×
×
Red Internacional

Crisis sanitaria y ganancias privadas.En medio de la crisis de las vacunas, Pfizer espera ganar US$ 15 000 millones en 2021

La cifra sería resultado de los ingresos que espera obtener por las ventas de solamente su vacuna contra el coronavirus. En el último trimestre de 2020, al iniciarse los planes de vacunación, facturó US$ 154 millones. Las ganancias estimadas para el presente año podrían ser mayores de concretar nuevos contratos con los países.

Martes 2 de febrero | Edición del día
Foto: Semana

El laboratorio Pfizer anunció este martes que en el 2021 estima obtener ingresos por unos U$S 15.000 millones por la venta de la vacuna que produce junto a Biontech. El monto estimado se basa solamente en los contratos ya cerrados con los países pero podría ser superior de concretarse nuevos acuerdos de ventas con los estados.

Hasta el momento ha firmado acuerdos por 836 millones de dosis y son los terceros en ventas después de los laboratorios Oxford- AstraZeneca, con 3036 millones de dosis vendidas y Novavax, son 1314 millones de dosis comprometidas, según datos de la agencia Bloomberg.

Leé también Anuncian que la vacuna Sputnik V tiene 91 % de efectividad, pero sigue atrasada su producción

Pfizer pudo estimar una mayor cantidad de dosis disponibles para la venta debido a la apertura de una nueva planta en Alemania y también por una recomendación de la Agencia Europea de Medicamentos, la cual dio el visto bueno para extraer más dosis (de menos mililitros) de un mismo frasco de la vacuna producido. De esa forma, ampliaron su objetivo de producción a 2000 millones de dosis anuales, a diferencia de los 1300 millones planificados inicialmente.

A su vez, desde el gigante farmacéutico especulan con un escenario futuro, donde los países necesiten aplicar más refuerzos o actualizaciones de las vacunas para hacer frente a las nuevas mutaciones o para extender y/o mejorar la eficacia de la vacuna.

Desde las últimas semanas, Pfizer se encuentra en disputa con las potencias europeas, ya que la cantidad de dosis acordadas con los países de la Unión Europea no llegó en el tiempo esperado, lo cual produjo graves consecuencias en los planes de vacunación de varios estados, y en algunos casos como Italia, la demora en la llegada del segundo componente amenazó con tirar por la borda la aplicación del primer componente en su población.

Te puede interesar “Guerra por las vacunas”: frente a la irracionalidad capitalista, anulación de las patentes y vacunas para todo el mundo

Tanto Pfizer y los demás laboratorios como AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna, se comprometieron a acelerar sus entregas a la Unión Europea a partir del 15 de febrero. Allí se confiaba en que la llegada de las vacunas le ayudaría a contener los contagios y evitar un nuevo confinamiento pero hasta ahora la campaña de vacunación ha sido lenta y dispar dentro de la región.

A fines de enero, ante la falta de las dosis esperadas, la Unión Europea (UE) implementó medidas extraordinarias para bloquear la salida de vacunas del territorio hacia otros países. Busca así impedir así que las empresas que producen en la Unión puedan vender en otras partes del mundo, antes de completar la cantidad de dosis ya comprometidas con los principales estados de la UE.

La escasez de las vacunas a nivel mundial y la guerra entre los estados y disputas de éstos con los laboratorios llevó a que los países más ricos como los de la Unión Europea, Reino Unido, Estados Unidos, entre otros, lleguen a comprar más vacunas incluso que realmente necesarias para cubrir las dosis de su población, mientras los países del continente africano o de América Latina están quedando completamente rezagados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias