×
×
Red Internacional

#LaUNAMnopaga.En peligro salud de profesor de CCH Naucalpan en huelga de hambre

Ante el conflicto de pagos en la UNAM, un profesor de CCH Naucalpan inició ayer una huelga de hambre. Hoy su salud se encuentra en peligro, ya que al someter a su cuerpo a este tipo de esfuerzos se encuentra muy inestable, de la mano con que las autoridades del plantel no han brindado más información al respecto.

Martes 18 de mayo de 2021 | 15:58

Mauricio Albuerne Sánchez, actuario y profesor del área de matemáticas del CCH Naucalpan, inició una huelga de hambre en demanda del pago completo de los adeudos que tiene la Universidad con él, así como con otros docentes y ayudantes de profesor.

A través de su cuenta de Facebook, Mauricio Albuerne ha estado publicando algunas opiniones suyas al respecto del conflicto #UNAMnoPaga. Posteriormente el 16 de abril, hizo mención de las horas que la UNAM ha evitado pagarle pero que él ya trabajó frente a grupo, así como impartiendo clases en el PIA (Programa Institucional de Asesorías).

Escribió en un cartel que padece diabetes mellitus tipo 1, la cual está en buen estado de control, así como hipertensión. En su misiva, rechazó cualquier tipo de intervención o asistencia médica durante su huelga de hambre, sin embargo hace aproximadamente unas horas, presentó niveles altos de glucosa así como de tensión arterial.
.
En este momento el docene se encuentra internado en el Hospital General de Zona No. 194, con el fin de confirmar y estabilizar su estado de salud.

Cuatro preguntas para el rector de la UNAM

En los días previos, Mauricio Albuerne se dio a la tarea de escribir cuatro preguntas hacia Enrique Graue Wiechers, en las que reclama de forma sarcástica y con cierta amargura diversas dinámicas presentes en la Universidad.

Por ejemplo, en la primera pregunta, Albuerne plantea, ¿En qué momento se cerrarán las carreras relacionadas a brindar una gestión adecuada, transparente, eficaz y confiable en asuntos como los tocantes a la gestión de nóminas, como por ejemplo economía, contaduría y administración?

En la segunda pregunta cuestiona si no existe en la Legislación Universitaria un apartado para sancionar o remover de sus cargos a quienes han tenido la culpa del “error” en las nóminas de las y los profesores afectados económicamente.
Añade con un tono de burla que, en vista de que no hay sanción aparente ni muestra de intención por hacer justicia, ¿Cuando se cerrarán las facultades de Derecho y se dejará de impartir dicha licenciatura?

Pero es en la Tercera pregunta al rector de la UNAM donde Mauricio Albuerne pone el dedo sobre la llaga en el sistema antidemocrático -y casi medieval- que lleva décadas rigiendo a la Universidad. Señala en primer lugar que “En la UNAM se sigue un proceso de elección del rector, muy parecido al que se sigue en el Vaticano para elegir al Papa…”.

Se pregunta más adelante “¿Por qué si sienten tanto desprecio por los métodos democráticos de elección de autoridades (porque algo similar sucede en la elección de Directores de Facultades, Escuelas y otras instancias), no han cancelado las licenciaturas que promueven, analizan, estudian, reflexionan, debaten, etc., y en general aportan a la sociedad elementos para mejorar nuestras formas de elección de gobernantes bajo esquemas no arcaicos, entiéndase, Filosofía, Ciencias Políticas y Administración Pública, Sociología, Historia, Antropología, etc.?”.

La cuarta pregunta es más bien un aglomerado de cuestiones referentes a interpelar a la Universidad y a quienes llevan la batuta dentro de ella, desde qué opinión podrían tener los funcionarios culpables del “error” de pagos, que han decidido hacer al respecto, si conocen o poseen cualidades como la ética, la empatía y la responsabilidad.

¿Qué hay detrás de la huelga de hambre?

La huelga de hambre del profesor Mauricio Albuerne expresa la intención de generar presión y visibilidad a la situación de precariedad de los profesores de asignatura de la UNAM. Recordemos que el movimiento de profesores y ayudantes que inició contra de la precarización laboral y por derechos laborales y que destapó una política contra las y los trabajadores que se viene aplicando desde hace años.

Docentes de la UNAM en pie de lucha ¿qué hace falta para vencer?

¿Qué hacer?

Para alcanzar estas conquistas se requiere apuntalar a una política de unidad para enfrentar, no solo la precarización en la UNAM, sino el ataque conjunto al sector educativo. Fortaleciendo los espacios organizativos y de discusión, con la más amplia unidad, sobre la base de un plan de lucha que unifique nuestras demandas.

Este es el único camino hacia una universidad con un gobierno tripartito con mayoría estudiantil; es decir, que esté gobernada por los sectores que le damos vida y que conocemos de primera mano sus necesidades, para poner la educación al servicio de las grandes mayorías y no del imperialismo, los partidos del régimen y el empresariado.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias