INCENDIOS FORESTALES

[Entrevista] Wirikuta se quema: sigue sin control incendio forestal en territorio sagrado

El territorio sagrado de Wirikuta, históricamente asediado por la mega minería y proyectos extractivos sufre de uno de los peores incendios en años, activista denuncia el desinterés gubernamental ante la catástrofe.

Axomalli Villanueva

@1quiahuitl

Miércoles 24 de marzo | 17:58

El territorio sagrado de Wirikuta, que desde hace más de una décadaviene siendo asediada por proyectos extractivos y megaminería, desde hace una semana sufre uno de los peores incendios forestales de los últimos años. activistas y brigadistas denuncian la falta de interés de parte del gobierno -estatal y federal- y que han tenido que luchar contra las llamas con el mínimo de equipo y de donaciones solidarias.

Conversamos con el brigadista y licenciado en Diseño Urbano y del Paisaje, Juan Tonatiuh Velázquez Mendoza de la Universidad de San Luis Potosí que nos relató cómo ha sido el combate a las llamas y la lucha por la preservación de la riqueza biocultural de la región del altiplano potosino, pese al abandono gubernamental y las condiciones precarias que enfrentan los brigadistas.

  • ¿Cuál ha sido el origen de estos incendios?

R: La versión oficial (de las autoridades) es que la fue una fogata que se salió de control, sin embargo lo que realmente pasó es que a partir del año pasado ha habido intereses de colocar un basurero tóxico en la región de Villa de Guadalupe, desde entonces, la gente de la comunidad y los ejidos se organizaron para hacer un amparo en contra de esta empresa y pudieron parar el proceso, pero eso generó un desconcierto en ciertos grupos.

Por tanto, lo se tiene la certeza de que el incendio fue ocasionado de alguna manera para amedrentar a quienes vienen trabajando en la defensa del medio ambiente y el territorio, principalmente quienes están trabajando con las diócesis de la región.

Te puede interesar: Devastadora temporada en México: 80% del país ha registrado un incendio forestal

  • ¿Cuál es la magnitud de los daños hasta ahora?

R: Tenemos registradas 517 hectáreas hasta el día de hoy afectadas, estamos hablando de la zona sur de la sierra, entre la comunidad de El Mogote y El Astillero, el incendio se bifurcó desde su origen, que, empezó en la zona del municipio de Villa de Guadalupe y ahora paso hacia el de Catorce.

Información actualizada va rumbo al Norte, el incendio no para, ya se dividió en 5 partes rumbo a Real de la Maroma!!
Y el Astillero. Compartir #wirikutasequema

Publicado por Tonatiuh Velázquez Mendoza en Martes, 23 de marzo de 2021

  • ¿El pueblo Wixarika y otras comunidades han sido afectadas?

R: Ahora tenemos registro de tres comunidades del altiplano potosino que han sido afectadas, que incluye a la comunidad de La Zorra y Ojo de agua. Hay que recordar que el sitio de Wirikuta es un área natural estatal, declarada por el estado de San Luis Potosí, pero no tiene ningún programa o manejo a nivel federal.

El pueblo Wixarika, más conocidos como huicholes, han pedido a nivel nacional y a nivel internacional que este lugar, que es uno de sus cinco puntos más sagrados de su cosmovisión, se conserve, sin embargo no ha habido un eco de esto a nivel federal que realmente les ponga atención.

Ellos piden que esa área se convierta en Patrimonio Mundial de la Humanidad, Patrimonio Biocultural, o en dado caso en un Área Natural Protegida (ANP) de índole federal, desde hace más de 10 años vienen resistiendo contra de los proyectos extractivistas y en coordinación con los pueblos locales. Recordemos que son comunidades mestizas, algunas de descendencia Guachichil o chichimeca y algunos migrantes españoles y gente que vino a través de la minería a habitar el altiplano, pero que para los pueblos originarios de América del Norte es Wirikuta. Además, el incendio afecta a la biodiversidad esto sumado al cambio climático, es una amenaza si no existen leyes para la protección del territorio.

Relacionado: Wirikuta: la defensa de las tierras sagradas contra la mega minería

  • Según las autoridades estatales, el incendio está controlado en más del 60%, ¿es eso cierto?

R: No, el tema es que el fuego es una masa que se mueve, entonces hay partes de la sierra donde son cañadas y no se puede acceder por que son laderas, entonces podemos controlar los incendios medianamente y otra vez vuelve a levantarse, ahora hay viento en el municipio de Catorce, entonces para la noche probablemente otra vez vuelva a activarse el incendio. La gente (los brigadistas) se cansa, han estado yendo, trabajan muchas horas pero las llamas re activan, entonces así está la cosa.

Estamos esperando ahora ayuda del estado de Nuevo León, que van a mandar supuestamente un helicóptero para rociar estas partes de cañada, pues es imposible acceder con brigadistas, pues además la vegetación es de espina y cactáceas, que impiden el paso.

  • ¿Consideras que la respuesta del gobierno, ha sido la adecuada? tomando a consideración los recortes a la dependencias ambientales de los últimos meses, que brigadistas han denunciado?

R: Tenemos un problema, pues si bien sí ha habido intervención del gobierno, esta ha sido a escala muy baja, es decir, Protección Civil vino con su grupo de apoyo en lo local, pero no se han dado abasto, puesto que no hay infraestructura, ni protocolos o programas donde haya capacitación para la gente que está dentro del área de Wirikuta, para apagar incendios, para la educación y manejo ambiental, para los residuos sólidos y además, no hay un conocimiento, de hecho hay un desconocimiento sobre el tema ambiental.

Sumado a esto, hay diferentes grupos que han estado trabajando en la zona, principalmente la gente de la iglesia del municipio de El Cedral, que ha trabajado muy duro con el tema del rescate del medio ambiente, pero francamente no tenemos el apoyo suficiente en equipo o infraestructura, si no ya se hubiera podido contener este incendio.

Este incendio inició hace una semana y hoy lunes 22 de marzo no se ha podido contener, entonces si afecta, los recortes hacia dependencias como la Semarnat, Conanp, Conabio, Conafor, que son dependencias que básicamente necesitan de personal capacitado, por lo menos en las temporadas de incendios, que es en los meses de secas. Entonces podemos decir que claro que afecta.

Te puede interesar: Por recortes de personal peligran programas de manejo y conservación forestal

  • ¿Considera que empresas transnacionales y extractivistas podrían beneficiarse de los incendios forestales en el territorio de Wirikuta?

R: Por ahora, que hay un incendio no puede haber cambio de uso de suelo, menos en una ANP estatal, sin embargo este incendio fue un acto de estos grupos que por odio/coraje no han podido destruir el territorio desde hace más de 10 años. De hecho, el proyecto más grande fue a través de empresas canadienses, una de ellas GoldCorp y First Majestic Silver Corp, que son empresas que vinieron a México con el proyecto Universo y estaban con los ojos de saquear el territorio, a través de la administración de Felipe Calderón, que es cuando se dan las concesiones mineras.

Actualmente el territorio no tiene la figura de ANP federal, al contrario, de hecho es minera de reserva nacional, ósea, en cualquier momento pueden entrar los proyectos extractivistas y destruirla. Ahora encontraron litio, que es el nuevo “oro blanco” pues también el gran capital quiere controlar y dominar los territorios para extraer el material y como consiguiente despojar a las personas sin tener consultas a los pueblos o en dado caso de vender los terrenos tendrían una mínima ganancia.

El tema aquí es que si ha habido varios golpes a través de diferentes grupos que ya operan en la región, pues digamos que la región se ha convertido en tierra de nadie, pues, la brecha entre el extractivismo y el narcotráfico es muy corta, entonces también han llegado estos grupos a penetrar dentro de las comunidades que son de producción caprina o agrícola de baja escala y ahora vemos como se ha metido la narcocultura dentro del territorio y ha hecho mucho daño.

Por tanto podemos decir que tenemos dos capas que se juntan: la mega minería que está relacionada con el narcotráfico. Wirikuta se encuentra en una zona estratégica entre las carreteras a Zacatecas, a Monterrey, el Golfo, el occidente de México hacia San Luis Potosí y hacia la Ciudad de México, y desde años ha habido estos incidentes.

Relacionado: ¿Quiénes quieren acabar con Wirikuta?

Ahora otro problema al que nos enfrentamos es el saqueo de las plantas y cactáceas por el turismo de psicodélicos, pues también hay gente relacionada a la sintetización de mescalina y para esto se requieren grandes cantidades de la planta conocida como Peyote, que además es una planta sagrada para los pueblos wikarika.

Pero esto va más allá para el pueblo wixarica, pues no solo son las plantas, sino todo el ecosistema que lo consideran como su "axis mundi", o el eje de su mundo, que incluye la gran cantidad de fauna que existe en la zona, como el águila real, puma, zorra, coyotes, perrito de las praderas, armadillo y un N número de fauna que está siendo amenazada, como el águila de cola roja, el quebrantahuesos o cara cara, que son aves de presa, entre muchos más.

Quiero aclarar que las actividades de conservación de la tierra sagrada de Wirikuta también han sido llevadas en gran parte por pueblos originarios de la zona, puesto que el pueblo wikarika ha sido desplazado hacia estados cómo Jalisco y Nayarit, pues tuvieron que refugiarse del colonialismo, pues era una cuestión de vida o muerte.

Sin embargo el pueblo altiplanense está formado por descendientes de chichimecas, guachichiles y gente de origen mestizo y europeo, que son las dos caras de la moneda pues también defienden el territorio del avance del extractivismo y que es urgente que sean escuchados, sin embargo el presidente de la república no lo ha mencionado en ninguna de sus conferencias que hace diariamente y no ha oído el reclamo de los pueblos originarios, de proteja Wirikura como ANP federal, sin embargo no ha habido el interés.

Muchas gracias por su entrevista.

Desde Izquierda Diario nos solidarizamos con la lucha del pueblo wixarica y los originarios del altiplano potosino en contra de la mega minería y el saqueo de los recursos naturales. Además nos sumamos a la exigencia de justicia por todos los activistas que han sido asesinados en estos 10 años de resistencia, como los indígenas Miguel Vázquez, Margarito Díaz González y la ambientalista Paulina Gómez.

Te puede interesar: Asesinatos de ambientalistas en México: entre la impunidad y el olvido






Temas relacionados

pueblos originarios   /   Wirikuta   /   Despojo   /   Ecología y ambiente

Comentarios

DEJAR COMENTARIO