×
×
Red Internacional

Trabajadores de la agrupación Marrón de YPF expresaron sus recuerdos en homenaje a Sergio Alonso, a un luchador incansable de la clase obrera y militante revolucionario del PTS, siempre del mismo lado.

Viernes 3 de septiembre | Edición del día

Una pena muy grande se siente en la destilería de Ensenada tras la noticia del fallecimiento Sergio, quien hoy se ha convertido en una bandera de lucha por los derechos de los trabajadores, tal como lo cuentan sus propios compañeros:

“Haber recibido esta noticia es muy triste, él fue un compañero que nos enseñó a luchar, que primero había que organizarse para poder pelear por algo. Me quedan esos recuerdos donde nos enseñó bastante, porque siendo personal de YPF compartió mucho con compañeros tercerizados como yo desde que estuve en la empresa Media Caña y ahora en otra contratista. También sobre la forma de enfrentar a la burocracia, donde siempre nos dió consejos que nos sirvieron mucho en este trayecto donde hemos padecido muchas pérdidas de conquistas, donde también armó notas, las encabezó y nos enseñó cómo llegar a estos burócratas sindicalistas. La verdad que es triste, pero bueno nos ha dejado una enseñanza muy grande".

Otro compañero recordó: “Sergio era un tipo comprometido con el laburante, no solo dentro de YPF, también en otros reclamos brindando su apoyo y experiencia, como por ejemplo en las reuniones del playón de Media Caña donde se juntó mas de 200 personas, además en toda la movida que se hizo cuando fuimos electos delegados, él siempre estuvo apoyándonos, dándonos su experiencia. Pero también en la lucha del Astillero cuando estaba por cerrar, en Amiplast, siempre estuvo involucrado en la lucha no solo de YPF, sino de otras industrias".

Un compañero cuenta: “ Yo me recibí de grande, viste, y el loco me ayudó en todo pues era profesor. Tengo para decir un montón de cosas hermosas, como cuando hacía un cacho carne y juntaba a todos. La verdad es impagable, creo que todos pensamos lo mismo, un buen tipo, con facilidad de palabra, entendía la situación del compañero trabajador, la burocracia patronal, y eso se va extrañar, porque quieras o no, él empujaba dentro, empujaba y empujaba. Se perdió un eslabón muy fuerte del trabajador, porque tomaba la palabra en la asamblea de la oposición y se hacía escuchar, eso es lo que voy a extrañar".

Con mucha emoción otro compañero le agradeció “por habernos dejado la prueba que se puede ser un trabajador con conciencia de clase y que se puede vivir de acuerdo a tus convicciones". Agregó, "gracias por todas las palabras de aliento para seguir la lucha por un lugar mejor para los trabajadores. Por estar siempre cuando la gente necesito organizarse para enfrentar una injusticia. Todo lo que fuiste como persona vive en cada uno de nosotros ,por eso cuando la cosa se ponga difícil vas a estar a nuestro lado como estuviste siempre. Eso es lo más valioso que podemos dejar y es lo que te hará vivir por siempre en nuestros corazones. Hasta cualquier momento Beto".

“Entré a laburar a YPF, a mecánica, hace seis años", recuerda alguien más, "el único que se me acercó a hablar sin guardarse nada de la política sindical Supeh fue Beto. Alguien le contó que soy docente. Me lo preguntó y empezó: ¿Cómo es la participación entre docentes? ¿Y el gremio? ... y no paró más. Y no sé cuando empezó pero un día me invitó a la agrupación Marrón. No hay que parar compas. Sergio no se acostumbró nunca a la manipulación. Sergio es La Marrón".

Uno de los laburantes mas jóvenes que no llegó a conocerlo mucho, "solo en un par de reuniones" , dijo, "lo que inspiraba era claro, inspiraba vitalidad y ganas de seguir en la lucha, porque a la injusticia no te podés acostumbrar, esa era la frase de lucha. Así que vamos a seguir ese camino con las ganas y la fuerza que le ponía él, me quede con la espina de no poder conocerlo un poco mas.”

Uno de sus compañeros efectivos resume en pocas palabras que “ Sergio es como una canción porque siempre va estar en las coplas de la gente, pues dejó una huella grande en cada uno de nosotros".

Otro compañero lo recordó como “un gran compañero que se marchó a los cielos, pero que dejó su legado, su capacidad de lucha para todos a los trabajadores petroleros y, fue y será, un ser leal a sus pensamientos de lucha que seguirá como guía a la conquista que debe realizarse, presente como futuro de toda la lucha por sueldo dignos y conquistar un futuro mejor queridos compañeros.”

No cabe duda que Sergio Alonso, alias Beto, siempre supo de que lado de la vereda se encontraba, como decía él: siempre del mismo lado. Que su hilo de continuidad y chispa siga encendido en la agrupación Marrón y en la militancia de nuevas camadas de obreros que abracen la apasionante tarea de construir una fuerza política propia de los trabajadores, para poner como prioridad la vida de las familias y no las ganancias de los capitalistas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias