inolvidable. Participé de tres talleres porque no quería perderme de nada. En los tres hubo debates interesantes, propuestas, abrazos, y mucha emoción. En el primero hablamos de cómo el acuerdo con el FMI y el pago de la deuda nos afecta principalmente a las mujeres. La mayoría teníamos acuerdo en el no pago de la deuda y compartimos argumentos, números y reflexiones al respecto. En otro taller charlamos sobre cómo el sistema capitalista y patriarcal nos reduce nuestro tiempo libre y lo que nos da placer, también sobre cómo las mujeres tenemos coartado el derecho al placer, al ocio y la diversión mediante la culpa judeo cristiana pero también por la falta de guarderías, la disparidad en las leyes laborales, el trabajo doméstico y de cuidado no remunerado. En el taller de luchas ambientales se acordó en el no pago de la deuda, la defensa de leyes ambientales (como la 7722) y la reivindicación de las luchas en Famatina y de los pueblos indígenas. Se propuso votar las mociones y, a pesar de que varias estábamos de acuerdo, no se dio lugar. El taller se expresó en contra del modelo extractivista de Macri y los gobenadores. También estuvimos de acuerdo en que es plurinacional y con las disidencias. A pesar del clima y la burocrateada en la elección de la próxima sede, fue una experiencia increíble; muy enriquecedora y que llena de energías y argumentos para seguir luchando por nuestros derechos y por un feminismo socialista". Marta, Conicet y docente

"Lo que me llenó de gran orgullo fue ver la presencia de Pan y Rosas en los talleres, de cómo las compañeras dan pelea a la despolitización, de encontrarse con compañeras de diferentes ciudades en los talleres y lucharla para que resuene la campana de la revolución. Me vuelvo un poco triste por algunas cosas, pero muy contenta de ver pibas jóvenes de Pan y Rosas que realmente están concientizadas y sentir que todas tenemos ese fuego interior que arde por querer cambiarlo TODO".Lorena, docente

"Mi experencia fue linda por ser la primera vez que viajé. Me gustó el grupo que se formó y me gustaron los talleres. Gracias a las compañeras por compartir". Alejandra, celadora

Fue una experiencia enorme marchar con Pan y Rosas y confluir con miles de compañeras estudiantes y trabajadoras con grandes ejemplos, como las compañeras de Madygraf, Ansabo, Ran - bat. Las compañeras de La Terre no pudieron ir pero llegaron allá y mi hija y yo nos volvemos pensando, proyectándonos en la lucha por darlo vuelta todo, por el aborto legal, en contra del ajuste y el FMI

"Fue una experiencia enorme marchar con Pan y Rosas y confluir con miles de compañeras estudiantes y trabajadoras con grandes ejemplos, como las compañeras de Madygraf, Ansabo, Ran - bat. Las compañeras de La Terre no pudieron ir pero llegaron allá y mi hija y yo nos volvemos pensando, proyectándonos en la lucha por darlo vuelta todo, por el aborto legal, en contra del ajuste y el FMI. Volvemos con la moral altísima, hasta el cielo, el que tomaremos por asalto, por una vida que merezca ser vivida". Diana, trabajadora

"Creo que estamos siendo parte de un momento histórico del movimiento de mujeres, donde se sacan a la luz muchas problemáticas que sufrimos las mujeres y, sobre todo, las trabajadoras. Desde la primera vez que participé del encuentro en Salta, siempre sostuve que es una instancia que te deja experiencias muy profundas y una vuelve distinta a su provincia. En este caso, fui parte de un grupo que desde Pan y Rosas viajamos con nuestro sindicato de trabajadores y trabajadoras de la educación (SUTE) recuperado de la burocracia. Fuimos y además de nuestras demandas difundimos la lucha de las obreras de La Terre, una fábrica bajo gestión obrera de Mendoza, que enviaron una carta al EPMD. En los talleres pudimos encontrarnos con las comisiones de mujeres de Madygraf, RanBat, Ansabo y de la coordinadora de trabajadoras en lucha de la zona sur de GBA, donde intercambiamos la situación de esta fábrica y la necesidad de extender y nacionalizar el conflicto. Quisiera destacar un momento particular de este intercambio: cuando les contamos a las compañeras el rol social que cumple la fábrica de darle espacio en sus galpones a mujeres que sufrieron violencia de género para llevar a cabo sus emprendimientos y de la fuerza que tienen las obreras para ponerse al frente de esta lucha. Todas nos emocionamos hasta que cayeron algunas lágrimas. La emoción no sólo fue por la solidaridad reflejada, sino de la importancia y profundidad que tiene ese rol. Opino que eso es parte de la solidaridad por que apostamos las feministas socialistas, de unir a las trabajadoras y los trabajadores en la lucha contra la opresión de género y de la explotación. Es por eso, que estoy convencida de que el movimiento de mujeres en esta crisis necesita superar a sus direcciones que boicotean no sólo la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito; sino también la pelea contra quienes quieren cargar la crisis en nuestras espaldas. Hay que unir nuestras reivindicaciones para dar vuelta la historia". Camila, docente

"Desde mi punto de vista el encuentro de mujeres tuvo, como todos los años, cuestiones negativas y positivas. Pude participar de la discusión política con diferentes mujeres de otros sectores, se visibilizó la lucha por el derecho al aborto legal seguro y gratuito con muchas actividades organizadas por distintas compañeras de la izquierda (pañuelazos, tetazos, marchas etc.) y miles de mujeres, lgtb circulando con los pañuelos verdes en toda la ciudad, como así también la lucha por la separación de la iglesia y el estado. También se escuchó la voz contra los travesticidios. Fue impresionante todo transcurrió en un marco de absoluta tranquilidad. En relación a los talleres y ya como aspectos negativos, se evidenció la mala organización por parte de la comisión organizadora porque no se dimensionó la cantidad de participantes frente al número de talleres y la disponibilidad física ya que fueron insuficientes para que pudiéramos participar todes les interesades. En facultades como Psicología no había espacio ni siquiera para circular y los talleres estaban colapsados: sólo dispusieron 3 aulas como para 30 mujeres para talleres como mujer y sindicatos que son altamente concurridos. La expectativa era de 200.000 o más que íbamos a asistir al encuentro y no se consideró. En la dinámica de los talleres las coordinadoras provenientes de sectores como el PJ impusieron su ideología frente a cuestionamientos y posturas más críticas que planteamos compañeras de izquierda, como por ejemplo la necesidad del no al pago de la deuda, fuera el FMI y estatización de los servicios públicos. Se discutió al interior de los talleres la burocratización del encuentro nacional de mujeres por parte de la comisión organizadora (PJ patria grande y PCR). Otro aspecto negativo fue que la escuela que nos asignaron para las casi 400 mujeres que viajamos 1200km con el SUTE quedaba a muchos kilómetros del centro, una real falta de consideración. Me llevo la impresión de que cada vez somos más y que hay que resolver temas como la democratización desde las bases con la apertura a todas las organizaciones de mujeres que participamos. Me impresiona que la marcha quede dividida. La imponente columna de Pan y Rosas y conoce a las compañeras de todo el país fue muy emocionante. Laura, Osep






Comentarios

DEJAR COMENTARIO