×
×
Red Internacional

#UNAMNoPaga. Es momento de luchar por una UNAM sin precarización laboral docente

Frente a la continuidad de la precarización docente así, como ante la represión, es importante conquistar un espacio de discusión amplio independiente a los partidos políticos, al gobierno y a las autoridades que imponer todas nuestras demandas.

Jueves 3 de marzo | 23:19

La precarización docente que se hizo visible a raíz del movimiento #UNAMNoPaga continúa sin que las demandas se hayan resuelto. Dicha precarización viene de la mano del ataque generalizado a los diversos sectores de la educación pública, y en el caso de la UNAM en complicidad con los oídos sordos y la ubicación pro patronal del APPAUNAM.

Frente a esto, compañeras y compañeros, tanto docentes como estudiantes, convergemos en la Asamblea Interuniversitaria (AI), un espacio de discusión y organización donde compartimos la necesidad de la organización contra la precarización docente, la denuncia a la antidemocracia en la universidad, así como la necesidad de la unidad de la comunidad universitaria para enfrentar estas realidades.

Quienes impulsamos la agrupación sindical Desde las Bases y la Agrupación Juvenil Anticapitalista e intervenimos de este espacio, consideramos que la AI tiene importantes retos, empezando por la necesidad de profundizar la desconfianza en el régimen universitario y en el gobierno de la 4T y en las medidas legales que estos actores imponen como únicas vías legítimas para hacer escuchar las demandas de la comunidad, pues únicamente la fuerza de estudiantes, docentes y trabajadores, organizados de manera democrática y a través de la movilización, será capaz de imponer nuestras demandas a las autoridades.

Consideramos que esto es fundamental para poder enfrentar la antidemocracia que impera en la UNAM, así como la exorbitante desigualdad en los salarios de profesores de asignatura en contraste con los de los funcionarios y la represión que sufren quienes nos organizamos contra estas medidas. Estas cuestiones no son menores para la construcción de la ruta y las tácticas que habrá que organizar para lograr ser cientos y miles organizados y organizadas, sumando a nuestras compañeras y compañeros a la lucha por una universidad al servicio de las grandes mayorías, controlada por su comunidad y no por una casta parasitaria.

Contra la precarización laboral, unidad de los trabajadores

La situación de precariedad laboral según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) en el 2019, es de 41,542 docentes de la UNAM y ayudantes. Por su parte, el portal de la Plataforma en Transparencia y Rendición de Cuentas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en la parte de la Subsecretaría de Educación Superior existen 664,894 profesores de asignatura que viven las mismas condiciones en las 35 universidades que se contabilizaron para el 2020. Es decir que la precariedad es algo generalizado en el sector.

Es por eso que no es extraño que, por ejemplo, la UACM se haya movilizado en abril del 2019 exigiendo la basificación, demanda en común con docentes de la UNAM. Otro ejemplo de esta realidad son los despidos injustificados en las Universidades del Bienestar Benito Juárez (UBBJ) en febrero del 2020 por participar en el paro contra la precarización laboral y educativa, además de las malas condiciones para la educación que encontramos en Institutos como el Rosario Castellanos.

Todos estos son proyectos impulsados por el Morena, ahora gobierno, el cual en su retórica aboga por la universalización de la educación pública y gratuita, pero sin el aumento al presupuesto de la educación, que este año se redujo al 3.1%. Así, no parece una política que pretenda llevar al final, pues la construcción de más universidades y extensión de la matrícula, va en detrimento de las condiciones laborales y de estudio.

Pero sobre todo permite ver que la 4T no busca asegurar estas condiciones dignas ni para sus propios proyectos, al igual que las autoridades universitarias con altísimos salarios, menos aún lo harán los partidos de la oposición derechista que históricamente han golpeado a la educación.

Abajo la represión a los que luchan

Desde que comenzó el movimiento #UNAMNoPaga se han vivido diversas represalias hacia los docentes organizados, en la FES Acatlán se vivieron 14 despidos de los docentes que hasta ahora siguen sin ser reinstalados.

Otro ejemplo es la represión al proyecto de Ciencias TV en TV UNAM, una plataforma, que, durante el movimiento, estuvo al servicio de darle difusión y cobertura al mismo. Ante estos profesores se han levantado actas en el jurídico de la Facultad de Ciencias Estos profesores han sufrido persecución política comandada por autoridades en contubernio con algunas profesoras, de la mano de hostigamiento por el hecho de presentar una visión crítica desde el proyecto y exigiendo sus derechos laborales dentro del movimiento.

Además de repudiar la represión nosotros opinamos que no hay manera de construir un espacio de organización como lo es hoy la Asamblea Interuniversitaria si no es con el claro acuerdo de que nada se tiene que no se puede confiar en la buena voluntad de las autoridades.

Necesitamos una estrategia para vencer

Es necesario que conquistemos la unidad para luchar por nuestros derechos como estudiantes, profesores y trabajadores, confiando solamente en nuestras propias fuerzas e invitando a nuestras compañeras y compañeros de la comunidad a construir un espacio que el día de mañana sea no sólo quien ponga sobre la mesa las soluciones para los procesos venideros, sino para cuestionar profundamente el ataque generalizado a la educación que responde a los intereses de los grandes millonarios, a sus partidos y sus gobiernos.

Impulsar movilizaciones pequeñas que entreguen documentos a las autoridades es impotente, lo que hay que apostarnos a hacer es a emplear todos nuestros esfuerzos, energías en fortalecer la organización docente-estudiantil-trabajadora independiente a todos estos sectores del régimen político y universitario con actividades e iniciativas con base en una política clara de denuncia a los mismos.

Hoy es el momento de terminar con la precarización, luchar contra la exclusión educativa, contra la elitización, la clave es ligarse a más sectores que hoy no están organizados saloneando, pegando carteles en la universidad, volanteando, es decir, haciendo difusión para dar a conocer la organización. Logrando que más sectores de la comunidad estudiantil participen de las discusiones evitando partir de cero en los futuros procesos de lucha que se vivan.

Por ello, es importante que la Asamblea Interuniversitaria apunte a construir instancias de organización democráticas por escuela apuntando a construir un movimiento permanente y combativo, para conquistar una universidad democrática y con derechos laborales, a sabiendas de que la lucha es en la UNAM, pero también es en el sector educativo y de que es la misma lucha que están dando otros sectores de la clase trabajadora.

Te puede interesar: Asamblea Interuniversitaria UNAM: Pronunciamiento por el regreso a clases




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias