Internacional

Estado español

Estudiantes ocupan el rectorado de la Universidad de Barcelona

Esta mañana, un grupo de estudiantes se encerraron dentro del edificio histórico para exigir una vez más que los diferentes rectores de las universidades catalanas firmen el Compromiso contra la Crisis Educativa.

Martes 20 de abril | 15:02

La Coordinadora Interuniversitaria de Asambleas (CAI) presentó la semana pasada la campaña del Compromiso (o “Compromis” en catalán) en la que el corte de la importante Avenida Diagonal de Barcelona fue la primera acción para hacer presión a los rectores, después de la primera reunión de negociaciones. La campaña de Compromiso contra la Crisis Educativa, es fruto de asambleas que se han mantenido activas durante este año, se plantea como una campaña a largo plazo con objetivos y demandas dirigidas a los rectores de las universidades. Algunas asambleas de facultad durante las últimas semanas se han adherido y apoyado. Hoy, estudiantes de las diferentes facultades de las Universidades del área metropolitana se han cerrado dentro del edificio histórico y ocupando así el rectorado para presionar aún más los rectores.

El Compromiso exige puntos tales como la remuneración obligatoria de las prácticas y la equiparación de precios de grado y másteres, al tiempo que también pide el apoyo a las luchas para defender la Universidad Pública. Además, reclama un plan de lucha por la lengua catalán en las aulas y nuevos protocolos feministas efectivos, así como la revisión de los planes docentes para poner fin a la invisibilización de las mujeres en la formación académica.

Esta campaña está apoyada por la mayoría de asambleas activas de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Girona.

La ocupación se presenta de forma indefinida hasta que se firme el Compromiso por parte de la ACUP (Asociación Catalana de Universidades Públicas).

Si bien las demandas planteadas en el Compromiso resultan progresivas, dejan fuera gran parte de las problemáticas de la universidad que se han profundizado durante la crisis de covid-19.

Como representantes de la casta universitaria, los rectores han encargado de descargar sobre los alumnos la crisis educativa, la responsabilidad de la gestión del gobierno de la Generalitat (Gobierno de Cataluña) que se negó a aumentar el profesorado y habilitar espacios para garantizar la presencialidad; un gobierno que no piensa devolver las matrículas y que obligó a hacer exámenes presenciales en pleno rebrote.

Esta acción reivindicativa se ha repetido en la Universitat de Girona (UdG), donde los estudiantes han ocupado el rectorado, han colgado pancartas y han organizado una serie de debates en el patio. Como sus compañeros de Barcelona, aseguran que no se marcharán hasta que el rector atienda sus peticiones.

Las protestas se producen una semana después de que el movimiento estudiantil cortase la avenida Diagonal de Barcelona, a la altura del campus de la UB, para exigir a los rectores el cumplimiento del ’Compromís’.






Temas relacionados

Universitat de Barcelona   /   Universidad de Barcelona   /   Estado español   /   Cataluña   /   Barcelona   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO